Sáb. Abr 20th, 2024

En un evento presidido por la alcaldesa Judith Piquet, se llevó a cabo la adopción del programa «La Escuela Adopta» por parte del colegio San Ignacio de Loyola al Hospital de Antezana en Alcalá de Henares. Este acto contó con la presencia de la concejal de Educación, Lola López, el concejal de Patrimonio Histórico, Vicente Pérez, el director del colegio Manuel Fariñas de Alba, el presidente de la Fundación Antezana, Asensio Esteban, entre otros representantes municipales, de la sociedad civil y de la institución educativa.

La elección de esta adopción tiene un significado histórico, ya que Ignacio de Loyola vivió y trabajó en el Hospital de Antezana durante su año de estudios en Alcalá de Henares. Este lugar es considerado uno de los puntos fundacionales de la Compañía de Jesús, y la adopción por parte del colegio San Ignacio de Loyola busca fortalecer este vínculo histórico y promover la protección y valorización del patrimonio cultural.

El programa «La Escuela Adopta» consiste en que un centro educativo elija un monumento, bien cultural o espacio público para adoptar, comprometiéndose a realizar actividades relacionadas con el mismo. El objetivo es fomentar en los estudiantes el respeto y cuidado del patrimonio, así como convertirlos en agentes de difusión de estos valores en su entorno.

El alcalde destacó la importancia de este programa para la ciudad y su futuro, resaltando la necesidad de que los jóvenes conozcan y valoren el legado histórico y cultural de Alcalá de Henares. La adopción del Hospital de Antezana por parte del colegio San Ignacio de Loyola representa un paso significativo en la promoción de la educación patrimonial y el fortalecimiento de los lazos entre la comunidad educativa y el entorno histórico de la ciudad.

Aquí va la fuente original

Por Eva Martínez Castillo

Eva Martínez Castillo es una periodista española especializada en reportajes de investigación. Ha trabajado para algunos de los principales medios de comunicación españoles, como El País y El Mundo. Martínez Castillo es conocida por sus intrépidos reportajes sobre temas delicados, como la corrupción gubernamental y el narcotráfico. En reconocimiento a su trabajo, ha recibido numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo en 2006.