Sáb. Jun 22nd, 2024

Con el fin de la Segunda Guerra Mundial, Europa necesitaba no sólo reconstruirse a nivel urbano, sino también reconstruirse a sí misma. dar a sus habitantes aliento y horizontes de esperanza. Con el objetivo de crear conexiones y fomentar buenas relaciones entre ciudades separadas por miles de kilómetros, comenzaron a hacerlo Nacen hermanamientos que aumentan el sentimiento de hermandad en todo el continente.

Más allá de la capital, que ha llegado a tener hermanamientos con ciudades como Sarajevo, Lisboa o Burdeos y también con países no europeos como La Habana (Cuba), Rabat (Marruecos) o Nuakchot (Mauritania), algunos municipios de la región también han establecido vínculos con otras ciudades, como es el caso de El Álamo y Aveizieux, localidad francesa cercana a Lyon, Brunete y Barsau, en Rumanía, o Galapagar y Ovruch, en Ucrania.

Actualmente En la Comunidad de Madrid hay 37 de estas alianzas. Y aunque a priori pueda parecer que carecen de fundamento, todos quedan sellados tras comprobar que comparten características similares u objetivos comunes.

Es el caso de Collado Villalba y Bègles, en Francia. Están juntos desde 1991, pero su relación se ha consolidado en los últimos años. gracias a un programa de intercambio juvenil entre las dos ciudades. Además, en los terrenos de Villalbino se construyó un parque llamado Bègles, y en el enclave francés una calle y uno de sus nuevos tranvías recibieron el nombre de la localidad madrileña.

La alcaldesa de Collado Villalba, María Dolores Vargas, alardea de este hermanamiento afirmando que gracias a él «cada año se realizan varios intercambios durante los cuales niños franceses y españoles tienen la oportunidad, respectivamente, de aprender más sobre la cultura y costumbres del otro país«.

Entre los diferentes motivos de estos acuerdos también encontramos motivos demográficos, como entre Brunete y Barsau, en Rumanía. Se firmó en 2012 y, en aquel momento, la mayoría La población inmigrante residente en Brunete (22%) era de nacionalidad rumana. Además, el 70% de esta comunidad procedía del citado municipio, por lo que el Ayuntamiento de Brunete decidió desarrollar un eficaz plan de integración y convergencia social.

Para su actual asesora, María del Mar Nicolás, el paso de los años ha demostrado que esta alianza «ha superado las fronteras geográficas y culturales para dar vida a una relación fructífera y muy profunda». Y añade que estamos ante «algo más que un simple acuerdo administrativo, es también un compromiso de trabajar juntos por el bienestar, compartiendo nuestras tradiciones, nuestras innovaciones y nuestras aspiraciones«.

Asimismo, entre Pozuelo de Alarcón y Poznan, quinta ciudad más poblada de Polonia, encontramos otra unión que sirve por motivos educativos y culturales desde 1992. Los polacos encontraron destino en Pozuelo donde practicar nuestro idioma, aprende sobre la cultura española y, por supuesto, las costumbres tradicionales. Para entonces, el castellano había adquirido gran importancia en su país. Tanto es así que se ha vuelto tan la segunda lengua más estudiada en la actualidad. La alcaldesa de esta ciudad, Paloma Tejero, subraya la importancia de estos vínculos para los municipios «ya que suponen un vínculo para compartir intereses culturales, comerciales o lingüísticos».

A la entrada de algunos de estos municipios hay incluso pequeños carteles que indican los correspondientes acuerdos de hermanamiento. Según Miguel Ángel García, consejero de Presidencia, Justicia y Administración Local de la Comunidad de Madrid, tratando de fortalecer la participación e imagen de la región en otras ciudades del mundo a través de la Dirección General de Cooperación con el Estado y la UE. «Europa no se construye sólo sobre instituciones, También es la gente, su vida diaria., la forma en que viajamos y aprendemos sobre otros países que nos rodean. Es la forma en que los ciudadanos comparten ideas, costumbres, cultura y, sobre todo, valores”, afirmó el concejal Martín.

Uno de los vínculos más recientes es el que se oficializó en 2023 entre Galapagar y la ciudad ucraniana de Ovruch. Tras el estallido de la guerra entre este país y Rusia, muchos de sus ciudadanos encontraron en el municipio de Madrid un lugar donde, Además de encontrar la paz tan deseada, disfruta de oportunidades laborales para afirmar tu futuro. o retomar tus estudios.

Fue un ataque con misiles por parte de las tropas de Putin en marzo de 2022 que destruyó unas 30 casas en Ovruch. Afortunadamente no hubo víctimas, pero dejó desalmado ese territorio. A esta hora llegaron a Galapagar. alrededor de 300 ucranianos, el 87% de ellos menores de 60 años.

Otro ejemplo es El Álamo y Aveizieux (Francia). En esta ocasión, su hermanamiento en 1990 aborda cuestiones culturales. Por ello, esta ciudad de Madrid Le dedicó una plaza donde se encuentra su ermita de Nuestra Señora de la Soledad. Su edificio más antiguo data de mediados del siglo XVI.

Placa en la plaza dedicada a Aveizieux.EM

Incluso tratándose de una ciudad francesa, en este caso Veauche, la localidad de Nuevo Baztán tiene una excelente conexión. Ambos tienen un origen común, el crecimiento de sus poblaciones a partir de una fábrica. En el caso del enclave de Madrid, fue la residencia de los trabajadores de las plantas de soplado de vidrio que Felipe V había construido en 1712 y que entraría en funcionamiento en 1718. Además, las dos ciudades surgieron por las mismas fechas con conceptos similares. a Terminaron uniéndose, formando una alianza, en 2010.

Otras ciudades que gozan de hermandad son Alcalá de Henares y Alba Iulia (Rumanía); Andamio de Vidrio y Abzac (Francia); Campo Real y Camporeale (Italia); Coslada y Alejandría (Rumanía); Guadarrama y Castellana Sicula (Italia); Navagalamella y Borodyanka (Ucrania); Rivas-Vaciamadrid y Baden Baden (Alemania); Torrelodones y Grodzisk (Polonia); Valdemoro y Gödöll (Hungría); o Villaviciosa de Odón y Vila Viçosa (Portugal). Algunos de estos vínculos gozan de excelente salud, otros se han debilitado con el paso de los años, pero todos han conseguido exportar el nombre de Madrid por toda Europa.


Después de la Segunda Guerra Mundial, Europa se reconstruyó tanto a nivel urbano como cultural, creando hermanamientos entre ciudades separadas por miles de kilómetros para fomentar la hermandad en el continente. En la Comunidad de Madrid, hay 37 de estas alianzas que comparten características similares u objetivos comunes. Estos acuerdos tienen motivos demográficos, educativos y culturales, como los de Collado Villalba y Bègles, o Pozuelo de Alarcón y Poznan. Estos hermanamientos fortalecen la participación e imagen de la región en otras ciudades del mundo. Además, algunas ciudades han establecido vínculos por razones humanitarias, como Galapagar y Ovruch, que se unieron tras el estallido de la guerra entre Ucrania y Rusia. Otros ejemplos incluyen El Álamo y Aveizieux, y Nuevo Baztán y Veauche. Además, hay otras ciudades en la Comunidad de Madrid que mantienen hermanamientos con ciudades de diferentes países europeos, como Rumanía, Francia, Italia, Alemania, Hungría y Portugal. Estas alianzas promueven la colaboración y el intercambio cultural entre las ciudades. resumir é o ato de sintetizar as informações principais de um texto, discurso ou conteúdo, de forma sucinta e objetiva, destacando os pontos mais relevantes e eliminando detalhes desnecessários. É uma habilidade importante para facilitar a compreensão e retenção de informações de maneira clara e concisa.

Aquí va la fuente original para saber más.

Por Juan Manuel González López

Juan Manuel González López, nacido en Alcalá de Henares, es un periodista español especializado en información deportiva. Ha trabajado para varios medios de comunicación en España, como El País, Marca y AS. González López comenzó su carrera profesional en el departamento de deportes del diario El País, donde trabajó durante cuatro años. A continuación se incorporó a la plantilla del diario deportivo Marca como reportero. Tras dos años en Marca, se trasladó a AS, otro diario deportivo y amplió su registro periodístico.