Mié. Ago 10th, 2022

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, afirmó en el acto del Día del Homenaje a las víctimas del exilio que la El «legado» del presidente de la Segunda República Manuel Azaña «vivirá para siempre» en la ciudad.

El evento, que tuvo lugar en Teatro Sala Cervantes de Alcalá, Ha sido organizado por el Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, en colaboración con el Consistorio.

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, junto al consejero de Presidencia, Relaciones con las Cortes y memoria democrática, Félix Bolaños – Foto Ayuntamiento de Alcalá de Henares

Al acto asistieron el ministro, Félix Bolaños, y el alcalde de la ciudad, Javier Rodríguez Palacios. Ambos dieron declaraciones de desagravio y reconocimiento personal a los familiares de los premiados.

“Sus valores son hoy la España de la democracia”

Bolaños agradeció a los exiliados españoles «de corazón» y dijo que «sus valores e ideas son hoy la España de la democracia». “Esta España de hoy es la España que ellos soñaron y por ello el Gobierno de España expresa su más sentido agradecimiento a todas aquellas personas que se han ido del país por motivos ideológicos”, ha dicho concretamente Bolaños.

“Esta España de hoy es la España que ellos soñaron y por ello el Gobierno de España expresa su más sentido agradecimiento a todas aquellas personas que se han ido del país por motivos ideológicos”, ha dicho concretamente Bolaños.

En su discurso, el ministro aseguró que la preservación y difusión de la historia del exilio debe hacerse no sólo por familiares y asociaciones, sino sobre todo por las autoridades públicas, “porque es un deber que tenemos como país”. La ministra también ha destacado que la democracia española ha saldado la deuda de reconocimiento institucional que tenía con los exiliados.

Asimismo, llamó a aprovechar todo acto de reconocimiento a estas personas para resaltar que hay una «deuda» con ellos que se está saldando.

Durante su intervención, el alcalde de la Complutense afirmó que “Alcalá es una ciudad con más de 2000 años de historia. En 1939 estaba habitada por 15.000 personas y el fin de la guerra civil, el inicio de la dictadura y la fuerte represión generalizada que vivió todo el país. Alcalá es la ciudad natal de uno de los tantos exiliados, Manuel Azaña, que tuvo que exiliarse y murió en Montauban en 1940. Estamos muy orgullosos de Azaña, entonces legítimo Jefe del Estado, y su legado perdurará siempre en Alcalá ”.