Mié. Abr 17th, 2024

Según informa la Jefatura de Policía de Madrid, la Policía Nacional ha desmantelado un grupo criminal dedicado al robo de cajeros automáticos utilizando camiones grúa previamente robados para desengancharlos de sus amarres. Hay cuatro presos de nacionalidad marroquí y española. Dos de ellos terminaron en prisión.

La investigación se inició el pasado mes de septiembre cuando asaltaron un cajero automático en una sucursal bancaria de una localidad de Guadalajara con un camión grúa previamente robado. Conforme avanzaban las investigaciones, los agentes comprobaron que podía existir un grupo organizado para cometer estos hechos, que eligieron cuidadosamente las ramas que reunían las condiciones idóneas para poder llevar a cabo el hurto de forma rápida y desapercibida. Desmantelaron los cajeros automáticos en un centro de operaciones de El Molar.

El modus operandi era siempre el mismo. Previamente habían robado grúas móviles de alta potencia que les permitirían arrancar el cajero automático del suelo o de la pared rompiendo sus tirantes. Una vez en el lugar elegido, rompían las paredes y los cristales con el brazo de la grúa y luego enganchaban y levantaban el cajero automático con ayuda de eslingas. Después de levantarlo, lo subían al propio camión para iniciar la fuga hacia un centro de operaciones donde lo desmantelaban para poder abrirlo y sacar el dinero.

Para pasar desapercibidos en el barrio donde actuaban, llevaban ropa reflectante y protectora y se hacían pasar por trabajadores de la construcción, quienes realizaban trabajos de mantenimiento en la vía pública. En ocasiones utilizaban un segundo coche de apoyo, también robado, por si eran descubiertos, para poder escapar rápidamente del lugar.

En noviembre, estas personas fueron encontradas huyendo en un control policial tras cometer uno de los atracos en la localidad madrileña de Alcalá de Henares. Después de asumir este control, el camionero ignoró las instrucciones de los agentes y pasó por las barreras de bloqueo utilizadas. Se recuperó el camión robado y el cajero automático que contenía más de 100.000 euros.

Tras numerosas gestiones policiales, los investigadores lograron identificar a los cuatro integrantes de este grupo así como la ubicación del centro de operaciones al que se habían dirigido una vez cometidos los crímenes. Se estableció un dispositivo que culminó con cinco registros y registros en los que se encontró numerosos materiales relacionados con el robo de vehículos, la ropa reflectante utilizada, las cintas para la cabeza, los envoltorios de los cajeros automáticos robados, las máquinas contadoras de dinero, las bandejas de las máquinas expendedoras y la documentación.

Además, se recuperaron dos grúas móviles y dos automóviles robados con matrículas falsas. La investigación culminó con la imputación de los cuatro detenidos por delitos de pertenencia a grupo delictivo, seis hurtos a cajeros automáticos, siete hurtos a vehículos de motor, dos hurtos a placas, falsificación de documentos y agresión a funcionario de autoridad.

Actualizado

Según informa la Jefatura de Policía de Madrid, la Policía Nacional ha desmantelado un grupo criminal dedicado al robo de cajeros automáticos utilizando camiones grúa previamente robados para desengancharlos de sus amarres. Hay cuatro presos de nacionalidad marroquí y española. Dos de ellos terminaron en prisión.

La investigación se inició el pasado mes de septiembre cuando asaltaron un cajero automático en una sucursal bancaria de una localidad de Guadalajara un camión grúa previamente robado.

Conforme avanzaban las investigaciones, los agentes comprobaron que podía existir un grupo organizado para cometer estos hechos, que eligieron cuidadosamente las ramas que reunían las condiciones idóneas para poder llevar a cabo el hurto de forma rápida y desapercibida. Desmantelaron los cajeros automáticos en un centro de operaciones de El Molar.

El modus operandi fue siempre el mismo. Previamente habían robado grúas móviles de alta potencia que les permitirían arrancar el cajero automático del suelo o de la pared rompiendo sus tirantes. Una vez en el lugar elegido, Rompieron las paredes y los cristales con el brazo de la grúa y luego engancharon y levantaron el cajero automático con ayuda de eslingas.

Después de levantarlo, Lo subieron al propio camión para iniciar la fuga hacia un centro de operaciones. donde lo desmantelaron para poder abrirlo y sacar el dinero.

Se hicieron pasar por trabajadores de la construcción.

Para pasar desapercibidos en el barrio donde actuaron, Llevaban ropa reflectante y protectora y se hacían pasar por trabajadores de la construcción. quienes realizaban trabajos de mantenimiento en la vía pública. En ocasiones utilizaban un segundo coche de apoyo, también robado, por si eran descubiertos, para poder escapar rápidamente del lugar.

El pasado mes de noviembre, estas personas fueron encontradas huyendo en un control policial tras cometer uno de los atracos en la localidad madrileña de Alcalá de Henares. Después de asumir este control, El camionero ignoró las instrucciones de los agentes y pasó por las barreras de bloqueo utilizadas.

Inmediatamente abandonaron el vehículo y se dieron a la fuga, cruzando la carretera, poniendo en grave riesgo su vida y la de los demás usuarios de la vía. En esta ocasión, el vehículo de gran cilindrada que prestaba asistencia intentó atropellar a los agentes cuando estos le ordenaron detenerse. De inmediato Se recuperó el camión robado y el cajero automático que contenía más de 100.000 euros.

Posteriormente, y tras numerosas gestiones policiales, los investigadores lograron identificar a los cuatro integrantes de este grupo así como la ubicación del centro de operaciones al que se habían dirigido una vez cometidos los crímenes.

Por todo ello se estableció un dispositivo que culminó con cinco registros y registros en los que se encontró numerosos materiales relacionados con el robo de vehículosla ropa reflectante utilizada, las cintas para la cabeza, los envoltorios de los cajeros automáticos robados, las máquinas contadoras de dinero, las bandejas de las máquinas expendedoras y la documentación.

Además, se recuperaron dos grúas móviles y dos automóviles robados con matrículas falsas. La investigación, supervisada por el Juzgado de Educación número uno de Alcalá de Henares, culminó con la imputación de los cuatro detenidos por el delito de delitos de pertenencia a grupo delictivo, seis hurtos a cajeros automáticos, siete hurtos a vehículos de motor, dos hurtos a placas, falsificación de documentos y agresión a funcionario de autoridad.



Aquí va la fuente original para saber más.

Por Juan Manuel González López

Juan Manuel González López, nacido en Alcalá de Henares, es un periodista español especializado en información deportiva. Ha trabajado para varios medios de comunicación en España, como El País, Marca y AS. González López comenzó su carrera profesional en el departamento de deportes del diario El País, donde trabajó durante cuatro años. A continuación se incorporó a la plantilla del diario deportivo Marca como reportero. Tras dos años en Marca, se trasladó a AS, otro diario deportivo y amplió su registro periodístico.