Jue. Jun 13th, 2024
"Cementerio" de pateras y cayucos en Canarias

En 2023, se superaron todas las predicciones en relación a la crisis migratoria en Canarias. Más de 37.000 personas llegaron de manera irregular por mar, lo que provocó el colapso de la administración regional y central. Ante esta situación, se tuvieron que adoptar medidas de emergencia, como trasladar a los inmigrantes a instalaciones militares o turísticas. Esta grave crisis humanitaria tiene su origen en las inestabilidades crecientes en el Sahel.

Los datos oficiales del Ministerio del Interior indican que hubo 37.187 entradas irregulares en Canarias desde el 1 de enero hasta el 15 de diciembre, lo que supone un aumento del 140% en comparación con el mismo periodo del año anterior, cuando hubo 15.466 entradas. Estas cifras muestran el desplome que ha sufrido la región, considerando que la mayoría de los flujos migratorios con destino a España pasan por allí. En total, llegaron 52.945 personas por rutas irregulares en todo el país, incluyendo rutas marítimas y terrestres.

Estas estadísticas tienen consecuencias directas sobre la administración de Canarias, que se encuentra desbordada y sin suficientes recursos para hacer frente adecuadamente a la crisis. Además, se acusa al Gobierno central de no proporcionar los recursos necesarios. Ante esta situación, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha decidido trasladar a miles de inmigrantes de Canarias a diferentes puntos de la Península. Sin embargo, no se ha revelado el número exacto de deslocalizaciones realizadas hasta el momento.

Con los centros de recepción abarrotados, el gobierno ha tenido que habilitar instalaciones militares y sitios turísticos para recibir a los inmigrantes. Sin embargo, esto ha generado polémica, ya que se cuestiona si estos espacios, especialmente los vinculados a las Fuerzas Armadas, cumplen con las condiciones necesarias para llevar a cabo esta función.

El pasado 21 de diciembre, la Red Española de Atención a la Inmigración y al Refugiado presentó una denuncia contra ACCEM, organismo encargado de gestionar el centro de Alcalá de Henares, por la presencia de menores en dicho lugar. Según la denuncia, dos menores que se habían identificado como tales fueron bloqueados y se les impidió salir a la calle después de haber denunciado su condición de menores de edad. Esto generó preocupación, ya que no se estaban garantizando los derechos y la protección adecuada de estos menores según la normativa vigente en la Comunidad de Madrid.

La Guardia Civil expresa preocupación por los acontecimientos que podrían producirse en el próximo año. La inestabilidad en los países de origen de los flujos migratorios sigue aumentando, especialmente con la retirada de las misiones militares occidentales y el apoyo de los gobiernos locales a los mercenarios rusos. Además, se suma la creciente influencia de las delegaciones terroristas de Al Qaeda y el Estado Islámico, que luchan entre sí por el poder y arrastran a la población civil a una situación de violencia. La guerra en Ucrania y la interrupción del transporte de bienes esenciales también contribuyen a la crisis humanitaria.

A pesar de los esfuerzos realizados, la Guardia Civil considera que la situación en Canarias sigue siendo complicada. Se necesitan más recursos, tanto materiales como humanos, para hacer frente a la llegada constante de cayucos. Sin embargo, el Ministerio del Interior asegura que el despliegue de las Fuerzas y Organismos de Seguridad del Estado en Senegal ha frenado el 46% de las llegadas irregulares en los últimos dos meses, interceptando 59 barcos y 7.213 personas en las costas de Senegal y Gambia.

A pesar de estos avances y de un acuerdo alcanzado entre el Parlamento Europeo y el Consejo sobre el Pacto sobre Migración y Asilo, que busca reformar la política común y controlar mejor las fronteras exteriores de la Unión Europea, la incertidumbre se cierne sobre el próximo año. La Guardia Civil teme que la dinámica de 2023, con cifras superiores a la crisis de los cayucos de 2006, pueda continuar en los próximos meses.

Aquí va la fuente original

Por Eva Martínez Castillo

Eva Martínez Castillo es una periodista española especializada en reportajes de investigación. Ha trabajado para algunos de los principales medios de comunicación españoles, como El País y El Mundo. Martínez Castillo es conocida por sus intrépidos reportajes sobre temas delicados, como la corrupción gubernamental y el narcotráfico. En reconocimiento a su trabajo, ha recibido numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo en 2006.