Mar. May 21st, 2024

Driebes es un pequeño pueblo situado en la Alcarria Baja, en la provincia de Guadalajara, España. Aunque cuenta con menos de 400 habitantes, su historia es muy rica y ha sido testigo de importantes hallazgos arqueológicos que datan de hace 4.000 años, en la Edad del Bronce.

El primer hallazgo significativo es el tesoro de Driebes, un conjunto de piezas de orfebrería de la cultura Carpetana que data del siglo III a.C. Este tesoro fue descubierto en 1945 durante las obras de construcción del Canal de Estremera y puso a Driebes en el mapa arqueológico.

El segundo hallazgo importante es el descubrimiento en 2017 de la ciudad romana de Caraca, un vasto yacimiento que data del siglo IV a.C. al II d.C. Este yacimiento se encuentra a solo siete kilómetros de Driebes y ha proporcionado importantes evidencias sobre la presencia romana en la zona.

Sin embargo, para los habitantes de Driebes, el verdadero tesoro de su pueblo es la fibra óptica, que llegó en 2021 gracias a Telefónica. Esta infraestructura de telecomunicaciones ha sido fundamental para conectar a la comunidad y situar a Driebes en el siglo XXI.

El propósito corporativo de Telefónica es crear un mundo más humano conectando la vida de las personas. La compañía se ha comprometido a llevar la fibra óptica a todos los rincones de España, ya que entiende que esto no solo genera negocio, sino que también contribuye a la cohesión social y territorial.

Gracias a la fibra óptica de Telefónica, ya hay 29 millones de hogares y estructuras conectadas en España, y el 87% de la población utiliza su red 5G. Estas cifras siguen creciendo tanto en las ciudades como en las zonas rurales.

La conectividad en el mundo rural es un factor clave para la cohesión social. Eliminar las barreras de la distancia y llevar servicios digitales, educación y entretenimiento a las mismas condiciones que en las zonas más pobladas es un objetivo primordial para Telefónica.

La llegada de la fibra óptica ha tenido un impacto significativo en Driebes. Durante la pandemia, la población del pueblo aumentó de 350 a 460 habitantes, y aunque no todos se quedaron después de levantarse las restricciones, algunas familias decidieron establecerse allí de forma permanente.

Este crecimiento demográfico es especialmente importante en Castilla-La Mancha, una región afectada por el vaciamiento rural. La comarca de La Alcarria, a la que pertenece Driebes, está clasificada como una zona de despoblación extrema. Sin embargo, Driebes ha sido una excepción y ha experimentado un crecimiento poblacional en los últimos 15 años.

La llegada de la fibra óptica ha generado múltiples beneficios para Driebes. Por un lado, ha atraído a nuevas familias al pueblo, lo que ha impulsado la economía local y ha creado empleo. Por otro lado, ha mejorado la calidad de vida de los habitantes al facilitar el acceso a servicios digitales, educativos y de entretenimiento.

La fibra óptica también ha tenido un impacto positivo en el ámbito educativo. El colegio de Driebes forma parte del programa Escuelas Conectadas, que ha dotado a los centros educativos españoles de conexión a Internet de alta velocidad y recursos didácticos interactivos. Esto ha mejorado la calidad de la educación en el pueblo y ha proporcionado a los estudiantes nuevas oportunidades de aprendizaje.

Además, la instalación de la fibra óptica ha simplificado las tareas administrativas y ha agilizado los trámites en el municipio. La mejora en la conectividad ha permitido realizar trámites online de forma rápida y eficiente, lo que ha facilitado la vida de los vecinos y ha impulsado la administración electrónica.

En resumen, Driebes es un pequeño pueblo con una historia rica y agitada. Aunque cuenta con menos de 400 habitantes, ha sido testigo de importantes hallazgos arqueológicos que datan de hace miles de años. Sin embargo, el verdadero tesoro de Driebes en el siglo XXI es la fibra óptica, que ha mejorado la calidad de vida de los habitantes, ha impulsado la economía local y ha contribuido a la cohesión social y territorial.

Aquí va la fuente original

Por Eva Martínez Castillo

Eva Martínez Castillo es una periodista española especializada en reportajes de investigación. Ha trabajado para algunos de los principales medios de comunicación españoles, como El País y El Mundo. Martínez Castillo es conocida por sus intrépidos reportajes sobre temas delicados, como la corrupción gubernamental y el narcotráfico. En reconocimiento a su trabajo, ha recibido numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo en 2006.