Vie. Jun 21st, 2024

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares comunica que la Inspección de Sanidad del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, dependiente del Departamento de Salud, “intentó acceder a la Residencia de Mayores Francisco de Henares a las 11:30 horas del martes 28 de febrero de 2023 Victoria. El motivo se basa en las reiteradas quejas y denuncias de usuarios y familiares por el mal estado de alimentos y agua, entre otros, de esta residencia dependiente de la Agencia Madrileña de Bienestar Social (AMAS) de la Comunidad de Madrid”, señala el Ayuntamiento.

Sin embargo, -según el consistorio- «la dirección de la residencia Francisco de Vitoria en Alcalá de Henares impidió la entrada del inspector y de los técnicos de la Concejalía de Salud del Ayuntamiento, para lo que se contó con la mediación de la Policía Local y una reunión en el que estuvo presente como representante de la Agencia de Asistencia Social de Madrid Primitivo Ramos Cordero, para que, finalmente, tras una hora y media de espera, pudieran acceder a las instalaciones.

Entre los argumentos que dedujeron de la residencia para impedir el ingreso “está la falta de facultades de la Municipalidad en la materia, lo que contrasta con la ley porque, entre las facultades del control sanitario de la Municipalidad está la toma de agua”. muestras de consumo y muestras en comedores comunitarios de alto riesgo (escuelas, centros de mayores), entre otros”.

La Administración Municipal recuerda que “estas competencias están recogidas en la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, en su Capítulo III (art. 42), relativo a las competencias de las Entidades Locales. En este sentido, la ley prevé el control sanitario de las aguas, así como el control sanitario de las edificaciones y lugares de habitación y convivencia humana, tales como los centros habitados”.

«La obstrucción de la inspección sanitaria es inaceptable»

La concejala de Sanidad, Blanca Ibarra, definió como “inaceptable el entorpecimiento que se ha producido en las labores de los jefes del área de inspección sanitaria del Municipio y que han tenido que esperar una hora y media para acceder a las cocinas del residencia».

“Retrasar la inspección más de hora y media puede desvirtuar la eficacia de la labor inspectora, ya que la sorpresa es clave para conocer el estado real de cualquier establecimiento inspeccionado”, ha subrayado el alcalde.

Además, Ibarra precisó que este tipo de inspecciones las realiza la Consejería de forma rutinaria y recordó que “el pasado mes de octubre se visitó la residencia Cisneros de Alcalá de Henares, también gestionada por la Comunidad de Madrid, y en ningún caso se objetó los técnicos que vienen inmediatamente a hacer su trabajo”.

“Actitud de resistencia hacia la autoridad sanitaria”

Por su parte, el alcalde, Javier Rodríguez Palacios, insistió en denunciar «las trabas que hoy han puesto los responsables del Gobierno regional para realizar una inspección en el ámbito de la salud pública, ordenando a la dirección del centro impedir el acceso a los inspectores municipales».

Para el alcalde “esta actitud de resistencia hacia la autoridad sanitaria es impropia entre administraciones y roza la legalidad. Retrasar hora y media la entrada de los inspectores para tomar muestras podría parecer un intento de ocultar una realidad menos comprometida por parte de los líderes del Gobierno regional.

Por último, el alcalde insiste con el Gobierno de la Comunidad de Madrid en la necesidad de romper este tipo de contratos que hacen que solo se destinen 4,6 euros a alimentar a los mayores de la residencia Francisco de Vitoria: «con 4,6 euros al día es no es posible servir desayuno, almuerzo, merienda y cena a nuestros mayores ni a nadie en este momento”.



Aquí va lafuente para saber más.

Por Juan Manuel González López

Juan Manuel González López, nacido en Alcalá de Henares, es un periodista español especializado en información deportiva. Ha trabajado para varios medios de comunicación en España, como El País, Marca y AS. González López comenzó su carrera profesional en el departamento de deportes del diario El País, donde trabajó durante cuatro años. A continuación se incorporó a la plantilla del diario deportivo Marca como reportero. Tras dos años en Marca, se trasladó a AS, otro diario deportivo y amplió su registro periodístico.