Jue. Abr 18th, 2024

  • Como ya he dicho, la unión en un gobierno de PSOE y Cs podría ser la noticia que marca esta legislatura.

  • Analista político colaborador de ALCALÁ HOY

Foto de Pedro Enrique Andarelli

«Acuerdo de Gobierno PSOE-CIUDADANOS en Alcalá de Henares». Sin duda, una noticia sorprendente y, a la vez, factible. Sorprendente porque nada presagiaba la firma de una coalición de gobierno entre PSOE y CS, pero factible por la buena y estrecha sintonía que ambos bandos venían expresando desde hacía tiempo.

Quién nos lo hubiera dicho hace una legislatura, cuando el PSOE gobernaba junto a Somos Alcalá y la exasesora expulsada por Izquierda Unida, Pilar Fernández, que años después Javier Rodríguez y Miguel Ángel Lezcano habrían formado un tándem político.

En el comunicado de prensa emitido por ambas formaciones políticas se ejerce la necesidad de garantizar la estabilidad para el resto de la legislatura. Argumento sorprendente, porque hasta ahora no había indicios de inestabilidad ya que PSOE y CS habían aprobado temas clave para la ciudad junto a esa suma de 18 concejales que ahora será la suma del Gobierno.

Judith Piquet, portavoz del grupo municipal PP

Incluso leyendo este comunicado, se habla de «dejar fuera cualquier acción política en cuestión, como una moción de censura». Este argumento tampoco deja de sorprenderme, porque si se adelantara una moción de censura en Alcalá de Henares habría que combinar la improbable suma de Unidos Podemos, PP y Vox, además de que la concurrencia de Cs sería fundamental. Es decir, si efectivamente hubiera indicios de una moción de censura contra Javier Rodríguez, la Agrupación Municipal de CS tendría la última palabra. Sí o sí, y para neutralizar una moción de censura, no es un requisito sine qua non unirse a un equipo de gobierno.

No critico con esto digo la decisión que tanto el PSOE que, sobre todo, han adoptado Cs. Simplemente enfatizo los dos argumentos que más me sorprendieron a la hora de justificar este acuerdo que, por sorprendente que sea, es plenamente legítimo porque los resultados electorales de 2019 lo permiten. fortuna.

Desde el punto de vista del análisis político táctico, me parece interesante comentar, en mi opinión, cómo este cambio puede afectar el futuro de la política local en nuestro municipio. Y lo haré juego por diversión:

PSOE. Tiene una amplia mayoría en el Ayuntamiento y, como decía antes, si todo ha ido como hasta ahora (con el apoyo de las Cs de la oposición), los concejales de las Cs no han hecho falta para sumarse a una junta. Gobierno. Otra cosa es que el PSOE quiere que CS asuma la responsabilidad que tiene desde la oposición, pero ahora desde el Gobierno. Con el desgaste que esto conlleva de cara a unas elecciones municipales cada vez más cercanas. Y también pescar en el espacio de Cs que hoy, según las encuestas, no tiene nada que ver con el espacio que tenían en 2019. Y también, venderse como una opción de izquierda, pero moderada y capaz de pactar con opciones. como el que representa Cs, frente a Más Madrid, cuyo ascenso en las últimas elecciones autonómicas, ante el propio PSOE, queda por ver cómo se traducirá en elecciones a nivel municipal.

Cs. Forman parte del gobierno en muchos municipios de la Comunidad de Madrid. Sobre todo junto al PP, pero también hay ejemplos de gobiernos con el PSOE. Alcobendas y Leganés, con Alcalá de Henares ahora, son los ejemplos más relevantes. Unirse ahora, menos de dos años antes de las elecciones, tiene sus pros y sus contras. Para explicarlo para ganarme la confianza de los vecinos, quiero decir. Si bien logrará esa campaña al poder ejercer la acción y la responsabilidad del gobierno, queda por ver cómo esta decisión se traducirá en apoyo a la CS. Más aún esta vez cuando las urnas no están de tu lado.

PÁGINAS. Quizás el mayor beneficiario de esta decisión. Hablo en términos políticos tácticos. Porque, con el primer partido de oposición dentro del gobierno, alguien tiene que hacer visible y alternativa a la oposición. Por matemáticas obvias, ese papel recaerá en Judith Piquet y el Partido Popular. Un PP que en la Comunidad de Madrid sube como espuma estimulada por el «efecto Ayuso».

Vox. Creo que esta decisión no les afectará demasiado en términos de estrategia electoral. Podrán atraer votantes que en su día optaron por Cs, sí, pero siento que Vox está en otro juego y, quizás, sus opciones pasan por el enfrentamiento y la venta como algo contrario al PP, con el que realmente compite.

Unidos podemos. Si Podemos Unidos las relaciones con el PSOE eran malas antes (especialmente con el representante de Izquierda Unida, David Cobo), no mejorarán ahora, con la entrada de CS en el Equipo de Gobierno. Alcalá es el claro ejemplo de que un sindicato nacional no debe trasladarse a otra zona, como, en nuestro caso, la local. El peso de United Podemos en la ciudad parece estar en manos de David Cobo, enfrentándose abiertamente a su socio de Podemos. Veremos qué les pasa.

Como ya he dicho, la unión en un gobierno de PSOE y Cs podría ser la noticia que marca esta legislatura. Por lo que conlleva en el presente y, sobre todo, por lo que supondrá para el futuro. Este es un análisis, mío, lejos de las opiniones interesadas que puedan existir en las fiestas y en los movimientos de sala que se desarrollan dentro del Ayuntamiento, de las que no tengo conocimiento.

En cualquier caso, y como ya he dicho, le deseo lo mejor al nuevo Equipo de Gobierno que estará formado por el PSOE y el CS. Porque aunque suene a tópico, es cierto que el futuro y el buen funcionamiento de la ciudad dependerá de ellos (sobre todo porque son el Gobierno) así como del resto de partidos con representación municipal.

El pacto post PSOE-Cs | Por Carlos Cotón apareció por primera vez en Alcalá Hoy.