Mié. Abr 17th, 2024

La Asociación 11M, golpeada por el terrorismo, realiza diversas actividades en honor a las víctimas del atentado del 11 de marzo de 2004. Sin embargo, durante una visita a un monumento en San Agustín del Guadalix en mayo de 2019, se encontraron con sorpresas desagradables. El monumento había sido modificado y trasladado, ocultando la inscripción conmemorativa del 11M y rodeándolo de referencias a la Guardia Civil.

El presidente de la Asociación, Eulogio Paz, se mostró indignado por la situación, considerando que se diluyeron las referencias al atentado y se convirtió el monumento en un homenaje a la Guardia Civil. La escultura, realizada por Pedro Requejo Novoa, representa una mano sosteniendo una manzana con una paloma a punto de volar, pero Paz la considera un ejemplo de olvido.

El monumento fue reinaugurado en 2014 con la adición de nuevas placas, pero la Asociación nunca recibió una respuesta satisfactoria sobre las modificaciones realizadas. El exalcalde justificó los cambios como parte de una remodelación urbana para hacer el monumento más visible y simbolizar la solidaridad de todos los españoles ante el atentado.

Posteriormente, se añadieron placas en honor a los guardias civiles fallecidos en actos terroristas, lo que generó aún más controversia. El actual equipo de gobierno municipal reconoce que las acciones fueron realizadas por la empresa anterior y no descartan repensar la escultura ante las protestas de la Asociación.

En los atentados del 11 de marzo de 2004 murieron 192 personas y más de 3,000 resultaron heridas. La comunidad de San Agustín del Guadalix también perdió a un joven de origen rumano en los ataques. La situación del monumento en memoria de las víctimas del 11M sigue generando debate y controversia en la localidad.

Aquí va la fuente original

Por Eva Martínez Castillo

Eva Martínez Castillo es una periodista española especializada en reportajes de investigación. Ha trabajado para algunos de los principales medios de comunicación españoles, como El País y El Mundo. Martínez Castillo es conocida por sus intrépidos reportajes sobre temas delicados, como la corrupción gubernamental y el narcotráfico. En reconocimiento a su trabajo, ha recibido numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo en 2006.