Dom. Jul 3rd, 2022

El Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid inauguró esta mañana la exposición temporal Tempus Romae. Un encuentro de caminos que, en clave educativa y pedagógica, narran por primera vez el cambio que supuso la llegada de los romanos a las tierras de Tappeto en el centro de la Península Ibérica.

se puede visitar con entrada gratuita, hasta el 8 de enero de 2023, en su sede de Alcalá de Henares, sita en la Plaza de las Bernardas.

el director del Museo Arqueológico Regional, Enrique Baquedano; las comisarias Carmen Fernández-Ochoa y Mar Zarzalejos; el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez, y la consejera de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz, fueron los encargados de presentar la exposición que, a través de seis bloques diferentes, salva la memoria y el románico origen de Madrid y lo sitúa como «un lugar de encuentro fundamental de los caminos del tiempo», según han destacado.

La exposición reúne casi 700 piezas escogidas entre miles de materiales y cientos de archivos y es el resultado del trabajo y la investigación de un equipo de profesionales que durante casi ocho siglos ha estado revisando, documentando y actualizando lo ocurrido en la zona.

contextualización

Cada uno de los seis módulos que componen la exposición va acompañado, además, de información ilustrativa, vídeos y textos que contextualizan las piezas expuestas, y de las conclusiones del congreso celebrado en el Museo en 2015, titulado ‘Vides monumentala veterum. Madrid y su entorno en la época romana’.

“Hay dos grandes aciertos en el planteamiento que han propuesto los ediles. Por un lado, ver Madrid sobre todo como un lugar de encuentro de calles, porque eso lo convierte en algo excepcional. No encontraremos grandes ciudades, salvo Complutum, pero tenemos una enorme importancia como cruce de caminos en el territorio de la antigua Hispania”, explicó Baquedano.

“Por otro lado, la muestra fue concebida como una lección de Historia y Arqueología”, profundizó.

Por su parte, la catedrática de la Universidad Autónoma de Madrid y comisaria de la exposición, Carmen Fernández-Ochoa, destacó el «carácter didáctico, lúdico y accesible» del recorrido para aquellos que no estén muy familiarizados con la arqueología.

“Queríamos plasmar el enorme cambio social, económico y cultural producido bajo el dominio romano en tierras de Madrid a través de la cultura material, que nos dice todo lo que no está en los textos escritos que, por otra parte, no estaba en esta etapa, «detallado.

Por su parte, el edil complutense destacó la identificación que “todos sentimos con los romanos” y todos los avances que han aportado a la región, como el agua potable, el protagonismo de la mujer o los enterramientos fuera de la ciudad, para destacar más la importancia del ‘Tiempo Romae’. “Somos más romanos que otra cosa”, subrayó.

Rodríguez también dio importancia a la memoria del pasado como proyección hacia el futuro. “Una parte sustancial del futuro de Alcalá pasa por la recuperación de nuestro pasado romano”, ha trasladado.

La ministra de Cultura cerró el turno de intervenciones haciendo referencia al gran impacto que había tenido el proceso de romanización del centro peninsular, a los cambios que experimentaron las poblaciones de Carpeta en el momento de su contacto con la cultura romana.

“La exposición aborda una etapa fascinante de nuestra historia en la que Madrid, como centro de la Península, se vio inmersa en una transformación sin precedentes, de la que aún conservamos numerosos restos arqueológicos que tenemos el deber de conservar y divulgar”, ha dicho. .asegurado.

38 depósitos

Él Las más de 660 piezas que componen la muestra, en su mayoría inéditas, provienen de 38 sitios. Así, junto a los restos encontrados en los yacimientos de Carabanchel y Villa de Villaverde, en Madrid, hay piezas procedentes de Valdetorres de Jarama y de la propia ciudad de Complutum, en Alcalá de Henares.

Otros descubrimientos más recientes Contribuyeron a completar el conocimiento del mundo romano en el centro de la península, con necrópolis como La Magdalena (Alcalá), espacios productivos como Berrocales (Madrid) o Camino de Baracalde (Torrejón de Ardoz).

Temporalmente, el recorrido parte de las primeras fundaciones romanas, como la de la primitiva Complutum en el Cerro del Viso (Villalbilla).

Enseña la cultura material de los pueblos carpetanos que habitaron la comarca antes del contacto con los romanos, en el año 195 aC, y la forma en que se llevó a cabo la conquista, tanto por la guerra como por el pacto.

Al mismo tiempo, se explica con detalle la estructura viaria del centro peninsular creada por los romanos, que permitió trazar las comunicaciones con las principales ciudades romanas de la zona (Segovia, Ávila, Caesarobriga, Toletum, Segobriga, Caesaraugusta), así como diferentes aspectos de la vida urbana en Complutum y otras localidades más pequeñas como Titulcia, Mantua o Miaccum, o la explotación de los recursos naturales.

La exposición finaliza con las ocultaciones tardorromanas del Camino de Santa Juana (Cubas de la Sagra) o La Recomba (Leganés), que anuncian un nuevo tiempo.

Allí se revisan diferentes aspectos de la vida cotidiana, desde la vestimenta hasta el espacio que ocupan los edificios públicos, recreativos y comunitarios.

Además, aquellos en torno a los cuales se organizaba la actividad cotidiana de las poblaciones y los elementos que explican y ejemplifican los síntomas de cambio y descomposición de las estructuras clásicas anteriores a partir de mediados del siglo V d.C.

Tal y como explicó Fernández-Ochoa, con ‘Tempus Romae’ la Comunidad de Madrid intenta mantener vivo su pasado y sus orígenes. «Es una exposición de la memoria, en el sentido en que la concebía Cesare Pavese, que decía que todas las personas que olvidan sus orígenes se extinguen. Esto no va a pasar con el Real Madrid”, dijo.