Dom. Jun 26th, 2022

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, ha participado hoy en el acto de Herencia de Elio Antonio de Nebrija en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes, junto al director de esta institución, Luis García Montero, el alcalde de Lebrija, José Benito Barroso, el Académico de la Real Academia de España, Juan Gil Fernández, y la Vicerrectora de Políticas de Responsabilidad Social y Extensión Universitaria de la Universidad de Alcalá, María Jesús Such.

El alcalde de la Complutense afirmó que «reivindicamos la figura de Antonio de Nebrija. En Alcalá de Henares hemos recogido un terreno próximo a la Universidad, donde pueden descansar los restos de Nebrija. Es un legado que quedará para la eternidad. Es una persona nacida en Andalucía, que ha visto y experimentado los diferentes acentos de una lengua enriquecida por diferentes diferencias y acentos.«.

«Aquí están instituciones como la Universidad de Alcalá, el Instituto Cervantes y los Ayuntamientos de Lebrija y Alcalá, que están comprometidas con una gran misión: mantener viva una lengua que está viva, que tiene mucho futuro y que sirve para unirnos. .”, dijo Rodríguez Palacios.

Fueron testigos la directora general del libro y fomento de la lectura, María José Gálvez, en representación del Ministerio de Cultura, y el presidente de la comisión interadministrativa del V centenario de la muerte de Elio Antonio de Nebrija, José Muñiz Fernández. También participó la tercera teniente de alcalde y concejala de cultura del municipio de Alcalá de Henares, María Aranguren.

La Caja de las Letras se abrió para recibir un legado en memoria del autor de la primera gramática de la lengua castellana, publicada en 1492, que se guardaba en el cofre número 1708 de la antigua cripta del Instituto.

Elio Antonio de Nebrija nació en Lebrija en 1444 y murió en Alcalá de Henares en 1522. Es autor de la primera gramática castellana, publicada en 1492, y en 1502 participó como latinista en la traducción de la futura Biblia Políglota Complutense , promovida por el cardenal Cisneros en Alcalá de Henares.