Mié. Feb 8th, 2023

Sandra Bermejo (Foto: CES Cardenal Cisneros)

  • Un estudiante “ordenado y excepcional”. Así recuerda Javier Urra a Sandra Bermejo, alumna y secretaria del doctorado en Psicología y Ciencias de la Salud y primera Defensora del Menor.

Víctor Aibar Madrona informó este sábado a MDO (Madridiario) sobre el trágico fallecimiento de la joven psicóloga que era alumna del colegio San Gabriel, aportando algunas pistas. Su cuerpo fue encontrado el 23 de diciembre por un pescador en una playa con marea baja. Los restos se encontraban en un avanzado estado de descomposición lo que impedía su identificación, de hecho en un primer momento se comprobó que no coincidían con los del psicólogo que llevaba más de un mes buscando a su familia. Sin embargo, días después, la brigada de policía científica de la comisaría provincial de A Coruña estableció que los rastros recibidos en su laboratorio de biología territorial -E, correspondientes al cuerpo de una mujer encontrado en el Cabo, eran compatibles con el perfil genético obtenido de Muestras de Sandra Bermejo. Esto confirmó la peor noticia que su familia y amigos podían esperar.

Un duro golpe para quienes conocieron a esta joven de 32 años, quien quedó ‘conmocionada’ tras conocer el trágico desenlace. Para Urra, psicóloga forense y también profesora del CES Cardenal Cisneros de la Universidad Complutense, y para otros compañeros que han compartido jornada con Sandra, todavía hay márgenes holgados. Además de estudiante, Bermejo trabajaba como secretaria del perito en psicología: “Le perdí la pista hace cinco años hasta la noticia de su desaparición, y desde entonces mantengo un contacto permanente con su madre”.


Urra: «He mantenido un contacto permanente con su madre»

La familia, el abogado Juan Manuel Medina y el presidente de SOS Desaparecidos, Joaquín Amils, quieren que se investigue lo que pudo haber ocurrido ese día. Hay testimonios de tres pescadores que vieron otros dos autos estacionados junto al de Sandra. En el interior del vehículo de la fallecida se ha encontrado una mochila con sus efectos personales y sin su teléfono móvil, todo lo cual indica que se lo lleva (se pierde la señal en el Cabo, según datos de geolocalización). La autopsia reveló que la causa de la muerte fue «trauma por precipitación». Las graves heridas sufridas tras la caída provocaron su muerte. Pero no se sabe qué pudo haber causado esa caída y en este momento la policía trabaja arduamente tratando de esclarecer los hechos, con tareas que incluyen triangulando antenas y teléfonos y revisando los WhatsApps de los últimos días de vida de Sandra.

Urra, como psicóloga forense y experta en la materia, rechaza la tesis de un posible suicidio y sostiene que «hay que seguir investigando porque no es un caso en el que cabe un simple suicidio». Está acostumbrado a realizar autopsias psicológicas, una práctica que trata de reconstruir el estado emocional de una persona fallecida en el tiempo: «No hay elementos de carácter personal, como la separación de un ser querido o un diagnóstico de mala salud, eso te hace pensar en el suicidio. El día de su desaparición, la mujer no acudió a una cita con su grupo de teatro ni participó en consultas por videollamada con sus pacientes.

Sandra Bermejo había comprado víveres, planeaba hablar con su madre el día de su desaparición y planeaba eventos sociales con sus amigas del grupo de teatro: «La gente cree que el suicidio es un acto esporádico e impredecible, pero la realidad es que está planeado .» dice Urra.


Tras el confinamiento por la pandemia del Covid, decidió irse a vivir a Asturias

La Policía Nacional también investiga la vida de Sandra, su entorno en Gijón, donde se instaló un par de años antes de desaparecer. Enamorada de la naturaleza y tras el confinamiento por la pandemia del Covid, decidió irse a vivir a Asturias y consultar desde allí. Y aunque la principal hipótesis sostenida por la policía sobre la desaparición de la joven madrileña era que había sufrido un accidente, por tratarse de una zona muy accidentada, o que se trataba de una posible «desaparición voluntaria», la familia siempre ha negado eso tenia razon.

Cuando alguien piensa en el suicidio “de alguna manera se lo traslada a alguien, se piensa y se trabaja. Ante el sufrimiento anterior, piensas dónde y cómo realizarlo. A estas alturas podríamos ver si hay algo que analizar, pero por lo que he hablado con su madre y sus amigos, no lo parece, y su carácter tampoco. Según su entorno, Sandra ha tenido una vida normal en la que no se percibe sufrimiento ni desesperación. Sin embargo, Javier Urra explica que no le han confiado un estudio y “por tanto tampoco puedo decir nada en definitiva. Si el tribunal me encomienda una autopsia psicológica, con gusto la realizaré».

Sandra ha participado en algunos grupos de consumo de espiritistas y ayahuasca, una terapia poco científica en la que la psicóloga forense cree haber «colaborado como profesional». La policía investiga si había personas problemáticas en ese grupo. Además, la noche en que ella desapareció, otros dos autos estaban estacionados junto al de Sandra y se habían ido a la mañana siguiente.


“Sé feliz estés donde estés”, saludan sus familiares a Sandra Bermejo”

Fue una despedida en el más estricto secreto. En la tarde de ayer, la familia y amigos de Sandra Bermejo realizaron un acto de homenaje a la joven psicóloga hallada muerta en Cabo Peñas. Se reunieron en el complejo hotelero El Olivar de Alcalá de Henares, ciudad de origen de Sandra y su familia, para saludarla y recordarla con la sonrisa que la caracterizaba.

Ya en la noche, su hermano Raúl publicó un mensaje de agradecimiento. “Fue un día duro, pero me voy a casa feliz de haber compartido un rato con cada uno de ustedes, familia, amigos, compañeros, apasionados compañeros…”, se dirigió a quienes apoyaron a la familia en esta complicada jornada. Y le pidió a Sandra Bermejo: «sé feliz donde estés. Siéntete orgulloso de ti mismo y de cómo la gente te recordará».

Sandra Bermejo había estudiado en el colegio San Gabriel de Alcalá de Henares y su familia quiso despedirse en un lugar muy cercano a su centro de estudios.

El pasado 5 de enero, el Colegio San Gabriel de Alcalá de Henares emitió un comunicado lamentando profundamente el fallecimiento de Sandra Bermejo, “ex alumna de nuestro Colegio y cuyo recuerdo es imborrable para todos. En nombre de toda la Comunidad Educativa, expresamos nuestras condolencias a su familia y allegados, acompañándolos en estos momentos de inmenso dolor.

Javier Urra acudió a este acto de despedida para “compartir el dolor por la pérdida de una niña maravillosa de la que tengo un recuerdo maravilloso”.




Aquí va lafuente para saber más.

Por Juan Manuel González López

Juan Manuel González López, nacido en Alcalá de Henares, es un periodista español especializado en información deportiva. Ha trabajado para varios medios de comunicación en España, como El País, Marca y AS. González López comenzó su carrera profesional en el departamento de deportes del diario El País, donde trabajó durante cuatro años. A continuación se incorporó a la plantilla del diario deportivo Marca como reportero. Tras dos años en Marca, se trasladó a AS, otro diario deportivo y amplió su registro periodístico.