Mar. Jun 28th, 2022

Los agentes de la Guardia Civil han conseguido esclarecer un delito en curso de estafa por parte de una anciana, mediante el uso de su tarjeta de crédito, y la detención de los dos autores materiales de los hechos, que residían en la ciudad madrileña de Móstoles.

Con la numeración del carné de la anciana, los internos realizaron hasta 51 transacciones de compra por Internet por valor de 3.467 €, según ha informado este miércoles la Comandancia de Madrid en nota de prensa.

La investigación se inició en febrero después de que los guardias civiles recibieran una denuncia en la Comisaría de la Policía Nacional de Tetuán donde una ciudadana dijo que a su madre, que estaba detenida en un hogar de ancianos, le debitaron varias veces de su cuenta bancariade compras realizadas a través de páginas de Internet.

Los agentes del Equipo @ de la Empresa de Alcalá de Henares y del Área de Investigación del Puesto Principal de Rivas Vaciamadrid procedieron a la comprobación de los hechos, comprobando cómo Desde el pasado mes de diciembre se han realizado 51 operaciones de compra a través de diversas páginas de Internet. relativas a establecimientos de moda, webs de apuestas y distribuidores de artículos de belleza.

Después de analizar todas las acusaciones, estos ascendieron a un total de 3.467 euros, todos pagados a través del número de tarjeta de crédito de la ancianasin su conocimiento.

El avance de la investigación permitió identificar a los propietarios de las distintas compras, tratándose de dos mujeres de origen peruano, coincidiendo también que una de ellas es trabajadora de la residencia donde vive la ancianay que, aprovechando la vulnerabilidad, la avanzada edad y la confianza del perjudicado, copió los datos de su tarjeta.

por todo esto El 6 de abril, los agentes detuvieron a los dos autores, dos mujeres de origen peruano, de 46 y 20 años, residentes en Móstoles. y que por estos hechos se le imputa un delito de estafa continuada.

Varios agentes de la Guardia Civil en una intervención (Foto: EP)

Vecinos de Móstoles

una de las mujeres, trabajadora de la residencia donde vive la ancianasupuestamente se aprovechó de la anciana para obtener los datos de la tarjeta, realizando posteriormente compras por Internet.

Desde la Guardia Civil han advertido del aumento de este tipo de estafas, donde los estafadores estudian a sus víctimasy busca quien puede ser más vulnerable. Primero, las víctimas favoritas de los estafadores alguna vez fueron turistaspero hoy en día estos casos suelen ocurrir en el Personas mayores, principalmente.

Asimismo, la Guardia Civil influye en la la importancia de denunciar la estafa, que permanezca en los registros y que el estafador no quede impune. Sin embargo, reconocen que «muchos se avergüenzan de ser engañados y no solo no denuncian, sino que no le cuentan a nadie lo que pasó”.

E «en relación con el estafas por internet, Algunas personas mayores tienen problemas recordar detalles sobre ataques, o no tienen los conocimientos suficientes para explicar la naturaleza técnica de los mismos».