Mar. Dic 6th, 2022

Santiago Sánchez Cogedor, el madrileño que se paseaba por Qatar para ver el Mundial, en realidad está recluido en una prisión en Irán. y «está bien», según ha confirmado su madre, Celia Cogedor.

La familia fue informada por Cancillería de que las autoridades iraníes han confirmado la detención de Sánchez, sin que por ahora estén claros los motivos, y les han hecho saber que «está bien de salud».

Ahora esperan al embajador de España en Irán, Ángel Losada, puede visitarlo en persona en un futuro próximo en la prisión donde se encuentra recluido para ver cómo se encuentra y obtener más información sobre las circunstancias de su detencióndijo la madre, muy agradecida por las gestiones realizadas por las autoridades españolas.

Publicidad

La visita del embajador se enmarca dentro de la asistencia consular que el Ministerio de Asuntos Exteriores siempre presta a cualquier español detenido en el extranjero.

Publicidad

El medio iraní «Iran International» reveló que Sánchez Fue detenido junto con su intérprete cuando visitaba la tumba de Mahsa Amini, la joven kurda que murió bajo custodia a finales de septiembre tras ser detenida por llevar el velo de forma incorrecta.

Los familiares y amigos de Santiago Sánchez, originario de Alcalá de Henares, habían dejado de recibir noticias sobre la suerte del joven, que caminaba rumbo a Qatar para poder asistir a los partidos de la selección española del Mundial, el pasado 2 de octubre. después de haber cruzado la frontera entre Irak e Irán.

Según los medios iraníes, la detención de Sánchez se habría producido en Saqez, la ciudad del Kurdistán iraní donde fue enterrado Mahsa Amini, pero aún no está claro si sigue preso allí o ha sido trasladado a otra prisión iraní.

Por Juan Manuel González López

Juan Manuel González López, nacido en Alcalá de Henares, es un periodista español especializado en información deportiva. Ha trabajado para varios medios de comunicación en España, como El País, Marca y AS. González López comenzó su carrera profesional en el departamento de deportes del diario El País, donde trabajó durante cuatro años. A continuación se incorporó a la plantilla del diario deportivo Marca como reportero. Tras dos años en Marca, se trasladó a AS, otro diario deportivo y amplió su registro periodístico.