Mié. Feb 1st, 2023

El Partido Popular de Alcalá de Henares ha criticado “el abandono de las funciones que está desempeñando el alcalde socialista Javier Rodríguez Palacios. A pesar de tener un macrogobierno de 17 regidores, no pudieron aprobar nuevos presupuestos ni presentar las nuevas ordenanzas tributarias para el año 2023”.

«Teniendo en cuenta una mayoría tan amplia, solo puede deberse a dos cuestiones: pereza o no querer votar en contra de las propuestas que haría el PP para las cuentas municipales», dice Judith Piquet, portavoz popular de la Complutense.

“Hemos estado preparando órdenes de impuestos para cada año durante muchos años. Que casualidad que el año en que ya no existe el Plan de Ajuste, el gobierno no implemente el proyecto de las Ordenanzas Tributarias. No hacen cambios, ni siquiera mínimos, para no tener que debatir las propuestas que puedan presentar los grupos políticos de la oposición, que en el caso del Partido Popular sería bajar los impuestos”, explica Judith Piquet.

«No quieren bajar la carga fiscal en un momento de especial necesidad»

A su juicio, «está claro que este macrogobierno de 17 consejeros y multitud de consejeros del PSOE y Ciudadanos no quiere bajar la presión fiscal a nuestros vecinos en un momento de especial necesidad con una inflación elevada y la pérdida de compra de energía, ni para familias con menos recursos, ni para comercios y hoteles, ni para pequeños comercios a pesar de todas las propuestas que están haciendo los PP».

“Sin el Plan de Ajuste, ya no tienen excusa para NO bajar impuestos y tasas a los alcalaínos. Por ello, si no presentan órdenes fiscales para 2023 no es pretender que el Gobierno de Javier Rodríguez, con Ciudadanos, no quiera bajar la presión fiscal para que los alcalaíes tengan más dinero en el bolsillo para afrontar un año muy complicado económicamente”, dice Judith Piquet.

«El Gobierno no quiere que la ciudad tenga nuevos presupuestos»

El líder del PP Complutense de Alcalá de Henares ha recordado que «este macrogobierno que tiene 17 consejeros, algunos de ellos sin competencias ni presupuestos, le cuesta a los alcalaíes 600.000 euros extra al año, 1.600 euros al día para que no incluso sentarse a cerrar las cuentas de 2023. Entre concejales y el nombramiento de hasta cinco tenientes de alcalde, costará a los alcalaínos 1,5 millones más que al inicio de la legislatura”, subraya.

“Con un gobierno de 17 concejales y, por tanto, con una amplia mayoría, el gobierno no quiere que la ciudad tenga nuevos presupuestos. No hay razón mayoritaria ni técnica que justifique esta decisión, salvo que no quieren trabajar para Alcalá. Es el gobierno de la pereza”, añade.

Algunos presupuestos que han rebajado la partida de limpieza

En este sentido, Judith Piquet recuerda que «las cuentas que se ampliarán preveían una reducción del 8% en el presupuesto de limpieza (1,6 millones de euros menos), y no se destinaba ni un euro a aparcamientos, y casi no aumentaban las ayudas a empresas y Pymes de nuestra ciudad a pesar de la delicada situación que estamos viviendo”

En concreto, en este presupuesto actual, prorrogado hasta 2023, señala Piquet, “el gasto en personal directivo, respecto al de 2020, se ha incrementado en más de un 20%, situándose el incremento por encima del 600% desde el inicio del gasto en personal temporal de alcaldes también se consolida, con un incremento del 158% respecto a la pasada legislatura. Del mismo modo, el gasto de los concejales de los grupos políticos también se dispara un 50%».

El portavoz popular recuerda que “se están ampliando unos presupuestos en los que hay concejales con escasas competencias y presupuestos. La concejala de Industria y Transición Energética, Susana Ropero, todavía no tiene ni un epígrafe en su presupuesto. Su área no existe, no tiene personal adscrito ni partidas de gasto, aseguran desde el PP. Esta es la realidad del macrogobierno de Alcalá, un gobierno que no sirve a sus vecinos, sino a quienes lo componen”.

Por Eva Martínez Castillo

Eva Martínez Castillo es una periodista española especializada en reportajes de investigación. Ha trabajado para algunos de los principales medios de comunicación españoles, como El País y El Mundo. Martínez Castillo es conocida por sus intrépidos reportajes sobre temas delicados, como la corrupción gubernamental y el narcotráfico. En reconocimiento a su trabajo, ha recibido numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo en 2006.