Sáb. May 18th, 2024

Un hombre trepó por la fachada trasera de un edificio en Alcalá de Henares, sin que se conozcan los motivos de su acción. Testigos presenciales señalaron que era vecino del edificio, ya que algunas personas que podrían ser familiares o amigos le instaron a detenerse. El hombre comenzó a subir piso tras piso, aferrándose a cables telefónicos, repisas de terrazas e incluso aparatos de aire acondicionado. Ante el peligro de caída, se organizó un amplio operativo que incluyó a la Policía Nacional, bomberos, Protección Civil y ambulancias. La zona fue acordonada y se colocó una cama hinchable por si el individuo caía al vacío. La policía ingresó al edificio y subió por la escalera interna, intentando localizar al sujeto mientras ascendía. Sin embargo, el hombre logró llegar al séptimo y último piso, donde ingresó a una vivienda a través de una ventana abierta. Los carabinieri intentaron entrar en la casa, pero inicialmente no pudieron hacerlo. Vecinos informaron que el hombre amenazó al dueño con un cuchillo y bloqueó la puerta de entrada. Pasada la medianoche, un camión de bomberos con escalera se posicionó para acceder a la vivienda desde el exterior. Mientras tanto, la policía trató de convencer al hombre de que abriera la puerta. Después de aproximadamente 20 minutos, los agentes lograron entrar a la vivienda y detuvieron al individuo. El dueño del séptimo piso resultó ileso, aunque afectado emocionalmente.

Sobre las 23.00 horas de este domingo, un hombre empezó a trepar por la fachada trasera de un edificio en la calle Luis Vives 1 de Alcalá de Henares, por motivos que hasta el momento se desconocen.

Según testigos presenciales, se trataba de un vecino del propio edificio, ya que otras personas (que podrían ser familiares o amigos) intentaron gritarle que dejara de subir.

Piso tras piso comenzó a trepar por la fachada trasera del edificio, aferrándose a cables telefónicos, repisas de terrazas e incluso aparatos de aire acondicionado.

En pocos minutos se organizó un amplio operativo con al menos media docena de unidades de la Policía Nacional, bomberos, Protección Civil y ambulancias, que reunió a un buen número de vecinos y curiosos tanto en los alrededores de la calle El Toboso como en el Paseo de los Curas, para ver lo que estaba pasando.

El riesgo de caída era muy importante porque se desconocían las condiciones de los escaladores. Por ello, además de intentar convencerle de que se detuviera, policías y bomberos acordonaron la zona y colocaron una gran cama hinchable (ver imagen inferior) por si el individuo cayera al vacío.

La policía subió por la escalera interna del edificio, ingresando a varias viviendas a diferentes alturas para intentar localizar al sujeto mientras ascendía. Sin embargo, siguió subiendo hasta llegar al séptimo y último piso donde, al no poder seguir subiendo, decidió ingresar a una de las casas colándose por una ventana abierta.

Los carabinieri intentaron entrar en la casa invadida por el rellano de la escalera, donde aparentemente vive un solo hombre, pero al principio no pudieron hacerlo. Vecinos del inmueble informaron que el sujeto amenazó al dueño con un cuchillo, tomó la llave de la puerta de entrada, la metió en la cerradura y la rompió para impedir que nadie entrara desde el exterior.

Sobre la 1 de la madrugada, un gran camión de bomberos con escalera aparcó debajo del edificio de la calle El Toboso para comprobar si era posible acceder al mismo desde el exterior. Mientras tanto, la policía intentó convencer al sujeto de que abriera la puerta y lo dejara entrar para poder evaluar el estado del rehén.

Aproximadamente 20 minutos después, los policías lograron abrir la puerta y acceder a la vivienda, deteniendo rápidamente al individuo que se encontraba esposado e inmovilizado. Luego lo bajaron por las escaleras del edificio y lo subieron a uno de los patrulleros que esperaban frente al portal, desde donde partió hacia la comisaría.

El dueño del séptimo piso afortunadamente no sufrió daños personales, a excepción del daño emocional resultante del que suponemos fue el susto de su vida.

Lugar donde el sujeto ascendió al séptimo piso



Aquí va la fuente original para saber más.

Por Juan Manuel González López

Juan Manuel González López, nacido en Alcalá de Henares, es un periodista español especializado en información deportiva. Ha trabajado para varios medios de comunicación en España, como El País, Marca y AS. González López comenzó su carrera profesional en el departamento de deportes del diario El País, donde trabajó durante cuatro años. A continuación se incorporó a la plantilla del diario deportivo Marca como reportero. Tras dos años en Marca, se trasladó a AS, otro diario deportivo y amplió su registro periodístico.