Dom. Jun 26th, 2022

A causa de una enfermedad que no pudo superar, el padre José Manuel Loeches falleció este miércoles a los 64 años. Conocido como vecino de la ciudad por su afición a la fotografía, lo que le hacía aparecer en todos los grandes eventos de Alcalá de Henares.

Acompañado de sus inseparables amigos Benito y Ángel, y siempre con cámara en mano, fue el fotógrafo de la eterna sonrisa. Y es que Don José Manuel tenía una disposición especial para sonreír y hacer sonreír a los demás.

La fotografía no sería su oficio, aunque tuviera muchas condiciones para hacerlo. Nacido en Alcalá de Henares de padre Alcalá, empezó a trabajar en la farmacia Las Nieves, continuando luego en otro negocio del mismo ramo. El cierre de este segundo negocio le hizo decidir emprender y, primero, con una papelería y, luego, con el bar Los Faroles, completó su vida laboral.

Padre de dos hijos y abuelo de tres nietos, estos últimos fueron su principal ocupación, junto a su querida ‘cámara’, como le gustaba decir. Gran deportista y eterno karateka del gimnasio Olympia, fue también uno de los primeros cofrades de la Cofradía de la Gloria de la Virgen del Carmen o de la Cofradía Penitencial de la Soledad Coronada.

Alcalaíno por los cuatro costados, Don José Manuel Loeches será enterrado este viernes 1 de abril a las 11:00 horas, en el cementerio municipal donde descansan los restos de su padre. Previamente, a las 10:00 horas habrá una misa en la capilla del Tanatorio del Cementerio Jardín.