Vie. Jun 21st, 2024
Alcalá busca replicar en Ferias el modelo de Torrejón con prefiltros y apoyo de sus agentes 

Las Ferias 2023 contarán con prefiltros para acceder a la zona de las peñas, detectores de metales, agentes de paisano y más presencia policial

El nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alcalá de Henares no quiere que se repitan los graves incidentes que la ciudad vivió durante las dos últimas Ferias. Para ello incrementará los controles, el número de efectivos policiales y la presencia de agentes para prevenir altercados.

Uno de los puntos fuertes del dispositivo que arranca este sábado, 26 de agosto, es que se apostará por la coordinación y colaboración de los distintos cuerpos policiales. En este sentido, el Consistorio complutense ha pedido apoyo a la Policía Local de Torrejón de Ardoz.

En este sentido, Alcalá ha firmado un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Torrejón. Estos refuerzos, unidos a todos los efectivos policiales disponibles de la ciudad complutense, permitirá aumentar la presencia de policía local hasta 150 efectivos.   

Además, ha solicitado refuerzos de Policía Nacional a la Delegación del Gobierno con el objetivo de contar con el mayor número de efectivos policiales posibles, tanto Nacionales como Locales, hasta sumar casi 400 agentes. 

El Cuerpo Nacional de Policía contará con 180 efectivos además de refuerzos de Unidades de Prevención y Reacción (UPR). La alcaldesa, Judith Piquet pidió a la Delegación que evalúe los riesgos teniendo en cuenta los antecedentes y ponga a disposición de Alcalá todos los refuerzos necesarios.

Asimismo, la Guardia Civil va a realizar controles de alcohol y drogas en los accesos principales a Alcalá. Se van a incrementar los controles y requisas, tanto en los medios de transporte públicos (Cercanías) como en las ubicaciones de mayor concentración de personas.

Dentro de este dispositivo, también se incrementarán los controles en el Recinto Ferial, con un nuevo acceso para asegurar la zona de las peñas, que por primera vez estará vallada. Siguiendo el modelo de Torrejón, habrá vías de entrada y de salida, además de un prefiltro.

En este filtro se van a llevar a cabo cacheos o cualquier tipo de identificación que los agentes consideren  conveniente para la entrada, y habrá también detectores de metales en las entradas para evitar que se introduzca cualquier tipo de arma blanca.

Otra medida para potenciar la seguridad en los festejos será el despliegue de agentes de paisano dentro del Recinto Ferial para prevenir agresiones, peleas o hurtos. Además, la Policía Local ha elaborado un protocolo de actuación ante posibles casos de violencia sexual por sumisión química.

Asimismo, en el Recinto Ferial se van a implementar medidas para mejorar la iluminación, la organización interna del Centro de Coordinación de Seguridad y Emergencias, la zona de protección perimetral, así como las salidas de evacuación ante posibles emergencias.

También se va a contratar seguridad privada, que colaborará con los cuerpos policiales actuando bajo sus indicaciones, especialmente en los controles que se efectúen en los accesos al Recinto Ferial.

A todo ello hay que sumar la instalación de cámaras de videovigilancia en el Recinto Ferial, y en la zona de estacionamiento de vehículos frente al mismo, así como de megafonía en todo el recinto. Asimismo, la Policía Local contará con drones de vigilancia, así como con pistolas Táser, escudos y cascos.

Además, se mantendrá el botón del pánico en las casetas y en las peñas, que tendrán comunicación directa con los responsables operativos policiales y contarán con un protocolo de actuación ante posibles incidencias.

Por otra parte, en esta ocasión no se va a autorizar ningún botellón multitudinario como medida de prevención y no se podrá consumir bebidas alcohólicas en vía pública salvo en los lugares expresamente autorizados. Tampoco se podrá acceder con botellas ni al Ferial ni a la Plaza de Cervantes.





Aquí va lafuente para saber más.

Por Eva Martínez Castillo

Eva Martínez Castillo es una periodista española especializada en reportajes de investigación. Ha trabajado para algunos de los principales medios de comunicación españoles, como El País y El Mundo. Martínez Castillo es conocida por sus intrépidos reportajes sobre temas delicados, como la corrupción gubernamental y el narcotráfico. En reconocimiento a su trabajo, ha recibido numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo en 2006.