Dom. Jul 3rd, 2022

Foto de Pedro Enrique Andarelli

  • Más de siete años después de la concesión del solar, por cuatro presidentes regionales diferentes y la construcción de un instituto, asume las dimensiones de una catedral.

Parece increíble que después de tantos esfuerzos y movilizaciones por parte de las asociaciones del distrito de Alcalá de La Garena, la finalización definitiva del IES Francisca de Pedraza no tenga fecha ni presupuesto.

Quizás un cambio repentino en el crédito del presupuesto regional podría dar un giro inesperado a la situación, pero no parece haber voluntad política para hacerlo. Quizá el próximo año, que es año electoral, sea la infame esperanza que pende cuando la honestidad del gobernante ya no tiene crédito ni excusa para lucirse.

La historia del IES Francisca de Pedraza va de la mano del esfuerzo y la constancia de un grupo de vecinos. La solicitud de un instituto para el barrio data de hace más de diez años, pero ha pasado el tiempo y no se han dado los pasos necesarios para su construcción.

Ni que decir tiene que un nuevo barrio necesita un liceo público, pero vivimos tiempos en los que defender lo obvio también es una tarea difícil. Todo parecía más fácil cuando en 2015, cuando Javier Bello (PP) era alcalde de la ciudad, el Pleno del Ayuntamiento aprobó por unanimidad la cesión de un suelo municipal para construir el Instituto Francisca de Pedraza. Era un año electoral, un año de promesas y sonrisas, y parecía que la construcción del instituto sería rápida después de las elecciones.

Casi dos años después la Comunidad de Madrid no había hecho nada, esto hizo que los vecinos se pusieran manos a la obra y crearan una plataforma que aglutinaría a las AMPAS de escuelas de barrio y la asociación de vecinos. El 19 de febrero de 2017 convocaron una movilización para pedir la construcción del IES Francisca de Pedraza, que fue un rotundo éxito de asistencia.

Aparentemente nadie estaba en contra de la construcción del nuevo instituto, pero la realidad es que las trabas burocráticas eran todas imaginables. El gobierno de la Comunidad de Madrid dijo que el lote era pequeño cuando era más grande que el de otras cuatro instituciones públicas de la ciudad. El Ayuntamiento vendió aún más terrenos para que esto no fuera un problema y, mientras tanto, el tiempo se acababa.

En los presupuestos de 2018 de la Comunidad de Madrid apareció finalmente un elemento económico para construir el IES Francisca de Pedraza, pero fue menos de la mitad de lo que se necesitaba. Todo indicaba que el PP quería realizar la construcción por etapas, el mismo método desastroso que estaba utilizando para la construcción de centros educativos públicos en toda la Comunidad de Madrid.

La construcción escalonada retrasa la construcción definitiva de los centros educativos, además de aumentar el coste económico. Genera retrasos, conflictos y problemas varios. Se realizan obras parciales, insuficientes, y luego hay que esperar al verano siguiente, a un nuevo presupuesto y anuncio, las obras se retrasan, los alumnos terminan viviendo con el trabajo y recibiendo clases en estructuras insuficientes e inacabadas.

Un disparate tan ineficaz como premeditado, a saber, que en política no existen las coincidencias. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, la Comunidad de Madrid ocupa el primer lugar en cuanto a renta media por habitante, es la que tiene mayor músculo económico de España, pero es la que menos invierte en educación por alumno. Y, curiosamente, es el segundo el que más dinero dedica a la enseñanza privada. Todo ello explica que Madrid sea también la comunidad autónoma donde más gastan las familias en educación.

El 2018 transcurrió como los anteriores, lleno de manifestaciones vecinales y promesas incumplidas, pero el 2019 fue año electoral y una vez más todo parecía más fácil.

En 2019 comenzaron las obras, con un presupuesto insuficiente pero han comenzado, previstas únicamente para llevar a cabo la primera fase del IES Francisca de Pedraza. Las obras de esta primera fase debían estar terminadas en septiembre de 2019 y acoger el primer curso de los alumnos, pero ese verano las obras se paralizaron, las obras fueron abandonadas por la constructora y los alumnos fueron alojados en el cuartel del colegio La Garena. . Los alumnos han pasado todo el curso académico 2019/20 y 2020/21 en el cuartel ubicado en el CEIP La Garena.

Durante el verano de 2021 finalizó la primera fase y los alumnos pudieron inaugurar un liceo Francisca de Pedraza incompleto e inacabado, lo que generó una gran y justificada alegría tras muchos años de lucha de los habitantes del barrio. Cabe recordar la lucha ejemplar de los vecinos, porque si hoy en día hay alumnos que asisten a clases en el IES Francisca de Pedraza es porque algunos vecinos han dado y donado su tiempo y lo mejor de sí mismos para que esto sucediera.

Durante este curso toda la clase está ocupada. Todavía tienen que construir aulas y un gimnasio. El trabajo de la Fase 2 debe comenzar y estar listo antes de que comience el próximo curso, para que haya suficiente aula para acomodar a los nuevos estudiantes. Pero los Presupuestos de la Comunidad de Madrid de 2022, aprobados por PP y VOX, no prevén la construcción de las aulas, sino únicamente la construcción del gimnasio.

IU Unidas Podemos presenta a la Asamblea de Madrid una modificación de los Presupuestos de la Comunidad de Madrid para que se destine más dinero a completar la institución en su totalidad. Yo mismo he comunicado a nuestro Grupo en la Asamblea de Madrid la necesidad de aumentar el presupuesto en aproximadamente 1.900.000 euros para tener fondos suficientes para aulas y gimnasio. La enmienda fue rechazada por el PP, éste y todos los demás, ya que el PP no aceptó ninguna modificación de sus presupuestos.

Esto significa dos cosas: que PP y VOX han roto el compromiso que adquirieron en Alcalá de Henares y, si no se da un giro de los acontecimientos, parte del alumnado del IES Francisca de Pedraza tendrá que recibir clases en el cuartel. como centro carece de suficientes aulas para todas las clases.

Más de siete años después de la concesión del solar, por cuatro presidentes regionales diferentes y la construcción de un instituto, asume las dimensiones de una catedral. A veces las pesadillas se repiten, vuelven a visitarnos en las noches siguientes, y por desgracia la política educativa en la Comunidad de Madrid es una de esas pesadillas que parece que no quieren dejarnos y, lo que es peor, esta pesadilla es muy real y no desaparece cuando abres los ojos.

David Cobo García, Coordinador de Izquierda Unida Alcalá de Henares