Dom. Jun 26th, 2022

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares se sumará este sábado a la campaña La «Hora de la Tierra» de WWF, que ha superado el objetivo de alcanzar los 200.000 kilómetros recorridos en una contrarreloj virtual, se transformará en monumentos y edificios emblemáticos como la fachada de la Universidad Cisneriana, el Ayuntamiento y el Teatro de la Música. Quiosco de la Plaza de Cervantes desde su luz.

Asimismo, desde el Consistorio de Alcalá llamaron a los vecinos del municipio a sumarse iniciativa desde sus casas y apagar las luces y desenchufar los electrodomésticos no esenciales de 20:30 a 21:30 horas, indicó el Ayuntamiento en una nota.

tiempo terrestre

“Se trata de recordar que la naturaleza es el sistema de soporte vital del planeta, brindándonos todo lo que necesitamos, desde el aire que respiramos hasta el agua que bebemos y los alimentos que comemos, y que debemos defenderla ahora para salvaguardar la salud. de todos». nuestro planeta y, a su vez, nuestra propia salud y bienestar”, indicó el alcalde de Medio Ambiente, Enrique Nogués.

La Hora del Planeta nació en Sídney en 2007 como un gesto simbólico para llamar la atención sobre el problema del cambio climático. Un simple gesto que consiste en apagar las luces de edificios y monumentos durante una hora.

Desde su primera edición en 2007 (2009 en España)-, la campaña se ha convertido en uno de los movimientos medioambientales más importantes del mundo, dando voz a millones de personas y miles de empresas e instituciones que se suman en más de 200 países. .

La UAH apaga este sábado las luces de la fachada del Colegio Mayor de San Ildefonso

La Universidad de Alcalá de Henares (UAH) apagará las luces de la fachada del Colegio Mayor de San Ildefonso este sábado de 20:30 a 21:20 horas con motivo de la ‘Hora de la Tierra’. Se sumará así a otros espacios representativos de la ciudad, como el Ayuntamiento o el Quisco de la Música en la Plaza de Cervantes.

Tal y como explica el centro universitario en nota de prensa, esta iniciativa planetaria es una «llamada a la acción colectiva» en la lucha contra el cambio climático, «a través del compromiso y la movilización de la ciudadanía para concienciar sobre el ahorro y uso eficiente de la energía».

De esta forma, se convoca a todos los ciudadanos a apagar las luces y desconectar los electrodomésticos no imprescindibles del hogar en ese periodo de tiempo.

“Además de este gesto simbólico, miles de ciudades alrededor del mundo apagan las luces de monumentos, edificios y casas, dando así un respiro al planeta. Es una acción global que subraya uno de los mayores retos a los que se ha tenido que enfrentar el ser humano: el cambio climático”, ha subrayado la UAH.