Mié. Jun 29th, 2022

  • El club no está de acuerdo con dejar ir a Jaime, que tiene ofertas de otros clubes en la Superliga Cadete

La madre de Jaime, Yolanda Celada, lamenta que su hijo no pueda hacer lo que más le gusta y que, además, la Federación Madrileña de Fútbol se lava las manos en este sentido. Jaime lleva tres años en la AD Complutense, club de Alcalá de Henares, y después de todo lo que ha dado por el club prefieren mantenerlo sin jugar que dejarlo ir a otro equipo.

“Todavía no entiendo cómo surgió esta situación. Jaime es un chico que disfruta del fútbol desde pequeño y se ha comprometido con lo que ha hecho. Creo que nunca se ha saltado un entrenamiento o un partido, siempre ha sido muy bien recibido por sus compañeros porque nunca le ha gustado destacar y ser protagonista, todos sus entrenadores siempre han elogiado lo fácil que era trabajar con él y lo que un buen chico que es. Entonces, ¿por qué tiene que dejar de hacer lo que ama?


El tema ha llegado a la Comunidad de Madrid, cuyos dirigentes intentan encontrar una solución.

Jaime había trabajado en el CEO Complutense Alcalá desde que era un niño, desarrollándose como persona y como futbolista. El curso pasado, ya en Cadete, su equipo no se clasificó para la nueva categoría Cadete de la Superliga y se quedó en División de Honor. “El entrenador y coordinador de cadetes de la AD Complutense Alcalá, convencido de que le iban a llamar para jugar en Superliga, me preguntó varias veces y acordamos que en la misma categoría nos quedaríamos en la AD Complutense y que si nos ofrecían para jugar en Superliga nos iríamos del club”, explica la madre en una carta que envió al grupo de jugadores de la Asamblea de la Federación Madrileña de Fútbol, ​​que apoya al niño y su familia.

Con esta condición, el 1 de julio, el Atlético Chopera Alcobendas 04 nos ofrece jugar en la categoría de Superliga y el mismo día que lo comunicamos, la AD Complutense Alcalá registra el carnet en la Federación. A partir de ahí comienza nuestro calvario. Hasta septiembre de 2021 no pudimos hablar con el presidente del club (Andrés Pizarro), quien se niega a entregar la carta de libertad y nos dice que no le importa: «O juega ahí o no juega en ningún lado». Eso sí, seguimos pagando lo recaudado y los equipos correspondientes…», subraya la madre.


Registro y cancelación de licencia

Jaime, desde principio de temporada, entrena con el Atlético Chopera y en octubre, a través de la Viceconsejería de Deporte de la Comunidad de Madrid, obtiene la anulación de la licencia para firmar antes de final de temporada. La Federación Madrileña de Fútbol cancela la licencia con la AD Complutense Alcalá y firma de nuevo el expediente para inscribirlo en el Atlético Chopera Alcobendas 04, con el que juega tres partidos oficiales. A partir de ese momento entra en juego la amistad entre Andrés Pizarro (presidente del CEO Complutense Alcalá) y Francisco Díez (presidente de la Asociación de Fútbol del Real Madrid). Inexplicablemente, el viernes a las 14.00 horas vuelven a cancelar la licencia con Chopera Alcobendas 04, citan para el sábado y lo dan de alta en la AD Complutense Alcalá para evitar que el niño juegue”, relata Yolanda.

“Fuimos a la corte y confirmaron que no tenemos jurisdicción para proceder y que RFFM tiene el poder para hacerlo. La propia Comunidad de Madrid ha remitido numerosos informes en los que se especifica que la licencia se considera nula, que la exención del jugador está justificada por no haber entrado en el club, ni haber utilizado sus instalaciones desde el 30 de junio del año pasado en la temporada anterior, que la educación y debe prevalecer la integridad del menor…”, argumentos y esfuerzos que, de momento, no han ayudado a Jaime a volver a jugar al fútbol.