Jue. May 16th, 2024

Antonio Saldaña, edil de Fiestas y Tradiciones Populares del Ayuntamiento de Alcalá de Henares habla para Alcalá Opina, en una entrevista que se publica en dos entregas, sobre todos los temas de nuestras próximas Ferias.

En esta segunda parte repasa, en una visión general, lo que serán las Ferias 2023 en cuanto a la feria taurina, que incluirá encierros y suelta de vaquillas, así como la posibilidad de mover el Festival Gigante el próximo año “es por lo que apostamos, sí. Por cambiar las fechas”, afirma.

Por otra parte, la importancia de las Peñas, la exitosa Feria de Día o la programación para mayores y pequeños, además de la cultural, son otros de los temas que analiza el concejal a poco más de una semana para el inicio de Ferias.

Para finalizar, el fin de Fiestas con la Cabalgata y los Fuegos artificiales. Y, como no, el mensaje para los alcalaínos que quieran disfrutar de sus Ferias “siempre con responsabilidad y moderación”.

Alcalá Opina: Sorpresivo anuncio de la Feria Taurina de Alcalá, entiendo que es algo que no se hizo en una semana ¿Cómo se gestó el acuerdo con la empresa?

Antonio Saldaña: Fue desde que empezamos a gobernar cuando nos ponemos con ello, exactamente igual que en todo lo referente a las Ferias. Es un trabajo que se ha hecho en menos de dos meses y, aunque ya había un esquema, teníamos que negociarlo, contratarlo y firmarlo.

Nosotros teníamos el compromiso de los partidos, primero, y del equipo de Gobierno, después. Había poco tiempo, pero, pese a conocer las dificultades, queríamos hacerlo. Nos pusimos a ello y, en el camino, nos encontramos con muchas dificultades técnicas y jurídicas además de económicas de la propia empresa. Pero creemos que hemos llegado a buen puerto para que los Festejos se puedan desarrollar. Ahora tienen que cumplir con los permisos de la Comunidad de Madrid aunque los plazos son breves, en cualquier caso creemos que no habrá ningún impedimento.

DA: ¿Cree que existe suficiente afición taurina en Alcalá para seguir en los próximos años?

Saldaña: La Feria, en general, no solo la taurina, es un evento que no solo trae a gente de Alcalá, por suerte. Trae gente de los alrededores y de toda la Comunidad de Madrid. Aspiramos a que en la feria taurina suceda lo mismo con gente de toda la región. De hecho los encierros, en su día, se pusieron a las 10:00 de la mañana para que pudieran atraer a gente de otras partes, por ejemplo de Sanse (los encierros se celebraban los mismos días pero dos horas antes).

De todas formas, el tema de los eventos taurinos es solo el comienzo de que la plaza empiece a rodar para que podamos utilizarla y salga de ese círculo maldito en el que se ha metido en ocho años sin poder ser usada. En esto estamos, en romper ese círculo vicioso para que nos podamos sentar con la empresa en septiembre y, ahora que hemos sacado los toros, podamos hablar de otro tipo de eventos. La plaza de Toros es de la ciudad, es de todos, y no queremos usarla solo para eventos taurinos.

DA: Y más sorpresivo fue el anuncio de los encierros ¿Cómo serán y, sobre todo, cómo se organizarán?

Saldaña: La empresa tiene experiencia y esto va en el contrato por lo que lo tenían que ofertar. Ellos son conscientes de que en Alcalá, cuando había encierros, es lo que más afición traía.

Respecto a la instalación de talanqueras, continúan abiertos los agujeros para colocarlas, que incluso se respetaron tras la reforma de la calle Gonzalo Torrente Ballester. Las talanqueras se pedirán a municipios vecinos y la empresa trae al personal de Leganés así que creo que no va a haber ningún problema con este asunto. La organización será la de siempre, mismo recorrido y coordinación de Policía Local, Policía Nacional y Protección Civil para el dispositivo de seguridad que se tiene desde 2015.

Además, justo después del encierro, habrá suelta de vaquillas en la plaza de Toros.

DA: Uno de los éxitos de cada año, y eso que nunca repite localización ni formato, es la Feria de Día ¿Cómo será este año?

Saldaña: Se mantiene en la plaza de Cervantes, es un contrato que ya estaba definido. Ya se ha hablado con el empresario y se va a unir al Festival Gigante que va a ofertar conciertos durante las mañanas, a la hora del vermú, con un techado en la parte del Casino para que haya zona de sombra. Se va a combinar esa Feria de Día con conciertos por lo que creemos que va a estar muy bien.

DA: Una vez más la presencia de las Peñas será clave ¿Cuál es su importancia para estas Fiestas de cambio de Gobierno?

Saldaña: Las Peñas siguen siendo fundamentales y lo serán siempre. Se organizan por su propia cuenta y no hay que decirles nada, ellas lo hacen todo. Funcionan solas y solo hay que facilitarles el trabajo. Además, piden poco, si acaso que controlemos el botellón, más seguridad, acondicionarles el recinto… cosa que este año no ha dado tiempo, pero el que viene trabajaremos para que su zona del Recinto Ferial sea mejor, no solo para ellas sino para quienes vamos a disfrutar allí.

Ahora lo que hay que hacer mejorar, organizar y visibilizar todo lo que organizan. Sin ellas, el programa quedaría vacío y llenar todo eso sería un presupuesto inmenso. Con todo el respeto, no hay más que ver el programa de otras Fiestas que no tienen nada que ver con el nuestro y eso es gracias a Las Peñas. Su labor es muy importante para lo poco que se les da a cambio, porque lo hacen por propia voluntad. Y además, cuando lo hacen, se divierten y disfrutan mucho.

DA: ¿Qué le parece la apuesta de centrar el grueso de la programación de conciertos en un Festival como el Gigante?

Saldaña: Es algo que queremos cambiar. Toda la infraestructura que monta el Gigante en la Huerta del Obispo imposibilita que durante el comienzo de las Ferias pueda ser utilizada. Es decir, antes del Festival no se puede usar ni hacer ningún concierto. Y eso es lo que hay que cambiar, ya que los únicos conciertos que se pueden hacer son en la plaza de Cervantes, y eso va en el contrato de la Feria de Día.

A eso hay que darle una vuelta. Una ciudad como Alcalá, con esa Semana Grande con casi diez días de Ferias, no puede hacer ningún concierto que llame, que atraiga… que esos conciertos estén derivados a septiembre (con el ciclo Los Conciertos de La Muralla), que es un mes donde el tiempo puede hacer peligrar cualquier tipo de evento público al aire libre, es un problema.

Habrá que ver, de cara al año que viene, como se encaja eso. Los Festivales se suelen organizarse, como aquel que dice, en fechas sueltas y Alcalá tiene otras fechas para hacerlo. Entonces, habrá que sentarse y ver como se encajan estas cosas.

DA: ¿Apuestan entonces por cambiar las fechas del Gigante?

Saldaña: Es por lo que apostamos, sí. Por cambiar las fechas.

DA: ¿Podremos tener algún día los alcalaínos conciertos gratis en la Huerta del Obispo?

Saldaña: Todo es hablarlo. Por ejemplo el Festival Gigante empezó con una partida de 150.000 euros que ahora son 180.000. Tenemos que hablar de fechas y del pliego que tienen, pero también habrá que hablar con el otro promotor, el de Los Conciertos de La Muralla, que trae conciertos de muy buena calidad y encima paga por el terreno.

Por eso, si esos conciertos los trae a agosto, ver a partir de qué cantidad, previa adjudicación por concurso dentro del marco legal, se le puede dar para que a empadronados, peñistas y demás se les pueda bajar las entradas. Si no gratuitos, que ese es el modelo de Torrejón cuyas fiestas duran cuatro días y hay menos actividades por lo que es completamente distinto, pues que puedan ser entradas a 10 o 20 euros. Es decir, precios económicos para alcalaínos viendo donde podemos llegar.

Ya me he reunido tanto con la organización del Gigante como con el empresario de La Muralla y hay buena disposición. Todo es estudiarlo y ver donde podemos llegar.

DA: Los conciertos son el grueso de la programación cultural, pero también hay teatro o turismo patrimonial ¿Cómo ve este modelo?

Saldaña: Para una ciudad como la nuestra, que, además, este año celebra sus 25 años como Patrimonio de la Humanidad, es un modelo en el que hay que profundizar. Cada vez que se realizan visitas como ‘Patrimonio a la luz de la luna’, estas se venden a las pocas horas, el Teatro Salón Cervantes o Las Noches del Patio siempre agotan localidades… por eso tenemos que darle la vuelta, buscar nuevos espacios y ver posibilidades de incrementar esta oferta a lo largo de los nueve días que duran las Ferias.

Tenemos que ver teatro de calle y otros espacios, diversas artes escénicas y también espacios expositivos. En definitiva, darle vida y más contenido cultural que creo que, además, es un hecho de influencia de nuestras Ferias y Fiestas. Por eso este es otro elemento que en años venideros vamos a potenciar.

DA: ¿Qué parte de las Ferias está dedicada, fundamentalmente, a los Mayores?

Saldaña: Tienen algunas actividades que les dedican Las Peñas, como la visita a la residencia que se recuperó después de la pandemia, en la que he participado desde fuera y este año, por supuesto, participaré. Pero también algunas con las charangas y las orquestas que tocan cada noche especialmente para ellos.

Y luego, acompañando a sus nietos, participan en muchas actividades infantiles, además de ir a ver a los Gigantes y Cabezudos.

Lo cierto es que es un público al que nos queremos acercar. Es una población que ha aumentado mucho y queremos hablar con las residencias y centros de mayores para ver, en esas Ferias más participativas, que más necesitan y donde enfocar más actividades para ellos.

DA: ¿Qué actividad destacaría de la programación infantil?

Saldaña: No me quedaría con ninguna pero, por ejemplo, y ya es el segundo año que se va a hacer, están los Pequeñantes. Tengo debilidad por los Gigantes desde que era pequeño y ahora está esta versión con los Pequeñantes por las tardes.

En cualquier caso, y por amigos que ya son padres, sé que no es posible llegar a todo con los niños porque hay mucha oferta. Pero animo a esos padres a que apunten a sus hijos a las actividades aunque son tantas que entiendo que es imposible llegar a todas.

DA: En campaña los partidos no pararon de hablar de cultura y eventos en los barrios ¿Cómo serán las Fiestas en los barrios?

Saldaña: Llegamos al Olivar este año que es una zona que ya creció y más que va a crecer con la apertura de Las Sedas. También recuperamos una zona que se perdió, en favor de La Garena en el Distrito III, como es el barrio de Los Pinos. Del parque de Magallanes pasamos a la plaza del Barro, que el año pasado estaba en obras, ya que es un espacio más céntrico.

De todas formas vemos que hay días libres para intentar llegar a otras zonas como Ciudad 10, aunque la plaza del Viento está muy bien en ese distrito.

Tenemos que intentar ampliar las actividades para tener más, hacer cosas con el comercio local. Es decir, darle una vuelta a lo que se ha venido haciendo y hacer más en otras zonas que incluya las piscinas, por ejemplo. Hay diversas ideas que empezaremos a desarrollar desde septiembre para que el año que viene haya actividades por toda la ciudad y para cualquier vecino. Queremos que, durante el día, haya gente en muchas zonas proponiendo mucha oferta en cualquier barrio de la ciudad.

DA: ¿Cómo será la Cabalgata de este año?

Saldaña: Aunque hay un contrato es algo en lo que se ha podido trabajar. Hay limitaciones, pero hay cosas que se han podido hacer. Por ejemplo, el recorrido ha cambiado para acercarlo a una parte de la ciudad sin alejarlo de la otra, ganando más espacio para ampliar en visibilidad y seguridad. Además, vuelve al casco histórico, al llegar a la facultad de Derecho se va hacia la plaza de Cervantes.

Las carrozas están elegidas y estamos terminando el tema de los pasacalles que intentaremos sean lo más acorde a una ciudad como Alcalá. Siempre he sido crítico con esto porque pienso que Alcalá merece unas carrozas y unos pasacalles más acordes a una ciudad como la nuestra.

Además, está el tradicional concurso de charangas donde participan los vecinos, peñas, asociaciones y demás que enriquece mucho el desfile. Pero esto es algo que tiene que rodar, ya esperamos que en Navidad sea mejor y, para el año que viene, poder meter mucha más mano.

DA: Los fuegos artificiales se recuperaron en 2018 ¿Es algo que se va a quedar en el Fin de Fiestas de Alcalá?

Saldaña: Es algo que se va a quedar y que va a mejorar. Este año me he encontrado que no estaba hecha la tramitación administrativa lo que da quebraderos de cabeza, pero es algo que se ha resuelto gracias a todo el personal de las concejalías implicadas.

Además, cambia de ubicación, por lo que decía antes de los conciertos en la Huerta del Obispo. Este año pasan a la zona de detrás del Vivero, frente a Roca, en el último aparcamiento que se abrió allí. No da tiempo con el desmontaje de los conciertos, debido a que los pirotécnicos necesitan dos días. No nos daba tiempo a buscar otra ubicación, a mí no me gusta mucho, pero me la quedo para este año. En septiembre empezaremos a buscar un nuevo emplazamiento y nuevo modelo.

Pero la idea es que mejore. Queremos cambiar de modelo porque hay distintos tipos de fuegos, de modelo y que durante el año haya otros espectáculos como en Navidad u otras fechas. Los Fuegos son un espectáculo vistoso y que puede dar color a cualquier fiesta.  

DA: ¿Qué le desea el nuevo concejal de Festejos a los vecinos para estas Ferias?

Saldaña: Espero que todo el mundo disfrute. Que los que vuelvan de vacaciones, y espero que sean muchos este año los que abandonen la idea del éxodo en Ferias, se queden a disfrutar de su Semana Grande ya sea en la mañana, la tarde o la noche. Siempre con responsabilidad y moderación.

Este año van a salir bien, después de dos años un poco turbulentos, porque entre todos podemos hacer que salgan bien y pasarlas lo mejor posible.



Aquí va lafuente para saber más.

Por Juan Manuel González López

Juan Manuel González López, nacido en Alcalá de Henares, es un periodista español especializado en información deportiva. Ha trabajado para varios medios de comunicación en España, como El País, Marca y AS. González López comenzó su carrera profesional en el departamento de deportes del diario El País, donde trabajó durante cuatro años. A continuación se incorporó a la plantilla del diario deportivo Marca como reportero. Tras dos años en Marca, se trasladó a AS, otro diario deportivo y amplió su registro periodístico.