Dom. Jun 16th, 2024

La Comunidad de Madrid aumenta los precios máximos de la vivienda de protección pública para fomentar la construcción de viviendas asequibles y garantizar la viabilidad de los asentamientos. Sin embargo, esta medida ha generado indignación entre algunos dirigentes locales, como el alcalde de Alcorcón, Candelaria Testa.

El proyecto del Departamento de Vivienda, Transporte e Infraestructura busca actualizar los precios máximos de las viviendas de protección pública y reajustar la zonificación de algunos municipios, como Boadilla del Monte y Tres Cantos, que pasarían de la zona B a la zona A. El Gobierno regional justifica esta actualización debido a la inflación de costos causada por la ruptura de las cadenas de producción y comercialización tras el Covid-19, así como el aumento de los precios del petróleo y el gas. Además, argumentan que esta medida busca impulsar la construcción de viviendas protegidas, ya que el número de alojamientos tutelados iniciados en la región ha disminuido en los últimos años.

No obstante, el alcalde de Alcorcón, Candelaria Testa, ha mostrado su desacuerdo con esta medida y ha solicitado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que rectifique los planes de incrementar el coste de la vivienda tutelada por encima del precio de venta libre. Testa se refiere a las críticas realizadas por la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), quienes consideran que esta medida no es la forma adecuada de promover la vivienda protegida.

El alcalde de Alcorcón también ha enviado una carta a la presidenta de la Comunidad de Madrid solicitando que la ciudad sea declarada zona de mercado residencial en dificultades, con el objetivo de contener los precios de alquiler en la zona. Testa argumenta que el acceso a la vivienda debe ser un derecho garantizado para todas las familias, especialmente para aquellos grupos con mayores dificultades. Además, lamenta la diferencia de prioridades entre los gobiernos autonómico y municipal, y se compromete a utilizar todos los recursos disponibles para garantizar este derecho constitucional.

Por su parte, desde la Comunidad de Madrid se defiende la necesidad de corregir y abordar seriamente este problema, y se apuesta por establecer una alianza y cogobernanza con el sector privado y las tres administraciones (estatal, autonómica y local) para solucionar los problemas de los vecinos.

En cuanto a los precios, el ejecutivo regional también pretende reajustar la zonificación de algunos municipios teniendo en cuenta el precio de venta de la vivienda desocupada y el nivel de renta medio por unidad familiar. Los precios máximos de venta por metro cuadrado variarán según la zona, siendo de 2.450 euros en la zona A, 2.110 euros en la zona B y 1.900 euros en la zona C. Para la protección limitada, los precios serán de 2.820 euros en la zona A, 2.430 euros en la zona B y 2.180 euros en la zona C. Los municipios de la zona D se unificarán con los de la zona C debido al impacto de los costes de construcción.

En resumen, la Comunidad de Madrid ha aumentado los precios máximos de la vivienda de protección pública con el objetivo de fomentar la construcción de viviendas asequibles. Sin embargo, esta medida ha generado críticas por parte de algunos dirigentes locales y asociaciones de vecinos, quienes consideran que el incremento es desproporcionado y no ayuda a recuperar la promoción de la vivienda. El alcalde de Alcorcón ha solicitado que se declare a la ciudad como zona de mercado residencial en dificultades y se utilicen todos los recursos para garantizar el acceso a la vivienda. La Comunidad de Madrid defiende la necesidad de abordar este problema y propone establecer una alianza y cogobernanza para solucionar los problemas de los vecinos.

Aquí va la fuente original

Por Eva Martínez Castillo

Eva Martínez Castillo es una periodista española especializada en reportajes de investigación. Ha trabajado para algunos de los principales medios de comunicación españoles, como El País y El Mundo. Martínez Castillo es conocida por sus intrépidos reportajes sobre temas delicados, como la corrupción gubernamental y el narcotráfico. En reconocimiento a su trabajo, ha recibido numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo en 2006.