Dom. Jul 3rd, 2022

El Hermano Mayor de la Hermandad de la Soledad Coronada y de la Sagrada Bajada de Nuestro Señor Jesucristo y San Juan Evangelista fue el pregonero de la Semana Santa de Alcalá de Henares 2022.

El Consejo de Cofradías Penitenciales de Alcalá de Henares fue quien por unanimidad acordó nombrar a D. José Enrique Molina Ibernón ‘Moli’, como se le conoce en el mundo de la cofradía, predicador de la Semana Santa de Alcalá de Henares 2022.

En una concurrida iglesia del convento cisterciense de San Bernardo, el solemne acto de anuncio de la Semana Santa en la ciudad de Cervantes comenzó con unos minutos de retraso respecto a lo previsto. Por primera vez en la historia, el Hermano Mayor de una Hermandad Penitencial estuvo a cargo del anuncio.

Un pregón que podéis ver íntegro en el vídeo que hay encima de esta noticia. Alcalá Opina ofreció el acto en directo a través de su canal de Facebook Live.

Homenaje al Consejo de Hermandades

En primer lugar, con el recuerdo del Consejo de Hermandad saliente y el intercambio de obsequios entre Antonio Soriano, presidente saliente, y Gregorio Manzanares, actual presidente. Todo ello bajo la presentación de Susana Martín, ecónoma del Consejo y de la Hermandad Sacramental del Santísimo Cristo de Los Desamparados y María Santísima de Las Angustias.

En representación de las autoridades eclesiásticas, el Vicario General de la Diócesis de Alcalá, Excmo. Sr. Monseñor Florentino Rueda Recuero, y el Obispo de Liturgia, Consejero del Colegio de Cofradías y Martillero de la Semana Santa 2021, Rev. Don Alberto Mora, Martillero 2021 Sul civil Por su parte, el teniente de alcalde de Alcalá de Henares, Miguel Ángel Lezcano, la concejala de Turismo y Cultura, María Aranguren, la portavoz del Partido Popular, Judith Piquet, así como sus consejeros Marcelo Isoldi y Javier Villabilla y el portavoz de VOX, Javier Moreno y su asesor Antonio Villar.

A petición expresa del subastador, intervino en primer lugar don Gregorio Manzanares, también hermano mayor de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Resucitado y Nuestra Señora de la Salud y del Perpetuo Socorro.

En el púlpito recordó sus andanzas por su ciudad murciana y cómo promovió aquella Semana Santa. Posteriormente, como hermano mayor de Antigua, ilustre y ferviente Cofradía y Cofradía de María Santísima de La Soledad Coronada y Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesús.

Un anuncio para la historia de Alcalá de Henares

Por primera vez en la Semana de Pasión de la ciudad de Cervantes era un hermano mayor de una cofradía penitencial quien hacía el anuncio. Así lo ha querido destacar Manzanares antes de dar paso al locutor.

Subiría al púlpito ‘Moli’, ojos vidriosos y alma encogida, que aunque no podía verlo, sí podía verlo. En primer lugar, recuerdo a los «100.000 compatriotas y millones de personas en todo el mundo» que la pandemia de covid se llevó «a toda una generación que trabajó incansablemente por nuestra sociedad y que pudimos disfrutar del bienestar que disfrutamos hoy».

No faltó el recuerdo de ‘Curro’, Arsenio Lope Huerta, su antecesor en 2019, antes de repasar su vida en Alcalá de Henares y la pequeña reseña histórica de la iglesia de San Bernardo, lugar ilustre del pregón.

Un pregón, sin duda, ligado al movimiento popular de la Semana Santa en Alcalá de Henares, que suma a su celebración religiosa, la gran ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Y es que, en su intervención, no faltaron las referencias al Colegio Mayor de San Ildefonso o al Palacio Arzobispal “el edificio más bonito de esta ciudad”. Que, además de los grandes personajes históricos de la ciudad, donde destacan Cervantes o Cisneros, como no podía ser de otra forma. Del primero dijo «que pone a Alcalá en su lugar en la historia» y, del segundo, «una de las personalidades más importantes de Europa y que para nuestra ciudad ha supuesto un antes y un después».

Un discurso de estructura contemporánea, directo y descriptivo pero con descaro y gallardía, como dicta la tradición alcalaína. Destacó su discurso a «una ciudad viva, una ciudad que siente… un latido de esta tierra que tiene corazón… su nombre es Alcalá de Henares, ciudad de la humanidad, ciudad de Dios», frases estudiadas y dirigidas a el corazón de un público ya pronunciado con sus primeros aplausos, ante la primera marcha procesional de la Agrupación Musical de Medinaceli.

La Virgen María en Semana Santa

Segunda parte del anuncio dedicada a la liturgia. Comenzando por la Virgen María, «Madre de Dios, Madre del Rey de Reyes, Madre de los hombres… Madre nuestra», además de las referencias a la Virgen del Val, Carmen, de la Cabeza y del Rocío, así como su Virgen de la Soledad, en cuanto a coronaciones canónicas, junto a la Patrona y Alcaldesa Perpetua de la ciudad y la próxima Carmen.

La Iglesia, Manos Unidad, Cáritas, las misiones, las diócesis, las parroquias… y todos aquellos que ayudan a las personas necesitadas, no faltaron en el discurso y es que “como decía la Madre Teresa de Calcuta, no siempre podemos hacer grandes cosas pero si podemos hacer pequeñas cosas con mucho amor”.

Y, por supuesto, deteniéndonos a recordar al pueblo ucraniano, representado por una bandera de ese país a los pies de la Virgen…. Porque las vírgenes han llegado de nuevo. Primera parada en la Capilla de las Sagradas Formas, para rememorar la Semana Santa de Alcalá donde “Nuestra Patrona la Virgen del Val; Santa María della Pace; la serena belleza de María Santísima de las Angustias; la eterna madurez de Nuestra Señora de la Merced; el dolor atroz de Maria Santissima delle Lacrime y Consuelo; Santa María de la Trinidad, Puerta del Cielo; Nuestra Señora de la Esperanza; Santa María Addolorata, Estrella de la Mañana; Santa María de la Soledad Coronada, Rosa mística; Nuestra Señora de los Dolores; Nuestra Señora de la Salud y del Perpetuo Socorro, tan espléndida como el día de su partida”.

Las Hermandades de Alcalá de Henares

La última parte está dedicada, tal cual, sin artificios y al natural, “a las puertas de madera que se abren en nuestra Semana Santa”. Cuando el bullicio de una gran ciudad da paso al silencio de la procesión. Un paso que llena las calles y vacía los templos, donde se detiene el aliento.

Allí las Cofradías, «todas con la complejidad que le da su aspecto variado y cada una con su alma propia. Todos con un solo propósito, todos con la vida y enseñanzas de Nuestro Señor en su razón de ser”. Con ellos, la responsabilidad de llevar la catequesis a las calles.

Pero, tras recordar a Sonia Andrade, quien estará desaparecida este año porque aún se está recuperando del accidente que sufrió hace más de dos años, la subastadora subrayó: “¿Qué sería de una Hermandad si viviera solo unos días al año? … Cualquier cosa. Una Hermandad necesita mantenerse viva día tras día ”sin importar cuánto tiempo tengan marcadas con letras de oro las fechas de su tiempo de penitencia. “Busquemos en la caridad acercarnos a nuestros hermanos más desfavorecidos para no dejarlos solos. El origen de las Cofradías está ahí”.

«¿Podemos realmente sentirnos satisfechos con nuestra sociedad cuando la pobreza extrema está tan cerca?», preguntó ‘Moli’, para luego pedir a «nuestros gobernantes y políticos un discurso de unidad para los millones de ciudadanos que se encuentran en el umbral de la pobreza. La pobreza».

A partir de ahí, volvamos a la Semana Santa. Recuerdo para todos aquellos que trabajan no sólo para hacer catequesis en la calle, sino para sacar a relucir todo el arte sacro de nuestras Cofradías de Alcalá de Henares.

Moli terminó de hablar desde las entrañas para recordarnos que en los próximos días Nuestro Señor será el protagonista en las calles de Alcalá de Henares. «Y si hermanos… en la calle. Ese Señor en su entrada triunfal en Jerusalén. En el camino, Jesús se despojó de sus vestiduras; el Cristo de los Desamparados; de obras; El enchufe; medinaceli; las doctrinas; La agonía de Cristo; El descenso; Cristo mentiroso; Señor Resucitado. No tenemos miedo, miramos al Señor, a la vía Hermanos, al camino”, concluyó un anuncio a la historia ante el estruendoso aplauso de las decenas de personas que llenaron la iglesia del convento cisterciense de San Bernardo.

Todo terminó con la última marcha procesional de la Asociación de Música de Medinaceli para finalizar con la Marcha Real, el himno nacional español.