Lun. May 20th, 2024

Asela Sanz, la mujer que trajo el Premio Cervantes a Alcalá de Henares

  • “Me enteré por el periódico. Vi que habían creado un premio que llevaría el nombre de Cervantes y que aspiraba a ser el Nobel de literatura española”, recuerda Sanz a sus 88 años.

Cuando el Ministerio de Información y Turismo, dirigido por León Herrera, anunció el premio en septiembre de 1975 no se sabía dónde se entregaría, pero unos días después el primer teniente de alcalde y concejal de Cultura del Ayuntamiento de Alcalá de Henares , Asela Sanz, empezó a trabajar para que su ciudad fuera la elegida, una vez que el alcalde, Fernando Sancho, le dio vía libre para intentar que así fuera.

“Me enteré por el periódico. Vi que habían creado un premio que llevaría el nombre de Cervantes y que aspiraba a ser el Nobel de literatura española”, recuerda Sanz a sus 88 años.

“Hablé con todos los miembros del jurado que pude porque pensé que el Paraninfo del Colegio Mayor de San Ildefonso, donde aún no había llegado el rectorado porque no existía la Universidad de Alcalá, sería el lugar ideal”, él continúa .


Busco sede para entregar el Cervantes

El concejal se puso a trabajar en algo que en su momento parecía difícil de conseguir y cuenta cómo una de sus primeras acciones fue enviar la felicitación oficial del Ayuntamiento al primer ganador del Premio Cervantes, Jorge Guillén.

Entonces una coincidencia comenzó a facilitar los preparativos, cuando acompañaba a la Schola Cantorum de Alcalá a un concurso que los llevó a Roma, donde fueron recibidos por el embajador de España, Carlos Robles Piquer, hasta unos meses antes que el Ministro de Educación y con el que Sanz había discutido la independencia de la futura Universidad de Alcalá de la Universidad Complutense de Madrid, que entonces gestionaba el campus de la ciudad.

“Cuando regresamos de la competencia, el embajador nos invitó a tomar una copa. Mientras lo esperábamos, una persona me dijo que el director general de Cultura Popular, Miguel Cruz Hernández, quería hablar conmigo”, recuerda. Sanz aceptó sin dudarlo y allí recibió la primera comunicación oficial de que el Premio Cervantes sería concedido a Alcalá de Henares.

El jurado decidió el premio el 1 de diciembre de 1976, siendo Cruz como presidente. Fue él quien mantuvo correspondencia con Guillén para encontrar fecha y lugar.

Según estas cartas, el escritor propuso el pasado 21 de diciembre que, «siendo profesores, también sería muy natural que el acto tuviera lugar en una Universidad, por ejemplo la Complutense, también vinculada y sobre todo al gran alcalàino». Algo así, de carácter intelectual, universitario”.

Un mes después, Cruz ya le había informado el día y lugar de entrega al eminente escritor. Guillén respondió el 23 de enero: “La entrega del Premio no podía tener lugar en mejor lugar que en Alcalá de Henares, en el edificio de la antigua Universidad, y ese día: 23 de abril. ¡Premio Cervantes!».


La primera ceremonia de entrega

Pero no todo está hecho. Aún quedaba por organizar la entrega de un premio que cada día que pasaba demostraba expectativas cada vez mayores.

“Cuando Cruz me recibió en su despacho me dijo que no estaba de acuerdo, que era un coñazo y que en Madrid todo sería más sencillo”, recuerda el ex primer teniente de alcalde de España de la tercera familia.

Sanz respondió con la máxima firmeza que no tenía que preocuparse de nada, que el Ayuntamiento preparará todo lo necesario y seguirá las directrices del Ministerio. “Cuando le dije que sería en el Auditorio me respondió que tenía que estar lleno de gente, que no sería tan fácil, pero ya tengo arreglos para invitar a todos los presidentes de las asociaciones culturales de la ciudad”, él subraya.

Los Reyes de España no asistieron a la primera entrega del primer Premio Cervantes, el 23 de abril de 1977, pero ya estaban presentes los maceros de Alcalá y la Schola Cantorum interpretando el «Gaudeamus igitur».



Asela Sanz, a los 88 años, recuerda cómo se enteró de la creación del Premio Cervantes y cómo trabajó para que Alcalá de Henares fuera la sede de la entrega. Tras enviar la felicitación oficial al primer ganador, Jorge Guillén, se facilitaron los preparativos y finalmente se acordó que la entrega sería el 23 de abril de 1977 en el Auditorio de la ciudad. A pesar de las dificultades, la ceremonia fue un éxito, aunque los Reyes de España no asistieron. Resumir é a ação de condensar um texto, um discurso ou uma ideia de forma sucinta, destacando os pontos mais relevantes e eliminando informações desnecessárias. É uma habilidade importante para compreender e transmitir informações de maneira mais eficiente e objetiva.

Aquí va la fuente original para saber más.

Por Juan Manuel González López

Juan Manuel González López, nacido en Alcalá de Henares, es un periodista español especializado en información deportiva. Ha trabajado para varios medios de comunicación en España, como El País, Marca y AS. González López comenzó su carrera profesional en el departamento de deportes del diario El País, donde trabajó durante cuatro años. A continuación se incorporó a la plantilla del diario deportivo Marca como reportero. Tras dos años en Marca, se trasladó a AS, otro diario deportivo y amplió su registro periodístico.