Vie. Dic 8th, 2023

La Comunidad de Madrid llevó a cabo un simulacro de incendio en la Catedral Magistral de Alcalá de Henares para evaluar la eficacia de su sistema de protección del patrimonio cultural. Este sistema se basa en el uso de tarjetas de salvaguarda, una herramienta pionera en España que proporciona información esencial para que los servicios de emergencia y las fuerzas de seguridad puedan actuar de manera adecuada en situaciones de catástrofe y preservar el patrimonio.

En el simulacro participaron diferentes entidades como los Bomberos, Protección Civil, Policía Local, Policía Nacional, restauradores, técnicos patrimoniales y personal del Obispado de Alcalá, que es la entidad responsable de la catedral. Las fichas de salvaguarda fueron elaboradas por la Subdirección General de Patrimonio Histórico en colaboración con los servicios de emergencia y las fuerzas de seguridad. Estas fichas contienen información relevante sobre las características constructivas del edificio, su planta y el entorno circundante, así como detalles sobre su accesibilidad operativa y los sistemas de seguridad con los que cuenta, como detectores de humo o extintores.

Además, también se incluye en las fichas la relación de bienes muebles alojados en el espacio, estableciendo diferentes niveles de prioridad y especificando qué piezas se pueden evacuar y cuáles deben protegerse en su lugar. También se proporcionan instrucciones sobre cómo retirar y manipular estos elementos y se detallan las diferentes vías de acceso y evacuación.

El simulacro fue grabado para utilizarlo como ejemplo de buenas prácticas y concienciación social sobre la importancia de proteger el patrimonio cultural ante posibles desastres. Este proyecto de conservación preventiva se inició en 2019 con el objetivo de disponer de herramientas adecuadas para hacer frente a situaciones de emergencia y evitar daños similares a los ocurridos en el incendio de la catedral de Notre Dame en París en 2019.

Además de la catedral de Alcalá de Henares, este sistema de protección del patrimonio cultural se ha implementado en otras iglesias importantes de la región de Madrid, así como en el Museo Casa Natal de Cervantes, la Casa Museo Lope de Vega, el Castillo de Manzanares el Real y la Universidad de Alcalá. Actualmente se sigue trabajando en el desarrollo de nuevas tarjetas de salvaguarda y en la formación y coordinación de todos los actores involucrados en la protección del patrimonio cultural.

Consulta el sistema autonómico de protección del patrimonio cultural, pionero en España

La Comunidad de Madrid ha realizado hoy un simulacro de incendio con heridos en la Catedral Magistral de Alcalá de Henares para verificar su sistema de protección del patrimonio cultural. Para ello se basa en el uso de las tarjetas de salvaguarda, una herramienta de protección pionera en España que contiene información útil para facilitar a los servicios de emergencia y fuerzas de seguridad la actuación para preservar el patrimonio en situaciones de catástrofe.

en el simulacro ellos intervinieron Bomberos, Protección Civil, Policía Local, Policía Nacional, restauradores, técnicos patrimoniales y personal de la zona afectada, que en este caso es el Obispado de Alcalá.

Las fichas de salvaguarda fueron elaboradas por la Subdirección General de Patrimonio Histórico, en colaboración con los Servicios de Emergencia y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y Contienen información útil para salvar bienes culturales que albergan bienes protegidos en caso de desastre. En concreto, cada ficha o expediente incluye las características constructivas del inmueble, su planta y el entorno circundante, así como información sobre su accesibilidad operativa y los sistemas con los que está equipado para hacer frente a determinados riesgos, como detectores de humo o extintores. .

También contienen la relación de bienes muebles alojados en el espacio, que establece diferentes niveles de prioridad y se identifican las piezas que se pueden evacuar y las que es necesario proteger in situ. Asimismo, explica cómo proceder en la retirada y manipulación de estos elementos y las diferentes vías de acceso y evacuación.

Asimismo, la acción fue grabado para su uso posterior con fines de concienciación social contra este tipo de riesgos y se utilizará como ejemplo de buenas prácticas para la formación de los distintos profesionales que participan en estas tareas.

La primera parte del ejercicio. consistió en acordonar el perímetro y rescatar a una persona presuntamente atrapada en su interior. Posteriormente se procedió a la prueba de protección del patrimonio cultural según documento elaborado para la Catedral de Alcalá.

Este proyecto de conservación preventiva, que actualmente cuenta con 130 expedientes, se inició a finales de 2019 para disponer de herramientas adecuadas para afrontar situaciones de emergencia y evitar daños como el ocurrido en el incendio de la catedral de Notre Dame de París en abril de 2019.

Estos se han logrado en los últimos años. espectáculos en las iglesias más importantes de la región, en el marco del convenio que anualmente se firma con la Provincia Eclesiástica de Madrid para la realización de actividades de conservación y restauración del Patrimonio Histórico-Artístico de la Iglesia Católica. Estos también se han creado para otro tipo de inmuebles como el Museo Casa Natal de Cervantes en Alcalá de Henares, la Casa Museo Lope de Vega en Madrid, el Castillo de Manzanares el Real y el Paraninfo y Capilla de San Ildefonso de la Universidad de Alcalá. Actualmente se continúa trabajando en el desarrollo de nuevas tarjetas, así como en la formación y mejora de la coordinación de todos los actores implicados.





Aquí va la fuente original para saber más.

Por Juan Manuel González López

Juan Manuel González López, nacido en Alcalá de Henares, es un periodista español especializado en información deportiva. Ha trabajado para varios medios de comunicación en España, como El País, Marca y AS. González López comenzó su carrera profesional en el departamento de deportes del diario El País, donde trabajó durante cuatro años. A continuación se incorporó a la plantilla del diario deportivo Marca como reportero. Tras dos años en Marca, se trasladó a AS, otro diario deportivo y amplió su registro periodístico.