Dom. Jun 26th, 2022

El Partido Popular de Alcalá de Henares pedirá en su pleno de este mes de abril la creación de una unidad específica del Servicio de Policía Local de Alcalá de Henares para luchar contra las bandas juveniles violentas.

Esta unidad se formará en la materia específica y contará con todos los medios materiales y humanos necesarios para una lucha eficaz. “Esta unidad trabajará junto con la Policía Nacional de Alcalá de Henares, coordinando actuaciones para combatir posibles delitos y prevenirlos”, explica la portavoz del PP en la ciudad complutense, Judith Piquet.

“Inseguridad por presencia de pandillas juveniles”

“Alcalá de Henares ha sufrido recientemente situaciones de inseguridad por la presencia de bandas juveniles. Nos hemos enterado por los medios de comunicación de que hay bandas que se están intentando instalar en nuestro municipio”, dice el líder del PP complutense, que también pide más policías a la delegación del Gobierno.

A su juicio, estas bandas explotan a los más jóvenes para capturarlos y así incorporarse a sus filas, entrenándolos para delinquir y generar conflictos. “La existencia de estas bandas es una tragedia que no debe ser ajena a los funcionarios de la ciudad y debemos hacer todo lo posible para evitar que los jóvenes arruinen su vida”, dice Piquet.

Por ello, considera importante elaborar “un estudio de situación por parte de los diferentes departamentos del gobierno municipal para conocer la realidad social de Alcalá de Henares, desglosando el estudio por distritos y barrios, así como un desglose de la población que permita priorizar acciones”.

Trabajo transversal de varios departamentos

En este sentido, asegura que “un Plan contra las bandas juveniles de forma transversal con las Consejerías de Seguridad Ciudadana, Educación, Juventud e Infancia, centrado en acciones de prevención, con planes de formación, tiempo libre alternativo y séquito de jóvenes corre el riesgo de ser reclutados por estas bandas”.

“Estos programas contarán también con la implicación de las familias y los centros educativos, llegando así al mayor número de jóvenes posible. Todo el trabajo adelantado será la mejor herramienta para que los jóvenes encuentren otro camino y no se vean condenados a una vida de delincuencia, drama y situaciones de alto riesgo”, concluye.