Mié. Feb 8th, 2023

Un vecino de vía Tomillo, en Alcalá de Henares, llamó nervioso al 112 pasadas las tres de la tarde. Alertado por un familiar, este hombre acudió al número 74 para comprobar si la pareja que vivía en la casa se encontraba bien. Pero cuando sonó el timbre, ninguno de los dos respondió. El desconcierto le hizo asomarse a las ventanas de éste. casa independiente y fue entonces cuando observó a los residentes acostados en la cama. Dadas las horas y el fuerte olor que emanaba del inmueble, el interlocutor apenas pudo comunicar que ambos sujetos, una mujer de 41 años y un hombre de 39, se encontraban inconscientes y presuntamente fallecidos. Un presagio que confirmaron los rescatistas al entrar en la vivienda y encontrar a las personas afectadas sin posibilidad de reanimación.

La policía local y nacional, los sanitarios de Summa 112 y los bomberos de la Comunidad de Madrid acudieron al inmueble y comprobaron la altísima concentración de monóxido de carbono registrado en el interior. Los dos vecinos, nacidos en España, se encontraban en uno de los dormitorios y podrían haber muerto de madrugada. Los bomberos ingresaron con equipo de respiración autónomo y procedieron a ventilar el local. Posteriormente fue el turno de la Policía Estatal, que se ocupó de las pesquisas: según las primeras pesquisas, la fuga se habría originado en una chimenea de mampostería, del tipo casete, que los agentes encontraron encendida.

Un psicólogo de Summa 112 también acudió al enclave para asistir a los familiares del fallecido, incluido su hijo menor, que había pasado la noche fuera de casa con unos familiares. Estamos investigando si la chimenea de casete, antes cerrada por un puerta de vidrio solo para evitar la fuga de monóxido de carbono, estaba en mal estado o tenía una fuga en una de las tuberías que cruzan las habitaciones. Los inquilinos habían realizado recientemente trabajos para calentar el resto de las habitaciones.

Para prevenir este tipo de casos, la Comunidad de Madrid puso en marcha en noviembre la campaña #CalorSeguro, dirigida a informar sobre los riesgos asociados al uso inadecuado de chimeneas, estufas, braseros o estufas. La iniciativa busca convencer a los ciudadanos y comunidades de vecinos para que instalen, entre otras medidas, detectores de humo de bajo coste que son de gran utilidad a la hora de alertar a los usuarios, especialmente mientras duermen. En España la implantación de estos dispositivos no llega al 10 por ciento, cifra especialmente llamativa dada la obligatoriedad de activarlos en países como Francia, Alemania o Gran Bretaña.

Aquí va lafuente para saber más.

Por Juan Manuel González López

Juan Manuel González López, nacido en Alcalá de Henares, es un periodista español especializado en información deportiva. Ha trabajado para varios medios de comunicación en España, como El País, Marca y AS. González López comenzó su carrera profesional en el departamento de deportes del diario El País, donde trabajó durante cuatro años. A continuación se incorporó a la plantilla del diario deportivo Marca como reportero. Tras dos años en Marca, se trasladó a AS, otro diario deportivo y amplió su registro periodístico.