Dom. May 26th, 2024

El primer mensaje de Año Nuevo pronunciado por Franco desde el palacio de El Pardo después de ganar la Guerra Civil, destaca la importancia de hacer justicia por los horrendos asesinatos cometidos durante el conflicto. Franco menciona que hay más de cien mil personas que no han sido sancionadas por su participación en los crímenes, y señala la necesidad de abordar el problema de la alta población carcelaria que tiene vínculos familiares con la nación. A pesar de esto, el dictador deja claro que no habrá amnistía, ya que considera que es necesario liquidar el odio y las pasiones de la guerra de una manera diferente a las amnistías liberales, que considera fraudulentas y sin perdón.

El investigador Miguel Plantón descubrió información sobre las condenas a muerte enviadas a Franco entre 1939 y 1975 en unos expedientes perdidos y olvidados en el Cuartel General del Ejército en Madrid. Plantón encontró la historia de Francisco del Toro Cuevas, único diputado del PSOE cuya pena de muerte fue conmutada por Franco, a pesar de los consejos de los asesores jurídicos del Ejército. Del Toro, sindicalista y diputado socialista, fue detenido en Alicante poco antes de la victoria de los franquistas y acusado de haber depurado a empleados de derecha y haberlos dejado sin documentos. A pesar de no haber participado en acciones sangrientas, fue condenado a muerte en un consejo de guerra y su pena fue conmutada por una pena de prisión de 30 años, reducida posteriormente a 20 años.

Del Toro estuvo en diferentes prisiones hasta que fue puesto en libertad condicional en 1944. Aunque se distanció de la política por miedo a ser observado, fue detenido nuevamente en varias ocasiones y condenado a 10 años de prisión en 1946. Después de pasar por varias cárceles, fue puesto en libertad condicional en 1950. A pesar de ser vigilado constantemente por la policía, Del Toro no perdió del todo el contacto con las organizaciones socialistas. Murió en 1980, después de la muerte de Franco y la instauración de la democracia.

El caso de Del Toro es particularmente interesante ya que fue el único diputado socialista al que Franco decidió liberar de la ejecución. Aunque no se sabe exactamente por qué Franco tomó esta decisión en contra de las recomendaciones del Ministerio del Ejército, se especula que pudo haber sido debido a su condición de líder y su buena conducta durante su tiempo en prisión. A pesar de todo, Del Toro pasó menos de cinco años en prisión, en comparación con otros prisioneros republicanos.

Aquí va la fuente original

Por Eva Martínez Castillo

Eva Martínez Castillo es una periodista española especializada en reportajes de investigación. Ha trabajado para algunos de los principales medios de comunicación españoles, como El País y El Mundo. Martínez Castillo es conocida por sus intrépidos reportajes sobre temas delicados, como la corrupción gubernamental y el narcotráfico. En reconocimiento a su trabajo, ha recibido numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo en 2006.