Dom. Jul 3rd, 2022

Ouka Leele en una imagen de junio de 2010. Gorka Lejarcegi

  • Bárbara Allende Gil de Biedma fue una de las caras visibles del cambio social y artístico de los años 80 en España con sus instantáneas en blanco y negro teñidas de acuarela.
Sesión de fotos de Ouka Leele en el MAR Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

La palabra Movida significa tantas cosas en la cultura española que puede referirse a una cosa y a su contraria. Movida son las fotografías en blanco y negro de Alberto García-Alix de un realismo sucio e hiperestético, pero también lo son las imágenes angelicales, surrealistas y de colores planos de Bárbara Allende Gil de Biedma, la artista que recibió el nombre de Ouka Leele de un cuento polinesio . Allende, nacida en Madrid en 1957, falleció ayer en su ciudad.

En relación a la historia ortodoxa de la Movida, Allende representa un punto de inflexión: tras la primera agitación madrileña de los años 70, la de la Calle de la Madera, más literaria que pictórica, más pobre y tradicional que exquisita y cosmopolita. , Ouka y sus compañeros Cesepee y El Hortelano trajeron una nueva forma de vivir la gran fiesta de la Transición: cómics, cultura pop, hedonismo, objetos encontrados y reutilizados con un aire de broma permanente…

Allende empezó a vender fotos a color en los mercadillos, como si fuera una niña fugitiva, como si fuera Pippi Langstrump. Más tarde se hizo famosa con un retrato en el que su protagonista tenía un pulpo en la cabeza y otro en el que aparecía ella misma rodeada de limones. Esas fotografías, tomadas en blanco y negro, aparecían coloreadas en tonos warholianos. La vida, en las fotos de Ouka, era así, poética y divertida, absurda y un poco solitaria en medio de la fiesta. Con el paso de los años, es fácil recordar el poema de Pedro Casariego Córdoba para encontrar un símil.

Foto de Ricardo Espinosa

Ouka Leele, testigo luminoso de una época, Premio Nacional de Fotografía 2005, murió aún joven, al igual que El Hortelano (2016) y Ceesepe (2018). García-Alix, su contemporáneo y colega, su opuesto, tan obsesionado con la documentación de la autodestrucción, sigue vivo. Son las bromas de la vida y la muerte.


Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia con una sesión de fotos de Ouka Leele

Alcalá se sumó a la celebración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia con una sesión fotográfica realizada por Ouka Leele en febrero de 2019. En la actividad participaron mujeres alcalaínas de diferentes edades, todas vestidas de blanco, captadas por el objetivo de la famosa artista, especialista en fusionar magistralmente la fotografía y la acuarela.

Foto de Ricardo Espinosa

El Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid fue el escenario elegido por el Ayuntamiento de Alcalá de Henares para conmemorar el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. La artista Ouka Leele creó una sesión de fotos con la que el Departamento para la Igualdad quiso visibilizar, a través de la expresión artística, a mujeres y niñas del mundo de la ciencia, la ingeniería, la tecnología y las matemáticas.

El resultado de aquel trabajo «El Mundo Avanza con las Mujeres en la Ciencia» ya es visible en la fachada de la Concejalía para la Igualdad situada en C/ Siete Esquinas nº 2, una instantánea que pretende visibilizar, a través de la expresión artística, a mujeres y niñas en el mundo de la ciencia, la ingeniería, la tecnología y las matemáticas, desafiando los estereotipos sobre las habilidades de género.