Mié. May 29th, 2024

La incertidumbre ha rodeado desde hace décadas al lugar de nacimiento de Miguel de Cervantes Saavedra, sobre todo porque el reconocimiento era una marca que honorificaba al municipio que pudiera demostrarlo. Por eso, el debate reabierto ahora tras la intervención del investigador José de Contreras y Saro en el Ateneo de Sevilla al asegurar que Cervantes era natural de Córdoba rápidamente se ha convertido en objeto enfrentamiento intelectual. Y la polémica no es nueva, ni tampoco el documento que se catalogó en 2016 en los fondos de la Universidad de Sevilla y que había permanecido olvidado desde que fuera descubierto en 1914 por el académico Adolfo Rodríguez Jurado. Sin embargo, como entonces, las reacciones valorando y cuestionando la noticia no han tardado en llegar, aunque también las valoraciones de lo que puede suponer para Córdoba ser la cuna de Cervantes en una ciudad que ha permanecido demasiado ajena, como reconocen historiadores e investigadores, a una figura que, y eso sí está constatado, tiene sus raíces familiares en Córdoba. Curiosamente, el mismo año en el que Rodríguez Jurado dio a conocer el documento que unía el nacimiento de Cervantes a Córdoba, un reconocido cervantista, académico de la Real Academia Española y director de la Biblioteca Nacional, Francisco Rodríguez Marín, resultó premiado en los Juegos Florales celebrados en Córdoba a finales de mayo de 1914. Tanto el ‘Diario de Córdoba’ como el ‘El Defensor de Córdoba’ informaron en sus ediciones del 1 de junio de 1914 del premio concedido a Rodríguez Marín. Incluso, el ‘Diario de Córdoba’ publicó una síntesis entre el 6 y el 10 de junio. 

El texto íntegro, que fue publicado en Madrid, remarcaba el lugar principal de Córdoba en la biografía cervantina: «Quede Alcalá de Henares, como es de justicia, en quieta y pacífica posesión de su legítimo título de madre del escritor incomparable que llena el mundo con su gloriosa fama; pero sépase desde hoy que si el gran Cervantes fue castellano y alcalaíno por el hecho fortuito y momentáneo del nacer, por toda su ascendencia paterna no fue sino andaluza y cordobesa la sangre que regó aquel nobilísimo corazón y dio robusta vida e ideas luminosas a aquel portentoso cerebro…». En esta publicación, Rodríguez Marín hablaba del debate abierto, como ha sucedido ahora, al publicarse el discurso de Adolfo Rodríguez Jurado en el que daba a conocer el pleito en el que Miguel de Cervantes declaraba dos veces como testigo y decía ser natural de Córdoba. Precisamente, reconocía lo habitual que era el apellido Cervantes en Córdoba, aunque los «historiógrafos y eruditos de Córdoba no pensasen en relacionarlo con el autor del ‘Quijote’».

Así, Rodríguez Marín remarcará que la «primera sospecha» de que Cervantes fuera oriundo de Córdoba no puede remontarse más allá del año 1899, cuando el propio Rodríguez Marín lo sugirió en un texto publicado en ‘El Noticiero Sevillano’ en octubre de 1899, ahondando después en unas pruebas de Juan de Cárdenas, que era de Córdoba, en las que, el 9 de octubre de 1555, Juan de Cervantes decía que era vecino de Córdoba y de la colación de Santo Domingo. Incluso, Ramírez de Arellano, en 1904, localizó en el Archivo de Protocolos de Córdoba una escritura firmada por el «licenciado Cervantes» en 1511. 

Los orígenes de la familia Cervantes se pueden vincular, al menos, con los bisabuelos del escritor, Rodrigo de Cervantes y Catalina de Córdoba, vecinos de las ciudad, siendo su hijo, Juan de Cervantes, abuelo paterno del autor de ‘El Quijote’, nacido en Córdoba, mientras que su abuela, Leonor de Torreblanca, era natural de Baena. Y no hay que olvidar que el licenciado Juan de Cervantes fue alcalde de Baena, Cabra e Iznájar. Rodríguez Marín seguiría ahondando en los orígenes cordobeses de Cervantes hasta que, tres meses antes del trabajo premiado en los Juegos Florales de Córdoba de 1914, el cervantista Adolfo Rodríguez Jurado dio a conocer el ahora recuperado documento del proceso contra Tomás Gutiérrez. Rodríguez Jurado recogerá esa declaración de Cervantes en la que indicó ser «vesino de la villa de madrid y natural de la ciudad de cordova». 

Partida de bautismo de Miguel de Cervantes. / CÓRDOBA

El olvido

[–>

Alejados del debate histórico, lo cierto es que Córdoba, como reconocen historiadores e investigadores en su obra, tiene una deuda con el autor de ‘El Quijote’ por la enorme vinculación con la ciudad y con la provincia, no solo por su ascendencia o posible nascencia, sino también por los años en los que residió en la ciudad siendo niño o después en la edad adulta. El profesor Diego Martínez Torrón, que publicó en 2020 una edición de ‘El Quijote’, advierte de que cada «poco tiempo» surgen debates sobre el nacimiento de Cervantes. De lo que no tiene duda es de la «clara» vinculación de la familia del escritor con Córdoba. «Creo que deben destacarse los textos sobre el tema que escribió ese gran cervantista que fue Francisco Rodríguez Marín, tan injustamente atacado luego por filólogos de rango muy inferior, y cuyo valor no me canso de defender. Rodríguez Marín ha documentado muy bien la relación de Cervantes con nuestra ciudad, y también con Sevilla», explica. Martínez Torrón resalta el «olvido» de Córdoba con Cervantes. «Me parece que haría falta seguir la pista de la genealogía, documentos y trayectoria vital completa del presumible Miguel de Cervantes cordobés, teniendo en cuenta que era un apellido no tan raro en la época. Es todo un problema de documentación y de archivo. Y luego de demostrar y fundamentar las teorías al respecto», señala. 

[–>

Avenida de Cervantes en Córdoba. / A. J. GONZÁLEZ

El profesor y autor de la novela histórica ‘El hidalgo don Rodrigo de Cervantes’ (Dauro, 2024), Francisco del Valle, considera que la ciudad «no ha sabido reconocer su relación con Cervantes». «Se ha olvidado en Córdoba la figura de Cervantes», indica. Quizás, reabierto el debate, sea el momento de que Córdoba vuelva su mirada hacia el creador de la novela moderna. 

Regístrate para continuar leyendo

La incertidumbre sobre el lugar de nacimiento de Miguel de Cervantes ha sido motivo de debate durante décadas. Recientemente, el investigador José de Contreras y Saro afirmó en el Ateneo de Sevilla que Cervantes era natural de Córdoba, lo que ha generado polémica. Documentos descubiertos en 1914 y catalogados en 2016 en la Universidad de Sevilla respaldan esta teoría. La familia de Cervantes tiene raíces en Córdoba, lo que refuerza la hipótesis. Historiadores como Francisco Rodríguez Marín han destacado la importancia de la ciudad en la vida del autor de ‘El Quijote’. Sin embargo, Córdoba parece haber olvidado su vínculo con Cervantes, según expertos como Diego Martínez Torrón y Francisco del Valle. Es necesario seguir investigando y documentando la relación entre Cervantes y la ciudad. Resumir é a ação de sintetizar as informações principais de um texto, discurso, filme, entre outros, de forma concisa e objetiva, mantendo o sentido original e omitindo detalhes menos relevantes. É uma habilidade importante para compreender e comunicar de forma eficiente o conteúdo de um material extenso.

Aquí va la fuente original para saber más.

Por Juan Manuel González López

Juan Manuel González López, nacido en Alcalá de Henares, es un periodista español especializado en información deportiva. Ha trabajado para varios medios de comunicación en España, como El País, Marca y AS. González López comenzó su carrera profesional en el departamento de deportes del diario El País, donde trabajó durante cuatro años. A continuación se incorporó a la plantilla del diario deportivo Marca como reportero. Tras dos años en Marca, se trasladó a AS, otro diario deportivo y amplió su registro periodístico.