Mar. Jun 28th, 2022

  • El Partido Verde también instó al Gobierno español a transponer la directiva europea sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad.

Más Madrid Alcalá insta al Gobierno de Alcalá de Henares a impulsar, dentro del marco normativo municipal, la obligación de que todas las plantas de producción de energía eléctrica renovable, y las que se establezcan a partir de ahora, en edificios municipales inicien los trámites legales y de participación necesarios para constituirse como Ciudadano Comunidad de la Energía y Comunidad de las Energías Renovables, siempre que sea técnicamente posible, en línea con el proyecto de ley registrado por Más Madrid en la Asamblea de Madrid en el que se obliga al Gobierno regional a promover estas comunidades energéticas.

Foto por Lorena Loeches

En palabras de la coportavoz de Más Madrid Alcalá, María Elena Vaquero, “las comunidades energéticas ponen la transición energética en manos de los ciudadanos y no en el bolsillo de las grandes empresas, se trata de producir energía limpia y barata con los vecinos en un manera democrática El paquete de medidas que planteamos desde Más Madrid serviría para aumentar nuestra soberanía energética y política y para atajar la inflación en el futuro, es un ahorro a cuenta que no depende de la coyuntura económica”.

Más Madrid Alcalá también propone la incorporación en los presupuestos municipales de una partida de gasto para la instalación de un sistema fotovoltaico y la creación de una comunidad energética en la que los excedentes de producción se compartan, en régimen de autoconsumo colectivo, con pymes y familias de la ‘zona, favoreciendo a quienes se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad energética.

Además, desde Más Madrid instan al Gobierno de la Comunidad de Madrid a impulsar estas comunidades energéticas impulsando un marco normativo que obligue a todas las plantas de generación eléctrica renovable existentes, y que se instalarán a partir de ahora, en edificios públicos de la Comunidad de Madrid debe iniciar los procesos legales y participativos necesarios para consolidarse como comunidad energética.

En cuanto al Gobierno español, el grupo político verde insta al Ejecutivo a transponer la directiva europea sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad que define jurídicamente las comunidades energéticas de los ciudadanos y establece un marco jurídico favorable para el desarrollo comunitario de las energías renovables y las comunidades energéticas de los ciudadanos.

“Hoy, las Comunidades de Energía solo pueden compartir electricidad dentro de 500 metros. Esto limita mucho la instalación de las Comunidades a unos pocos edificios en las ciudades. Esta es una limitación puramente política, no técnica. Países como Francia o incluso Portugal, con los que formamos esa famosa isla energética, permiten compartir la electricidad hasta a 2 km de distancia. Estamos en una situación de emergencia, la inflación actual nos debe despertar, con la implementación de las medidas propuestas a nivel local, regional y estatal daríamos el primer paso hacia un nuevo modelo energético mucho más equitativo, ecológico y social” añadió la coportavoz de Más Madrid Alcalá, María Elena Vaquero.