Sáb. Dic 10th, 2022

El Restaurante Immaginario, Plademunt elabora, un año más, el famoso palo de San Isidro y lo ofrece a los clientes tanto dentro como fuera para recogerlo en el local. Puedes disfrutar de este manjar panadero y artesano por tan solo 4 euros.

El 15 de mayo se celebra San Isidro, al que Alcalá de Henares rinde homenaje desde hace casi cuatro siglos con la Ermita que lleva su nombre y las Fiestas de su barrio. Es también un referente en nuestra comarca y en el que el mundo de la panarra se ha hecho un hueco.

Así como Sant Jordi ya tiene su pan en Cataluña, la Comunidad de Madrid eleva un pan de rico a paraíso del paladar. Una elaboración inolvidable que ha venido para quedarse.

Es una iniciativa de ocho panaderías pioneras del pan artesanal en la región y que poco a poco se va extendiendo a las muchas panaderías que han apostado en el siglo XXI por hacer pan de verdad, pan por encima del interés, la economía y la sobreproducción.

¿Qué es el club San Isidro?

Sencillamente, es un pan retorcido en un extremo para simular una azada, como el que trae San Isidro Labrador. Una barra larga y contundente de harina de trigo, cubierta con salvado y con higos macerados en vino y anís de Madrid y sésamo.

La forma se asemeja a la forma de la azada del santo y hace que sea fácil de llevar a los días de campo para compartir con amigos y familiares. La portada recuerda a la artesanía de San Isidro Labrador.

Los ingredientes que enriquecen la masa, higos y sésamo, nos hacen comprender la riqueza y el pasado mozárabe del Santo.

Una solución más para enriquecer nuestra cultura, costumbres, tradiciones y gastronomía. Una forma ideal de promover el conocimiento y crear sinergias entre diferentes aspectos y movimientos culturales.

Ingredientes Garrota San Isidro

  • 1k de harina para hornear
  • Vino de anís dulce de Madrid y malvarrosa.
  • Higos secos
  • sésamo tostado
  • 700 gr de agua aprox.
  • 80 g de masa madre o 4 g de levadura seca
  • 20 g de sal

Procesos

El día anterior partimos los higos y los bañamos con aní de Madrid y vino. Los guardamos en el frigorífico.

Mezclar los ingredientes para el pan y amasar hasta que la masa esté suave y elástica. Al final de la mezcla, añadir los higos escurridos y el sésamo.

Dejar leudar en su conjunto el tiempo necesario dependiendo de la temperatura y sin dejar que termine de doblarse. Es preferible que permanezca por debajo de la fermentación para tener un buen desarrollo de la masa y la miga.

Divida la masa y forme las barras colocándolas sobre un mantel enharinado y con el salvado. Déjalas fermentar y luego cocínalas a 250ºC con humedad los primeros cinco minutos y luego 20-25 minutos a 210ºC. Las dejamos enfriar sobre una rejilla y las tenemos listas para un día especial.

Reserve su pedido ahora