Jue. May 30th, 2024

Todos tenemos recuerdos de la infancia de petardos. Esa vieja tradición tan arraigada en nuestra cultura como arrojar arroz en una boda o terminar una buena comida con un café.

Sin embargo, a nadie se le escapa que esta tradición puede llegar a ser muy molesta, sobre todo cuando se lanzan petardos en lugares concurridos, cerca de mascotas, ancianos, niños pequeños, etc.

Por ello, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares quiere recordarles la necesidad de conciliar la alegría de las celebraciones con el normal desarrollo de la vida civil, especialmente durante las próximas tiendas navideñas.

Con el fin de no causar molestias a las personas y evitar molestias a los animales domésticos y salvajes, y en cumplimiento del artículo 52.b de la Ordenanza Municipal para Fomentar y Garantizar la Convivencia de la Ciudad en el espacio público de Alcalá de Henares:

Queda terminantemente prohibido en el municipio de Alcalá de Henares el uso o lanzamiento de edificios pirotécnicos definidos en la legislación aplicable, sin autorización municipal.

Cuidado, hay una multa

Os recordamos que existen sanciones económicas con multas de hasta 750 euros ”.sin perjuicio de la responsabilidad civil y penal que pudiera derivarse de los hechos«.

Multas de hasta 750 euros

El concejal de Medio Ambiente, Enrique Nogués, ha asegurado que “es una norma recogida en el artículo 52.b de la ordenanza municipal para el fomento y garantía de la convivencia ciudadana en el espacio público, que subraya la necesidad de conciliar, especialmente durante la Navidad vacaciones que ya han comenzado en Alcalá de Henares, la alegría de las celebraciones con el normal desarrollo de la vida civil, así como para no molestar a los animales domésticos y salvajes ”.

Nogués ha añadido que “estamos convencidos del alto grado de civismo de los vecinos de Alcalá de Henares y esperamos una respuesta positiva y la colaboración de toda la ciudadanía para el cumplimiento de la normativa municipal vigente”.

Asimismo, el Consistorio recuerda que las infracciones serán sancionadas con multas de hasta 750 euros, sin perjuicio de las responsabilidades civiles y penales que pudieran derivarse de los hechos.