Mié. Abr 17th, 2024
Primeras multas en Alcalá de Henares por el ADN canino: 75 sanciones por no recoger las heces o no censar al animal 

La ordenanza municipal que regula la tenencia y protección de los animales de compañía en Alcalá de Henares establece la obligación de registrar a los perros mediante ADN a partir del 1 de julio de 2023. Este registro es fundamental para garantizar la identificación de los animales, aumentar su protección frente a posibles robos o pérdidas, y controlar el abandono de mascotas en la ciudad. Además, la normativa también establece la obligación de recoger las heces de los perros en espacios públicos, siendo esta una responsabilidad fundamental para mejorar la convivencia en la ciudad.

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha comenzado a incoar expedientes sancionadores por las primeras infracciones a esta normativa, habiendo detectado un total de 75 incumplimientos. Estas infracciones pueden acarrear multas que oscilan entre los 300 y los 3,000 euros, dependiendo de la gravedad de la falta cometida. Por tanto, es fundamental que los dueños de mascotas cumplan con estas obligaciones para evitar sanciones y contribuir a mantener la limpieza y calidad de vida en la ciudad.

En cuanto al proceso de registro mediante ADN, se han llevado a cabo acciones para recoger muestras de heces de perros abandonados en la vía pública, así como para elaborar informes policiales para su análisis posterior. Hasta el momento se han tomado 221 muestras, de las cuales ya se han obtenido resultados positivos en cuanto al censo municipal. Esto ha permitido identificar a dueños de mascotas que no han cumplido con la obligación de recoger las heces de sus animales, lo cual constituye una infracción leve que puede ser sancionada.

En febrero de 2024, ya se han registrado un total de 8,271 perros en Alcalá de Henares mediante ADN, lo que demuestra un avance significativo en el cumplimiento de esta normativa. Además, la Policía Local ha estado realizando campañas de información en las calles para concienciar a los ciudadanos sobre la tenencia responsable de mascotas y la importancia de cumplir con las normas establecidas.

En resumen, el registro de perros mediante ADN y la obligación de recoger las heces de los animales son medidas fundamentales para garantizar la convivencia y el bienestar en Alcalá de Henares. Los dueños de mascotas deben cumplir con estas normas para evitar sanciones y contribuir a mantener una ciudad limpia y segura para todos sus habitantes.

La no recogida de heces o la no inscripción del animal en el preceptivo censo municipal mediante ADN constituyen infracciones que pueden acarrear multas de entre 300 y 3 mil euros.

La ordenanza municipal que regula la tenencia y protección de los animales de compañía establece la obligación de registrar a los perros mediante ADN a partir del 1 de julio de 2023, teniendo previsto un plazo de tres meses para su realización, así como para la recogida de sus heces. El Ayuntamiento ya está incoando el correspondiente expediente sancionador por las primeras infracciones a la citada normativa municipal, que En total son 75.

El concejal de Medio Ambiente, Vicente Pérez, pidió a la ciudadanía «responsabilidad de mejorar la convivencia en nuestra ciudad y que la ejercitemos recogiendo excrementos de perros». También animó a “todos los dueños de perros a inscribirlos en el censo, es muy importante que todos los ciudadanos estemos concienciados en mantener la higiene, el mobiliario y la calidad de vida de nuestros vecinos”.


Imágenes: Ayuntamiento de Alcalá.


A partir de la entrada en vigor de esta obligación, los actos del art. recoger muestras de ADN de heces de perros abandonados en la vía pública, Elaborar los informes policiales correspondientes para su posterior análisis. La recogida de muestras se realiza siguiendo el protocolo elaborado al respecto por la Policía Local.

En total fueron ejecutados 7 días de muestreo y se tomaron 221 muestras. De los resultados obtenidos ya se desprenden resultados positivos en cuanto al censo municipal, aunque aún no se han completado todos los análisis.

A través de estos resultados positivos dueños de mascotas identificados de no haber recogido heces de animales en distintos puntos de la ciudad, lo que constituye una infracción leve a la normativa municipal y se le podría imponer una multa de entre 300 y 3.000 euros. Por otro lado, la no inscripción del animal en el preceptivo censo municipal por parte de la ADN también constituye una infracción leve de la citada ordenanza municipal, con idénticas sanciones.

A partir de febrero de 2024 Ya hay 8.271 perros registrados en Alcalá de Henares mediante ADN, lo que aumenta su protección frente a robo o pérdida, así como controlar el abandono de animales o basura no deseada, o el incumplimiento de obligaciones como la recogida de excrementos en los espacios públicos, informa el Ayuntamiento complutense.



El Consistorio destaca también la campaña de información que la Policía Local viene realizando en las calles desde el pasado mes de octubre encaminados a la tenencia responsable de mascotas (censo de ADN, limpieza de orina con agua, etc.). Los agentes también recuerdan a los dueños de perros la prohibición de abandonar las heces de sus mascotas, no sólo en las calles, sino también en zonas verdes, zonas caninas, pipicanes o cualquier otro espacio público.

La obligación de realizar el censo de los perros del municipio mediante ADN comenzó el pasado mes de julio, con un plazo de tres meses para su realización. El Ayuntamiento de Alcalá recuerda a todos aquellos propietarios de perros en el municipio que no han registrado su mascota mediante ADN canino, la obligación de hacerlo. Se puede obtener más información en el siguiente enlace: https://medioambiente.ayto-alcaladehenares.es/censo-adn-alcala/.





Aquí va la fuente original para saber más.

Por Juan Manuel González López

Juan Manuel González López, nacido en Alcalá de Henares, es un periodista español especializado en información deportiva. Ha trabajado para varios medios de comunicación en España, como El País, Marca y AS. González López comenzó su carrera profesional en el departamento de deportes del diario El País, donde trabajó durante cuatro años. A continuación se incorporó a la plantilla del diario deportivo Marca como reportero. Tras dos años en Marca, se trasladó a AS, otro diario deportivo y amplió su registro periodístico.