Dom. Jun 26th, 2022

Foto de Più Madrid

  • “No hay duda de que estos desechos fueron arrojados por personas incivilizadas, una minoría del conjunto de la población”, dice la organización ecologista.
  • Fotos enviadas por ecologistas en acción y Mas Madrid

Ecologistas en acción denuncia la gran acumulación de residuos en las vías pecuarias de Alcalá de Henares tras la recuperación del barrio llevada a cabo este domingo en el Cordel de Talamanca (barrio de El Olivar) e insta a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de Alcalá de Henares a tu cuidado, curación y conservación.

El barrio de El Olivar, situado al norte de la ciudad, cuenta con varias calles urbanizadas con solares aún baldíos cuyas aceras y cunetas han sido transformadas en auténticos lugares de olvido por el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, acumulando una gran cantidad de residuos que retiran «transmitiendo sentimiento de abandono, marginalidad, indignación y tristeza”, según la organización organizadora.

“Un problema que debería ser motivo suficiente para dotar de medios suficientes a la Patrulla Medioambiental de la Policía Local, que realiza una excelente labor en la prevención de los vertidos de basura así como en otros aspectos relacionados con la vigilancia y conservación de la naturaleza”.


Limpieza del Cordel de Talamanca desde la autovía de Barcelona hasta vía México

La actividad se centró en la limpieza del Cordel de Talamanca desde la Autopista de Barcelona hasta la calle México, en un tramo de unos 400 m y una superficie de unos 12.000 m2, ya que no solo se intervino en los 20 metros de ancho que actualmente no ha dicho vía pecuaria pero en áreas adyacentes, tanto lotes como veredas. Más de 100 kilos de vidrio, 80 bolsas de plástico, envases y cartones, además de objetos metálicos, láminas de cartón ondulado diversas, un colchón y una llanta de camión.

«No hay duda de que esta basura la tiraron personas incivilizadas, una minoría del conjunto de la población», según la convocatoria, «pero con un resultado desagradablemente llamativo, ya que la inercia municipal empeora el problema con el tiempo». Y ese desperdicio había estado allí durante mucho tiempo, como lo demuestran las muchas latas que estaban oxidadas, lo que no sucede de semana en semana, sino en el transcurso de muchos meses, si no años.

Las explotaciones ganaderas son lugares de titularidad pública que constituyen un patrimonio de indiscutible valor cultural, natural e histórico que sufren el abandono de las administraciones, tanto la autonómica que debe garantizarlo, como la local, que no incluye camino. ser un camino lineal o parque pero pasto y naturaleza para garantizar el movimiento del ganado, su uso prioritario por ley.

Las vías pecuarias están reguladas por una ley estatal y una ley autonómica y su gestión se transfiere a las comunidades autónomas. Los problemas con los que se encuentran los caminos ovinos son numerosos, destacando las usurpaciones y ocupaciones abusivas por parte de los propietarios vecinos, la transformación de sus terrenos en macizos compactados por grava e incluso asfalto, y el corte de infraestructuras que imposibilitan la continuación y conexión con otros. rutas zootécnicas con las que forman una malla funcional.


Vías pecuarias, reguladas por la legislación estatal y autonómica

Alcalá de Henares no es ajena a esta situación y las vías pecuarias “sufren abandono por parte del Gobierno regional que no las atiende con la firmeza y diligencia necesarias, así como prácticas municipales que las invisibilizan dentro del tejido urbano o intentan para convertirlas en calles como es el caso del lavadero de Villamalea» denuncia Ecologistas en acción.

El Cordel de Talamanca a su paso por el barrio El Olivar tiene tres zonas diferenciadas. Uno, el más próximo a la A-2 y con una extensión de unos 250 metros que está clasificado, delimitado y señalizado para la urbanización prevista del solar colindante. Un segundo tramo, de otros 250 metros de longitud, no delimitado y por tanto no observable físicamente sus límites, ya que se encuentra invadido por los escombros de las obras. Un tercer tramo, de unos 600 metros de longitud, se ha transformado en un parque lineal repleto de excrementos de perros gracias al descortesía de sus propietarios. Finalmente, encontramos otro tramo de unos 340 metros contiguo al cerco trasero del colegio San Gabriele donde hay metros del ancho que le corresponde, desconociendo a qué predio colindante se debe.

De estos 1.500 metros de Cordel observamos que ningún tramo conserva la naturalidad que debe tener los suelos ocupados por potreros que son los que necesita el ganado para alimentarse al trasladarse de un lugar a otro; un uso, el del ganadero, que, si bien ha quedado testimonial, es el que la ley califica como prioritario frente a otros compatibles como el senderismo o la bicicleta, y, por tanto, es el que debe prevalecer.

“Aunque pueda parecer una cuestión irrelevante, se trata de un problema de primer orden, un bien de dominio público (algo que es de la comunidad, de toda la población) que debe ser atendido por unas administraciones que, más bien al contrario, están responsable por acción u omisión de su alarmante deterioro; la disponibilidad de unos corredores ecológicos que permitirían, si fueran como es debido, aportar un granito de arena ante la crisis de biodiversidad en la que nos encontramos; de espacios naturales que acercaran la naturaleza a la ciudad; en una forma más de comunicar a las poblaciones vecinas en contacto con la naturaleza. Es un patrimonio único que va desapareciendo ante nuestros ojos sin verlo porque es invisible.

Ecologistas en Acción quiere agradecer públicamente el trabajo desinteresado de las decenas de personas que han dedicado tiempo y esfuerzo a esta limpieza, dando ejemplo de ciudadanía comprometida con la defensa y mejora del medio ambiente y la calidad de vida.


Más Madrid Alcalá se suma a la limpieza anunciada por Ecologistas en Acción

Más Madrid Alcalá se ha sumado a la denuncia por contaminación de la vía pecuaria del Cordel de Talamanca participando este domingo 6 de marzo en las labores de limpieza de la vía pecuaria del Cordel de Talamanca a su paso por el barrio del Olivar.

Desde Más Madrid Alcalá quieren “denunciar la situación de abandono y suciedad en la vía pecuaria”, así como instar a que “todos los espacios naturales del municipio de Alcalá de Henares sean protegidos activamente por las instituciones”.

La formación política verde informó que, junto a Ecologistas en Acción y los vecinos participantes, se recogieron en la mañana de este domingo cerca de 70 kilos de vidrio y decenas de bolsas llenas de plástico. La situación en la zona es, dicen, «vergonzosa, con la contaminación del suelo dañando el medio natural y con riesgos como incendios o problemas para las especies». La enorme cantidad de basura que se vierte en el Cordel de Talamanca hace imposible limpiar la zona en un solo día, todavía queda mucha basura por recoger.

Desde Más Madrid Alcalá subrayan que “esta vía pecuaria forma parte de nuestro patrimonio histórico y como tal hay que protegerlo”. Asimismo, desde la formación verde agradecen a Ecologistas en Acción la invitación y se muestran dispuestos a seguir colaborando en la protección del medio ambiente, denunciando “este tipo de situaciones en las que el descortesía daña lo que es de todos”.