Dom. Jun 26th, 2022

El Consejo de la Administración Local del Ayuntamiento de Alcalá de Henares aprobó el proyecto y el inicio del expediente de licitación para la “reordenación del flujo vehicular y de las zonas colindantes al cruce de la a.procedente de Lope de Figueroa con las calles Santander y Luis de Madrona, en el municipio de Alcalá de Henares.

Se trata de una actuación que será cofinanciada a través del Programa de Inversiones Regionales de la Comunidad de Madrid 2016-2019 (PIR Ampliado 2016-2019), según resolución de 17 de septiembre de 2019 de la Dirección General de Administración Local.

Tras un largo proceso, la Dirección General de la Administración Local, con resolución de 4 de abril de 2022, aprobó este proyecto, aprobado también por el Consejo de Entidades Locales, con el objetivo de hacer una oferta en las próximas semanas para realizar esta acción.

reclamo vecinal

El segundo teniente de alcalde y concejal de Movilidad, Alberto Blázquez, ha señalado que «esta actuación cambiará por completo la zona, satisfaciendo así un reclamo vecinal de los ciudadanos de la zona que incluso fue aprobado por el Pleno del V Concejo Distrital hace más de 12 años, en 2010«.

“Seguimos realizando proyectos que mejoren la movilidad peatonal y vehicular en los barrios de Alcalá de Henares, como parte del esfuerzo inversor que está realizando este equipo de gobierno”, ha señalado Blázquez.

El importe total del proyecto asciende a 545.906,71 euros y el ámbito de actuación es de 8.695 metros cuadrados.

Cuéntame sobre el trabajo

El objeto es la ejecución de los trabajos necesarios de mejora de la accesibilidad y movilidad mediante diversas actuaciones consistentes en la construcción de una rotonda en el cruce de la Avenida de Lope de Figueroa con las calles Santander y Luis de Madrona.

El eje principal de la acción es reordenar el flujo vehicular de la zona, adquiriendo fluidez y seguridad vial, así como reorganizar el tráfico y estacionamiento en la calle Santander, modificando la doble circulación en la vía adosada al parque filipino y dejando la vía más residencial adosada a las edificaciones . Se creará una acera accesible.

A lo largo de la actuación se hace especial hincapié en la accesibilidad. Con las acciones contenidas en el proyecto, mejorará la circulación de peatones, ciclistas y vehículos en el entorno descrito, generando pasos de peatones prioritarios, aumentando la fluidez de la circulación lo que se traduce en una reducción de las emisiones y de la contaminación acústica de la zona, con la consiguiente mejora final de la calidad ambiental.

El plazo de ejecución es de 3 meses y se prevé que las obras puedan comenzar el próximo verano.