Vie. Dic 2nd, 2022

Tomé la decisión de abandonar la disciplina del Grupo Municipal de Ciudadanos de Alcalá de Henares y ejercer mis responsabilidades políticas como concejal en el grupo de No asignados.

El motivo que me ha llevado a tomar esta decisión, que ha sido bien meditada y meditada, es mi convicción de que Ciudadanos en Alcalá de Henares ha dejado de ser la fuerza política moderada que se necesitaba entre el PSOE y el PP, que se ha subordinado al interés político del PSOE y que, con ello, no sólo traicionó a su electorado natural en Alcalá (que, con un perfil más conservador y moderado, no quiso votar por el PSOE) sino que perdió su fuerza, su sentido político y su herencia como primer partido de oposición.

Yo creo que las decisiones políticas que ha tomado la portavoz municipal y la viceportavoz han desestimado una opción moderada e independiente de centroderecha.

Fuimos la segunda fuerza política en las elecciones de 2019, nos convertimos en el primer partido de oposición para los que no querían votar por el PSOE. Y estamos gobernando con el PSOE. Traicionamos esa confianza y perdimos la oportunidad de demostrar que había un espacio político diferente en esta ciudad.

Un acuerdo de gobierno que fue decidido unilateralmente por el portavoz y el viceportavoz del grupo municipal, sin el conocimiento de los regidores, sin el conocimiento ni aprobación del Ayuntamiento, sin el conocimiento ni voto de los colegiados y también debo decir que contra el criterio de la dirección del Madrid.

Un acuerdo de gobierno que ha provocado fuertes tensiones internas y ha provocado la marginación de aquellos concejales del grupo municipal que no han considerado esta la mejor decisión política.

¿El confinamiento y la pandemia y las terribles consecuencias sociales y económicas merecían un pacto ciudadano? Decididamente. Merecían un acuerdo político y presupuestario de todos los grupos municipales. Pero una cosa es la responsabilidad en un momento tan difícil y otra convertirse en la muleta de un PSOE necesitado de apoyo para sacar adelante sus propuestas, no las de Ciudadanos.

Hoy creo que está claro que el acuerdo de gobierno ha dado tranquilidad y margen de maniobra al gobierno del PSOE y que ha aniquilado el perfil político de Ciudadanos.

Porque la realidad es que además de salir en la foto, Ciudadanos no gobierna. Todas las áreas de competencia de los consejeros de Ciudadanos son aportadas por la estructura de gobierno del PSOE. Ciudadanos no hace nada que no convenga al PSOE, incluidos los ataques a los portavoces de otros grupos.

Esta es la realidad: no hay grupo, no hay militancia, no hay trabajo político, no hay oposición y casi no hay gobierno: no hay nada. Ciudadanos ha dejado de ser en Alcalá de Henares la fiesta útil que debía ser.

Como se puede deducir, mi posición contraria al acuerdo de gobierno ha dado lugar a claros signos de marginación de mi labor como concejal (ver propuestas y mociones).

Mi propio grupo me niega el acceso a la documentación sobre las decisiones que hay que tomar en cualquier ámbito. Mi propio grupo intenta limitar, en colaboración con el PSOE, las iniciativas políticas que propongo para la realización de nuestro programa electoral y, en general, hay un bloqueo total de mi labor política con el único motivo de que abandono y dejo la ‘escritura .

Lo último fue el reemplazo, al mejor estilo franquista, de mis responsabilidades como Vocal de Ciudadanos en el Concejo Municipal del Distrito V y como miembro del Consejo Escolar. Un relevo que pretende ser un nuevo castigo y que se lleva a la Junta Directiva, se comparte con todos los grupos municipales, pero me enteré por una entrevista personal con otro concejal de otro partido.

Este es el estilo político del vocero y del vocero adjunto.

Bueno, lo siento, pero el trabajo político continúa y el acto permanece. Por eso dejo el grupo municipal y mantengo mi trayectoria y posición como representante de los vecinos de una fuerza política moderada e independiente en Alcalá.

Creo que sigue habiendo un espacio político entre el PP y el PSOE, creo que sigue habiendo un espacio político independiente, de ideas, de proyectos ciudadanos, de proyectos que naturalmente pueden coincidir con los del PP y el PSOE .

Miguel Mayoral Moraga



Aquí va lafuente para saber más.

Por Eva Martínez Castillo

Eva Martínez Castillo es una periodista española especializada en reportajes de investigación. Ha trabajado para algunos de los principales medios de comunicación españoles, como El País y El Mundo. Martínez Castillo es conocida por sus intrépidos reportajes sobre temas delicados, como la corrupción gubernamental y el narcotráfico. En reconocimiento a su trabajo, ha recibido numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo en 2006.