Mar. Jun 28th, 2022

La Comunidad de Madrid celebra la 37ª edición de «Madrid en juego» con un programa que incluye 26 funciones en 17 municipios de la región y una fuerte presencia internacional. Compromiso con la paternidad viva y contemporánea y los creadores emergentes definen este festival coreográfico que tendrá lugar del 29 de abril al 14 de junio y que pretende posicionarse como uno de los eventos internacionales imprescindibles entre los principales eventos de este tipo.

Otra de las apuestas de Madrid en Danza es su extensión territorial a otros municipios de la región, en sus propios centros y otros espacios, y en el programa Periferias Insólitas. así vendrá Alcorcón, Arganda del Rey, Fuenlabrada, Majadahonda, Parla, Torrejón de Ardoz, San Lorenzo de El Escorial, La Cabrera, Alcalá de Henares y otros siete municipios aún por concretar.

El Ministro de Cultura, Turismo y Deporte, Marta Rivera de la Cruzacompañado por el director artístico del festival, Blanco ellos, ha subrayado hoy la apuesta del Gobierno regional por la danza y la responsabilidad de mantener una cita que implica «renovación y ambición». Y a ello, según subrayó, responde esta edición, “pensada con el objetivo de situar el festival entre los principales encuentros coreográficos de Europa”.

Con estilos que van desde el clasicismo vanguardista, del folk al urbano, del local al internacional, esta edición incluye 13 estrenos: uno absoluto, cuatro en España y ocho en Madrid. Además, reunirá a profesionales en un debate que evaluará la situación del sector y realizará un concurso de baile para aficionados y profesionales.

Es evidente el predominio de la danza contemporánea en la programación, representando más de la mitad de los espectáculos (16). Además, hay propuestas de danza-teatro, teatro físico y acrobacias, danza española y flamenco, entre otros lenguajes. Todos ellos son reflejo de sociedades contemporáneas y realidades actuales como la identidad, la tradición, las fronteras, la migración, la libertad u otros aspectos que inspiraron a sus autores para convertirlos en danza.

La excepcional presencia internacional de la programación se concentra en los Teatros del Canal, donde se representará El libro de la selva de Akram Khan, de la Akram Khan Company (Reino Unido); Revisor, por Kidd Pivot (Canadá); Big Five-Oh!, de Pilobolus (Estados Unidos); Asylum, de Kibbutz Contemporary Dance Company (Israel); Realizado en Oslo, por Jo Strømgren Kompani (Noruega); Wakatt, de Faso Danse Théâtre (Bélgica), y Story, story, die., de Winter Guets (Noruega).

Entre estas producciones destacan dos antologías: una con cinco canciones, Big Five-Oh!, que resume lo mejor de Pilobolus cuando cumple 50 años como compañía, y otra presentada por Jo Strømgren Kompani, Made in Oslo, que incluye cuatro obras concebida entre 2007 y 2015 sobre diferentes facetas de la vida noruega contemporánea.

Otros se inspiran en piezas literarias, como Revisor, de Kidd Pivot, un híbrido de teatro y danza que adapta una obra de Nicolás Gogol, o El libro de la selva reimaginado de Akram Khan, de Akram Khan, una reinterpretación de la novela de Rudyard Kipling El libro de la selva a través de los ojos de un refugiado. El drama de los refugiados es también el tema de Asylum, concebido por el israelí Rami Be’er con su compañía Kibbutz Contemporary Dance.

Sobre el amor y las mentiras que la gente cuenta para atraer a otros es Story, story, die., de Winter Guets, y sobre el presente y sus incertidumbres, provocadas por el miedo al otro, el nacionalismo o el terrorismo, habla Wakatt, nacido en Burkina Faso. coreógrafo Serge Aimé Coulibaly.

habitaciones alternativas

Además de los Teatros del Canal, varias compañías madrileñas exhibirán sus creaciones en espacios alternativos y teatros privados de la capital, que ofrecerán una fotografía representativa de la creación coreográfica de la región. Sus programas cuentan con el apoyo de subvenciones de producción y otros programas creativos.

En el programa El Arco, del coreógrafo del Premio Nacional de Danza Daniel Abreu, en el Teatro de la Abadía. La Sala Cuarta Pared acogerá al coreógrafo emergente Eduardo Vallejo con su grupo Ogmia y el estreno mundial de Madrelingua.

Además, en el Teatro Pradillo se puede ver Titun: la serendipia de la muerte del cisne negro, de la compañía de Allan Fallieri, en el apogeo de su carrera como coreógrafo y productor.

Dentro de suburbios insólitos, se pueden ver Idi begi, de Proyecto Larrua; Mascarada, de Sara Calero; Tablao flamenco, de Daniel Ramos; Toc, Tangen / Bezal; malísimo. L, de HuryCan; Pink Unicorns, de La Macana, y Jaguar + Jupiter, de Eyas Dance Project.