Vie. Dic 2nd, 2022

Foto enviada por PP

  • Pero lo realmente sangriento del aplauso de Javier Rodríguez a Sánchez es la falta de lealtad a la ciudad de la que es alcalde ya nuestra región.
Imagen enviada por PP

¿Y qué atrae tanto a nuestro alcalde Pedro Sánchez? ¿Tu gestión? Vemos; la factura de la luz ha aumentado un 500% desde que Sánchez llegó a la presidencia, el combustible ya es un lujo hasta para los afortunados que tienen trabajo y en la cesta de la compra muchos productos básicos vienen a precio de caviar…

Pero quizás lo que admira el alcalde Sánchez es su constancia: un presidente que nos dice que se avecina un invierno duro y nos pide que bajemos la calefacción en nombre de la paz y la ecología mientras se dirige a Torrejón en helicóptero, acompaña a una comitiva de 18 autos y es un usuario premium del Falcon. Aquel que aprueba grandes subidas de impuestos a las puertas de una recesión para, dice, sanidad y educación, mientras multiplica el número de puestos y asesores y riega el dinero público para sus socios. Un presidente que le aseguró que llegar a un acuerdo con los separatistas y los herederos de ETA le quitaría el sueño y ahora comparte con ellos acuerdo, mesa y mantel. Un presidente cuya palabra ya es negativa.

Pero lo realmente sangriento del aplauso de Javier Rodríguez a Sánchez es la falta de lealtad a la ciudad de la que es alcalde, ya nuestra región; Pedro Sánchez desprecia a Alcalá de Henares ya todos los madrileños y no tiene reparos en demostrarlo. Y es que el líder nacional del PSOE nos ha castigado una vez más rebajando las inversiones en la Comunidad de Madrid y, por tanto, en Alcalá de Henares en favor de otras comunidades como Cataluña, que ha visto multiplicarse la financiación de la Administración del Estado. . De esta manera rinde a sus diputados el tributo necesario para agotar la legislatura durmiendo en Moncloa, a costa de los madrileños. Los retrasos diarios en las Cercanías no se combaten con aplausos, se combaten con inversiones. Y aplaude Javier Rodríguez.

Pedro Sánchez donó a Alcalá de Henares sólo 700.000 euros de los 13 millones necesarios, según el propio alcalde, para paliar los daños causados ​​por el temporal Filomena en la ciudad complutense. Y aplaude Javier Rodríguez.

Los alcalaíes tendrán que pagar de su propio bolsillo la reparación de las zonas verdes y las carreteras afectadas por la nevada, dinero que se podría haber destinado a otras inversiones, tan necesarias en muchas zonas de Alcalá. Y aplaude Javier Rodríguez.

En los barrios de Alcalá, los 4 millones de euros que pagará de más el Ayuntamiento por luz y combustible podrían tener mejor destino. Pero en vez de pedir medidas para paliar este aumento o ayudar a los municipios a hacerle frente, Javier Rodríguez aplaude.

Cuando llega el momento de reivindicar el acceso al norte en la reforma integral de la estación, dejando pasar la oportunidad de curar la herida de una vía férrea que divide la ciudad en dos, Javier Rodríguez calla y aplaude.

También aplaude y calla ante un delegado del Gobierno de Pedro Sánchez que no ha enviado suficientes facturas policiales para las ferias de Alcalá y que, por segundo año consecutivo, ha reabierto todos los informativos por los altercados, dejando la imagen de la única Ciudad Patrimonio de la Humanidad de la Comunidad de Madrid sobre el terreno. Primero silencio, luego aplausos.

También me pareció digno de aplauso que Pedro Sánchez quisiera cerrar la Comunidad de Madrid de forma discrecional en su particular guerra contra Isabel Díaz Ayuso, que demostró cómo gestionar la pandemia de forma ejemplar, compaginando economía y sanidad. Cuando el ego herido de Sánchez podría haber significado la ruina de muchos de nuestros comerciantes, hoteleros y empresarios que madrugan cada mañana para subir la persiana, Javier Rodríguez también aplaudió.

Alcalá de Henares es una ciudad maravillosa, abierta y plural, pero necesita ser dirigida por una persona que se quita la camiseta del partido y se pone la de la ciudad, un alcalde que lucha por sus vecinos y no aplaude a los que están allí maltratado. Un alcalde leal… Otro alcalde.



Judith Piquet es portavoz del PP en el Ayuntamiento de Alcalá y diputada en la Asamblea de Madrid

Aquí va lafuente para saber más.

Por Eva Martínez Castillo

Eva Martínez Castillo es una periodista española especializada en reportajes de investigación. Ha trabajado para algunos de los principales medios de comunicación españoles, como El País y El Mundo. Martínez Castillo es conocida por sus intrépidos reportajes sobre temas delicados, como la corrupción gubernamental y el narcotráfico. En reconocimiento a su trabajo, ha recibido numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo en 2006.