Lun. Mar 4th, 2024
La tía asesinada del Gordo Maya tenía antecedentes por drogas y robos

El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional de Madrid se encuentra investigando el asesinato de Natalia SS, tía del conocido delincuente Gordo Maya. Según testigos, un hombre y una mujer fueron los responsables del ataque. Antes del asesinato, la víctima recibió una llamada telefónica amenazante en la que le dijeron: «Que usted y su hijo descansen en paz».

Este caso se ha vuelto complicado para los especialistas en homicidios debido a la «Ley del silencio» que existe entre las familias. Esto dificulta la labor de los policías, ya que deben esforzarse por descubrir la verdad detrás del crimen.

Desde el principio, el entorno de Natalia señaló a una familia de Alcalá de Henares como sospechosa. Según sus declaraciones, uno de los hijos de la víctima tuvo una discusión con su cuñado y terminaron peleándose. Esto llevó a la tía del Gordo Maya a jurar venganza por la muerte de su padre.

Aunque la familia de Alcalá de Henares es la principal sospechosa, el Grupo de Homicidios VI mantiene todas las hipótesis abiertas, aunque la más probable sea una liquidación de cuentas. Aún no se conoce el motivo exacto detrás del crimen.

Una de las cosas que más llama la atención son las amenazas que recibió Natalia antes de su asesinato. Testigos afirman que recibió una llamada telefónica en la que le dijeron: «Que usted y su hijo descansen en paz». Además, otros testigos no relacionados con la familia aseguran que los asesinos eran un hombre y una mujer. La mujer se acercó a Natalia y le preguntó si era ella, mientras que el hombre realizó varios disparos.

Después del asesinato, los responsables huyeron rápidamente del lugar. Los investigadores están revisando las cámaras de seguridad de la zona para obtener más información sobre el coche y sus ocupantes. También están analizando las cámaras de vigilancia municipal de Puente de Vallecas.

Minutos después del asesinato, numerosos familiares se reunieron en la calle, jurando venganza por la muerte de Natalia. Sin embargo, la familia de la víctima no apoya este tipo de acciones, solo buscan justicia y que los responsables sean castigados por sus actos.

Una semana después del suceso, la calle Lago Maracaibo aún no ha recuperado la tranquilidad. Los vecinos siguen nerviosos ante la posibilidad de represalias por parte de los atacantes.

Los ancianos locales están desempeñando un papel importante en la mediación entre las familias para calmar los ánimos y evitar más violencia. Se han puesto en contacto con la familia de Alcalá de Henares acusada del asesinato, pero las respuestas que han recibido no han sido satisfactorias.

El Grupo de Homicidios VI también está investigando los antecedentes penales de la tía del Gordo Maya. Su pareja, con la que tuvo varios hijos, ha estado en prisión durante años, pero aparentemente no está relacionada con este crimen. La víctima tenía múltiples condenas previas por diferentes delitos, incluyendo hurtos, robos y delitos contra la salud pública.

El sobrino de la víctima, Gordo Maya, también ha tenido problemas con la ley. Fue detenido por intentar matar a un joven en Seseña y su coche fue abandonado en una ubicación inapropiada.

En resumen, la investigación sobre el asesinato de la tía del Gordo Maya continúa y se están analizando todas las pistas y testimonios disponibles para identificar y detener a los responsables. La familia busca justicia y la comunidad se mantiene en alerta ante posibles represalias.

El VI Grupo de Homicidios de la Policía Nacional de Madrid continúa realizando las investigaciones para identificar y detener a los autores del asesinato de Natalia SS, tía del conocido alunicero Gordo Maya. Atacaron a un hombre y una mujer, según declaraciones de testigos. La familia reveló que varios días antes del asesinato, la víctima había recibido una llamada telefónica aterradora: «Que usted y su hijo descansen en paz».

El asesinato de la tía de Gordo Maya es uno de esos casos complicados que tienen que afrontar los especialistas en homicidios. El conocido como «Ley del silencio» entre familias es un problema para estos policías que deben hacer todo lo posible para comprender plenamente qué se esconde detrás del crimen.

Las amenazas que recibió Natalia

Desde el primer momento, el entorno de Natalia denunció a una familia de Alcalá de Henares. Al parecer, según sus declaraciones, uno de los hijos de la víctima discutió con su cuñado y terminaron golpeándose. Al enterarse del enfrentamiento, la tía del Gordo Maya juró por la muerte de este hombre, que acababa de perder a su padre.

Por eso esta familia centra sus sospechas en el otro clan. Una circunstancia que no pasa desapercibida para el Grupo de Homicidios VI. Los agentes, sin embargo, tienen todas las hipótesis abiertas, aunque la principal sea una liquidación de cuentas. El motivo de esto aún no está claro.

Uno de los detalles que más llama la atención son las amenazas que había sufrido la tía de Gordo, Maya, en los días previos a su asesinato. Según el testimonio de quienes lo rodeaban, recibió una llamada telefónica de un conocido quien solo le envió estas siniestras palabras: «Que usted y su hijo descansen en paz».

Otros testigos, no pertenecientes a la familia, demuestran que la ‘combinación’ de los asesinos era un hombre y una mujer. Este último habría tenido la tarea de decir: «¿Eres Natalia?». Inmediatamente, el hombre presuntamente realizó hasta once detonaciones primero con una pistola y luego con un arma larga.

La investigación sobre la tía del Gordo Maya

Una vez cometido el asesinato, abandonaron apresuradamente el lugar. Los investigadores solicitaron la cámaras de seguridad de la zona para poder determinar con precisión el modelo del coche y también los ocupantes que se encuentran en su interior.

Justo dentro del radio de fuga predecible del coche había varios restaurantes abiertos en ese momento. Las cámaras de vigilancia municipal de Puente de Vallecas también ayudarán en la investigación.

Minutos después del asesinato de la tía de Gordo Maya, decenas de familiares se reunieron en la calle jurando venganza por el asesinato. Sin embargo, este tipo de acciones no están contempladas en el entorno de la víctima. Sólo quieren justicia y que el peso de la Ley recaiga sobre los responsables de sus muertes.

A más de una semana del suceso, la calle Lago Maracaibo aún no recupera la tranquilidad propia de la zona. Los focos mediáticos ya se han alejado del lugar pero los vecinos siguen nerviosos ante posibles represalias o nuevas acciones por parte de los atacantes.

Mediación entre familias

Una importante labor de mediación es la que llevan a cabo los ancianos locales que intentan calmar las mentes de quienes buscan venganza. También se pusieron en contacto con la familia de Alcalá de Henares acusada del asesinato. Las respuestas que recibieron no fueron satisfactorias, según pudo saber Vozpópuli.

El Grupo de Homicidios VI también profundiza en los antecedentes penales de la tía Maya de Gordo. La pareja de la víctima, con la que tuvo varios hijos, lleva años tras las rejas y sus actuaciones, en principio, no están vinculadas con el atroz crimen de Puente de Vallecas.

Muere en Puente de Vallecas la tía del conocido alunicero Gordo Maya

Con el sobrenombre de «Pipi», junto a su hermano, fueron detenidos en varias ocasiones. El marido de la tía de Gordo Maya era considerado el líder de la «banda BMW». Una estructura criminal que asaltaba todos los establecimientos posibles.

La víctima de este asesinato tampoco fue la excepción. Tenía más de una decena de condenas previas por hurtos, robos y delitos contra la salud pública, según fuentes policiales. Otras fuentes dicen que conducía camiones robados, un acto extremo por el cual las autoridades nunca la habrían arrestado.

Una voracidad que fue emulada años más tarde por su sobrino, Gordo Maya, que frecuentaba la casa de su familia en Puente de Vallecas. Al menos hasta octubre cuando fue detenido por intentar matar a un joven en Seseña. Renunció a su coche, mal aparcado.



Aquí va la fuente original para saber más.

Por Juan Manuel González López

Juan Manuel González López, nacido en Alcalá de Henares, es un periodista español especializado en información deportiva. Ha trabajado para varios medios de comunicación en España, como El País, Marca y AS. González López comenzó su carrera profesional en el departamento de deportes del diario El País, donde trabajó durante cuatro años. A continuación se incorporó a la plantilla del diario deportivo Marca como reportero. Tras dos años en Marca, se trasladó a AS, otro diario deportivo y amplió su registro periodístico.