Jue. May 30th, 2024

Puig, una compañía familiar con 110 años de historia, dio un salto sin precedentes al debutar en la bolsa de Barcelona el viernes pasado. Esta decisión marcó la mayor operación en el mercado desde la salida a bolsa de Aena en 2015, con una valoración inicial de 13.900 millones de euros y un precio de 24,50 euros por acción. La operación generó 3.000 millones de euros en total, con 1.250 millones destinados a la empresa y 1.360 millones a la propiedad.

Los descendientes de Antonio Puig Castelló, fundador de la empresa en 1914, han optado por esta medida para protegerse de posibles compradores, obtener financiamiento para futuros proyectos y reducir la deuda. La tercera generación de la familia controla casi el 100% del capital a través de diversas sociedades, con 14 primos involucrados en la gestión.

Puig es conocida por sus marcas internacionales de belleza y moda, como Carolina Herrera, Jean Paul Gaultier y Nina Ricci, entre otras. La empresa opera en más de 150 países y cuenta con centros de producción en España, Francia, Grecia e India. Tras la salida a bolsa, la familia Puig conservará el 71,7% del capital y el 92,5% de los derechos de voto.

La operación en la bolsa permitió a la compañía recaudar 1.250 millones de euros a través de la emisión de nuevas acciones de clase B, mientras que la familia propietaria obtuvo 1.360 millones por la venta de acciones existentes. En total, la operación generó 3.000 millones de euros, incluyendo la participación de Goldman Sachs como agente estabilizador. Con un precio de salida de 24,50 euros por acción, Puig se prepara para ingresar al índice IBEX en la próxima revisión. La valoración total del grupo de entrada asciende a 13.920 millones de euros, asumiendo que las acciones A y B tienen el mismo precio. Esto significa que el valor conjunto de las acciones de la empresa alcanza una cifra significativa, lo que indica la solidez financiera y el potencial de crecimiento que se espera de la compañía.

En cuanto a la dirección de la empresa, se destaca la presencia de figuras clave como el presidente ejecutivo, Marc Puig Guasch, y su primo y vicepresidente, Manuel Puig Rocha. Además, el consejo de administración cuenta con la participación de destacados líderes del sector empresarial, como Josep Oliu, presidente del Sabadell, en representación de la familia propietaria; Jordi Constans, ex presidente de Louis Vuitton; Yiannis Petrides, antiguo vicepresidente de Campofrio; Daniel Lalonde, consejero delegado de Design Holding; Rafael Cerezo, ex directivo de The Boston Consulting Group; Patrick Chalhoub, presidente de Chalhoub Group Limited; Ángeles García-Poveda, presidenta de Legrand S.A; Christine A. Mei, directora de Sku; Nicola Mirzayantz, consejero de Coca-Cola Europacific Partners; Tina Müller, consejera delegada de Weleda AG; y María Dolores Dancausa, presidenta de Bankinter.

Estas personalidades aportan una amplia experiencia y conocimientos en diversos sectores, lo que fortalece la gestión y la toma de decisiones estratégicas de la empresa. Su presencia en el consejo de administración refleja un enfoque diverso y profesional en la dirección de la compañía, lo que puede influir positivamente en su desempeño y su posición en el mercado.

En resumen, la valoración financiera y la composición del equipo directivo de la empresa son elementos clave que contribuyen a su éxito y a su proyección futura en el sector. La combinación de una sólida valoración económica y un liderazgo experimentado y diverso posiciona a la empresa de manera favorable para enfrentar los desafíos y aprovechar las oportunidades que se presenten en el mercado.

Aquí va la fuente original

Por Eva Martínez Castillo

Eva Martínez Castillo es una periodista española especializada en reportajes de investigación. Ha trabajado para algunos de los principales medios de comunicación españoles, como El País y El Mundo. Martínez Castillo es conocida por sus intrépidos reportajes sobre temas delicados, como la corrupción gubernamental y el narcotráfico. En reconocimiento a su trabajo, ha recibido numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo en 2006.