Mié. Feb 8th, 2023

Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares. Foto de Pedro Enrique Andarelli

  • El religioso sirvió en la diócesis de Alcalá de Henares desde mayo de 2003 hasta octubre de 2017, cuando se trasladó a Málaga para “cuidar de su anciana y enferma madre”.
foto de agencia. archivos HA

Según informó Pablo D. Almoguera en un artículo exclusivo para suscriptores de El Confidencial, agentes de la Policía Nacional hallaron en casa de su madre, en un cuarto cerrado con llave, 25 dispositivos de almacenamiento informático, en los que se encontraron imágenes del investigado que presuntamente tocaba a niños y niñas. niñas con las que había tenido contacto como catequista.

Se han identificado al menos seis víctimas con edades comprendidas entre los seis y los ocho años. Según la acusación, el acusado, Francisco Manuel GM, quien fue encarcelado durante seis meses después de ingresar en prisión preventiva el 28 de enero de 2019, utilizó un programa de intercambio de archivos P2P para «poner a disposición» de otros usuarios de Internet «varios» videos e imágenes de «niños menores de 13 años que posan desnudos y otros que mantienen relaciones sexuales con adultos».

Estos hechos fueron examinados por la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Málaga durante un juicio en el que el imputado aceptó una condena por producción, tenencia y distribución de material de abuso sexual infantil recogida en sentencia dictada el 20 de mayo de 2021. La investigación encontró que la IP utilizada para enviar el material pedófilo estaba a nombre de la madre del religioso, quien vivía justo en el edificio contiguo a la casa de su hijo.

Durante el registro de la casa de la anciana, se encontraron 25 discos duros en una habitación cerrada con llave que el acusado abrió voluntariamente. En estos dispositivos se encontraron cuatro videos de las clases con menores en los que se observa a Francisco Manuel «poniendo sus manos en las nalgas, el pecho y las piernas de los niños, haciéndolos sentarse en sus piernas y llevándoles dulces a la boca». Los menores no tenían conocimiento de estas grabaciones, en las que también se ve al sacerdote tocando a los alumnos durante las clases de catecismo.


Peritos recuperaron varios expedientes incriminatorios borrados por imputado

Parte de estas imágenes fueron captadas con cámaras ocultas y en ellas vemos al sacerdote “en una habitación, sentado con varias chicas”. Dos de ellos se sienta en sus piernas. Siente los muslos de ambos, mientras que uno de ellos «siente debajo de su camisa». Esta menor fue identificada y sus padres presentaron una denuncia.

Tras esta investigación, el obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig, “suspendió cautelosamente a Francisco Manuel GM de sus funciones de ministerio sacerdotal”. Diócesis de Málaga, Jesús Catalá.

El Ministerio Público, además de los 10 años de libertad condicional tras la excarcelación, solicita que se le inhabilite para “ejercer una actividad laboral, profesional o comercial con menores de edad” por igual período de tiempo; ya que el sacerdote fue profesor de Religión durante 12 años en un instituto de Coslada (Madrid). Impartió cursos de ESO y Bachillerato y no ejerció como docente durante su estancia en la provincia de Málaga.

El recorrido de las primeras pruebas destacadas por el Ministerio Fiscal revela que el imputado también era sacerdote de la Comandancia de la Guardia Civil de Alcalá de Henares y algunos de los expedientes presentados como prueba tuvieron que ser recuperados por peritos en técnicas informáticas forenses porque habían sido eliminado


La demanda inicial se dividió en tres y ya ha habido una primera condena por cumplimiento

La Fiscalía aclara en su calificación que otras dos han sido interrumpidas por la causa principal: una, por revelación de secretos, que investiga un juzgado de Torrejón de Ardoz, y otra, sobre abusos sexuales, que sigue un juzgado de Alcalá de Henares. El primero investiga la colocación de una cámara oculta en los aseos de una parroquia para filmar a menores -a los que ha acompañado en algunas ocasiones- y ya se han identificado al menos seis víctimas cuyos padres han presentado denuncia.

La segunda, tras la sentencia del Tribunal Supremo, recayó finalmente en el Juzgado de Instrucción número 12 de Málaga. Por ello, el sacerdote tendrá que afrontar un nuevo proceso judicial en esta provincia, a pesar de que los hechos fueron presuntamente cometidos durante su estancia en Madrid. Para una de las niñas presuntamente maltratadas -la segunda no ha sido identificada- se pide una indemnización de 3.000 euros, que tendrá que asumir la acusada, además de la multa de 12 euros diarios durante 20 meses que se pide en caso de que es declarado culpable.




Aquí va lafuente para saber más.

Por Juan Manuel González López

Juan Manuel González López, nacido en Alcalá de Henares, es un periodista español especializado en información deportiva. Ha trabajado para varios medios de comunicación en España, como El País, Marca y AS. González López comenzó su carrera profesional en el departamento de deportes del diario El País, donde trabajó durante cuatro años. A continuación se incorporó a la plantilla del diario deportivo Marca como reportero. Tras dos años en Marca, se trasladó a AS, otro diario deportivo y amplió su registro periodístico.