Mié. Jun 29th, 2022

GRAF1960. RABAT, 19/11/2018 – El presidente del gobierno español Pedro Sánchez (l) y el rey Mohamed VI de Marruecos durante la reunión celebrada hoy en el Palacio Real de Rabat. EFE/ Ballesteros

  • Carta enviada por la Asamblea de Izquierda Unida de Alcalá de Henares

En Alcalá de Henares estamos muy vinculados a la causa saharaui. Nuestra ciudad está hermanada con la localidad saharaui de Edchera desde 1999, en solidaridad con los refugiados, y cada verano decenas de niños saharauis vienen a pasar aquí sus vacaciones, en el marco del programa “Vacaciones en Paz”, que se lleva a cabo en nuestra ciudad. la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui.

Campamentos de Tinduf en el Sáhara Occidental

El pueblo saharaui tiene derecho a la soberanía sobre su territorio y al cese de la colonización e invasión que sufre desde 1975. El pueblo saharaui se ve obligado a vivir bajo la ocupación de la dictadura marroquí, con continuos episodios de violencia y represión, o condenado al exilio en campos de refugiados en Argelia.

Es totalmente inaceptable el cambio de postura de Pedro Sánchez, que viola el programa electoral del PSOE de 2019, al margen de todas las declaraciones y resoluciones de la ONU. Con ello, nuestro presidente del Gobierno se posiciona junto a EEUU, Alemania e Israel contra el pueblo saharaui y el derecho internacional.

No tiene sentido que la comunidad internacional declare que estamos en contra de la invasión de Ucrania y, al mismo tiempo, aceptamos la invasión del pueblo saharaui. Si la comunidad internacional hubiera sancionado a Marruecos por su invasión ilegal, el pueblo saharaui ya sería libre.

Los saharauis eran ciudadanos españoles hasta que fueron traicionados en 1975. Con la muerte del dictador Francisco Franco, fue Juan Carlos I quien firmó el 14 de noviembre de 1975, en Madrid, el acuerdo con el que España abandonaba el Sáhara Español y los saharauis españoles. , dividiendo su territorio entre Marruecos y Mauritania.

Desde entonces, el pueblo saharaui ha vivido una lucha incesante, sufriendo la represión, la ocupación, el exilio, el saqueo de sus recursos naturales… y la inobservancia absoluta de las resoluciones de la ONU.

Izquierda Unida seguirá defendiendo la soberanía del pueblo saharaui y la descolonización de su tierra, en línea con las distintas resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.