Sáb. Dic 9th, 2023

Desmantelados en un operativo agentes de la Guardia Civil, Policía Estatal y Mossos d’Esquadra pasa a formar parte de dos grupos criminales especializados en robos forzosos de cajeros automáticos mediante el uso de explosivos de fabricación propia a partir de la pólvora de petardos y otros dispositivos pirotécnicos prensados ​​en una cápsula de metal a la que llamaron «frasco».

14 personas fueron detenidas y se realizaron 23 registros simultáneos en las provincias de Málaga (4), Toledo (3) y Madrid (16), informaron este martes los tres cuerpos policiales.

En los registros, gran cantidad de billetes impregnados con tintas de seguridad bancaria, numerosas armas de fuego y municiones, balizas GPS, material de cerrajería para abrir puertas, inhibidores de alarma, material y vestuario de la Policía del Estado y de la Guardia Civil, dinero en efectivo, 7 vehículos, 8 relojes de lujo y matrículas falsas, entre otros efectos.

Además, se desmanteló una plantación de marihuana y se incautaron 112 plantas y se les acusa de 15 hechos delictivos en los que robaron más de 600.000 euros.

Los sospechosos, que tenían un largo historial delictivo, cometieron robos con violencia, haciéndose pasar por miembros de las fuerzas de seguridad y utilizando técnicas, medios y equipos especiales, «sin dudar en detener ilegalmente a sus víctimas y utilizando una violencia extrema».

Parte del material incautado a las dos organizaciones criminales (Foto: Questura Superiore)

los dos grupos

La investigación se inició en agosto de 2022 tras la investigación de dos robos a la fuerza con explosivos en entidades bancarias de Málaga, en los que se sustrajeron más de 82.000 euros. Meses después, en octubre, se descubrió en Valencia un tercer robo del mismo grupo y, a mediados de febrero, varios sospechosos también realizaron un intento de robo con explosivos en un banco en Pinto (Madrid), pero no pudieron robar dinero.

Continuando con la investigación, los agentes identificaron a otro grupo delictivo cuyos integrantes también cometieron robos a cajeros automáticos utilizando explosivos con un ‘modus operandi’ similar y que contaba con el mismo proveedor de explosivos de fabricación casera. Este segundo grupo fue responsable de siete ataques a cajeros automáticos el año pasado Barcelona, ​​Madrid, Alcalá de Henares y Alcobendas, donde consiguieron obtener un botín de unos 550.000 euros.

En concreto, a los detenidos se les imputa la presunta comisión de los delitos de pertenencia a grupo delictivo, robo a la fuerza, robo con violencia, hurto de vehículos a motor, detención ilegal, lesiones, usurpación de funciones públicas, tenencia ilícita de armas y falsificación de documentos. .

A finales de abril pasado se llevó a cabo la intervención, consiguiendo la detención de todos los sospechosos -14 en total- a excepción de uno que se dio a la fuga cuando los carabineros detectaron la bomba.

Según explican desde las Fuerzas de Seguridad, los sospechosos han evolucionado la técnica con la que llevaron a cabo la operación robos con medios y equipos especiales y extremas medidas de seguridad antes, durante y después de la realización de los robos, utilizando vehículos de gran motor sustraídos, los cuales, después de la realización del robo, fueron incendiados o rociados con extintores para trasladarlos de nuevo a otros coches sustraídos que habían ocultado pero no utilizado, que hizo aún más difícil de aclarar.

Coche de la policía nacional en el centro de Madrid
Coche de la policía nacional en el centro de Madrid

Su modo de actuación tenía tres fases: en primer lugar, seleccionaban los objetivos o víctimas, con información privilegiada sobre su situación económica o su negocio; Posteriormente, los vigilaban, monitoreando sus rutinas y movimientos, y finalmente, dependiendo del objetivo, realizaban el robo por la fuerza o con violencia, haciéndose pasar por miembros de la fuerza policial y utilizando técnicas, medios y equipos policiales, llegando a detener ilegalmente a sus víctimas. .

casos aclarados

Los agentes esclarecieron 15 hechos delictivos cometidos entre junio 2022 y abril 2023. En junio del año pasado llevaron a cabo dos robos a la fuerza con explosivos, en dos bancos de los municipios barceloneses de Santa Coloma de Gramanet y Montcada, sustrayendo 67.450 euros y 127.210 euros respectivamente. Solo un mes después perpetraron otro robo con artefacto explosivo en un banco de Madrid, incautándose entre 50.000 y 90.000 euros.

En agosto de 2022 cometieron más Dos robos a la fuerza con uso de explosivos en dos bancos de Málaga restando, en esta ocasión, 43.970 y 38.180 euros. Al mes siguiente, dos hechos delictivos con el mismo «modus operandi» en entidades bancarias de Barcelona supusieron el robo de 47.380 y 92.860 euros. En octubre se produjo en Valencia otro hecho delictivo de la misma naturaleza en el que sustrajeron 40.000 euros. Y en diciembre se cometieron dos robos más en los bancos de los municipios madrileños Alcalá de Henares y Alcobendas, restando las cantidades de 46.350 euros y 78.330 euros, respectivamente.

Tres robos se cometieron en Madrid en febrero de este año; uno de ellos en un concesionario de vehículos de alta gama donde se ha robado un vehículo; otra, en una óptica de Majadahonda de donde se llevaron gafas, monturas y alarmas valoradas en más de 10.000 euros, y la tercera, en un intento de obtener el título, en un banco de Pinto. Finalmente, en marzo y abril de 2023 se produjeron los dos robos violentos mencionados en Málaga.

Aquí va lafuente para saber más.

Por Juan Manuel González López

Juan Manuel González López, nacido en Alcalá de Henares, es un periodista español especializado en información deportiva. Ha trabajado para varios medios de comunicación en España, como El País, Marca y AS. González López comenzó su carrera profesional en el departamento de deportes del diario El País, donde trabajó durante cuatro años. A continuación se incorporó a la plantilla del diario deportivo Marca como reportero. Tras dos años en Marca, se trasladó a AS, otro diario deportivo y amplió su registro periodístico.