Dom. Jun 26th, 2022

  • El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, ha mantenido este sábado un encuentro con los vecinos de la ciudad de origen ucraniano
Foto enviada por el ayuntamiento

El alcalde les mostró su apoyo y solidaridad en una situación tan delicada como la que atraviesa Ucrania en estos momentos, donde residen muchos de sus familiares y amigos, y les ofreció un lugar para recoger alimentos y provisiones para la expedición a Ucrania, así como colaboración en la acogida de familiares de ese país.

  • Crónica gráfica y video de Ricardo Espinosa para Alcalá Opina

Javier Rodríguez Palacios ha lamentado «la situación por la que atraviesa el pueblo ucraniano y la angustia de muchos vecinos de Alcalá de Henares que tienen familiares en Ucrania y viven con miedo e incertidumbre ante los ataques y bombardeos rusos».

“Hoy mantuve contacto con familias ucranianas -añadió Rodríguez Palacios- que viven en nuestra ciudad desde hace 20 años, hablé con niños nacidos en Alcalá de Henares, que estudian en los colegios de nuestra ciudad y que hoy tienen abuelos y familiares en la sótanos de ciudades sitiadas». Rodríguez Palacios condenó “la agresión del gobierno ruso, que no tiene justificación y es un atentado contra la democracia y nuestros valores como sociedad”.


Marcha hacia la Plaza de Cervantes

Al final de la misma que circunvalaba la Plaza de Cervantes y al pie de la escultura del autor del Quijote, ALCALÁ HOY entrevistó Oleksandr Sytnikov, actual presidente de la Asociación de Ucranianos de Alcalá de Henares, a quien preguntamos cómo está viviendo Alcalá de Henares la trágica situación que atraviesa su país tras la invasión rusa. «Esta es una buena palabra, verdaderamente trágica».

«El jueves de esta semana nos despertamos sintiendo que nuestra tierra en Ucrania fue bombardeada desde las cuatro de la mañana en todas partes, toda la tierra ucraniana fue bombardeada y todos los que estamos aquí, no importa cuántos años hayamos estado aquí, dos años. , 20 años, tenemos parientes, tenemos hermanos, tenemos hijos, nietos, padres, madres, tenemos sus casas y tenemos sus tierras y estamos muy preocupados por esto, lo que significa que hemos despertado y estamos perder nuestro país».

“Pedimos la mayor ayuda posible a todos los que puedan, a todos los políticos, a todos los países que puedan parar a Putin”.

Si finalmente ocupa Ucrania, no se detendrá, podrá ingresar a Europa. El miércoles pasado dije que somos hermanos, que los ucranianos y los rusos son hermanos y nunca podemos hacer o provocar una guerra. Ahora viene y mata gente. Lamento que eso sea lo que tenemos ahora”, se queja.


Más de 10.000 ucranianos en Madrid y unos 2.000 en Alcalá


El presidente de la Asociación nos informa sobre la situación actual que “estamos en contacto siempre que se puede. Vivía en un pueblo cerca de la frontera con Polonia y mis familiares me llamaron hace una hora y cerca de mi pueblo, Prode, a treinta kilómetros del sur de Europa, había mucha gente y nuestros soldados los marcharon. Cuando veo que alguien me llama desde Ucrania, no puedo ni hablar porque tengo miedo de las noticias graves. «Putin, puedes ver que no quiere parar, no quiere, quiere joder a toda Ucrania, eso es lo que puedo decir».


En Alcalá no tenemos oficinas ni oficinas oficiales


El presidente nos informa que la ubicación teórica que aparece en los buscadores, un piso en la calle Albéniz, es únicamente a efectos administrativos y postales. “No tenemos un lugar de encuentro, aunque tenemos un espacio para enseñar danza tradicional ucraniana a los niños solo los sábados en la escuela Manuel Azaña. Los españoles ayudan y ayudan mucho, ayudan con medicinas, dinero… los políticos están por todo el mundo y no quiero decir nada malo».

“Queremos decirle a todo el mundo que estamos muy preocupados, que esto no es un juego, es una guerra y significa que realmente es la Tercera Guerra Mundial”. Por eso estamos aquí, queremos que alguien nos escuche y nos ayude. Mil gracias».