Sáb. Jun 22nd, 2024

Foto de Pedro Enrique Andarelli

  • Después de tantas idas y venidas, tantos debates y dudas varias, ya ha comenzado la vuelta al cole después de Navidad.
  • Crónica gráfica del regreso a los colegios Cisneros, Cervantes, Calasanz y Felipe de Neri para ALCALÁ HOY

Ha llegado el momento de retomar las clases, el Gobierno y las Comunidades Autónomas han cerrado la hoja de ruta frente a un nuevo compañero en las aulas: la variante omicron del Covid. El aumento de casos continúa y el pico, aunque no parece lejano, aún no ha llegado, por lo que el Ejecutivo y los Gobiernos regionales prefieren desconfiar de que los centros educativos, como ha ocurrido en oleadas anteriores, sean, insisten, «seguros». sitios «contra el coronavirus».

Hay dos claves fundamentales para volver a las aulas: la primera es que la presencialidad será total. El Real Madrid amenazaba hace unos días con la remontada de forma mixta, pero la apuesta por una vuelta completa acabó siendo mayoritaria, sumándose también el gobierno de Díaz Ayuso. La principal novedad, que es también el otro punto relevante de los Planes de Salud, es que la cuarentena solo será para una clase entera siempre que haya al menos cinco casos de Covid o al menos el 20% de los alumnos estén afectados, en un período igual o inferior a siete días.

“Los entornos escolares han demostrado a lo largo de la pandemia ser entornos seguros en cuanto a la transmisión del virus”, subraya el Ministerio. El desafío en este escenario es fortalecer la vacunación entre los niños y aumentar las pruebas de detección para que puedan reaccionar rápidamente ante un brote. Un brote que, por otra parte, en un principio habría sido en los tres casos, pero que ahora con estos cambios alcanza al menos a cinco positivos o al 20% de los alumnos.

En el caso de la Comunidad de Madrid, estalló una nueva polémica después de que Sol presentara los detalles del nuevo protocolo, que exime de la cuarentena a los menores de 12 años, vacunados o no. Esto provocó cierto enfado en el gobierno central, que no contó con este cambio. Eso sí, en el horario del Ejecutivo de Ayuso cambia la regla para los alumnos de esta edad, profesores y resto del personal del centro que no estén vacunados o que no tengan las pautas completas. En estos casos, estarán en cuarentena durante siete días después de la última reunión con el caso confirmado.


La consejera de Educación de Madrid subraya «la importancia para las familias de que los alumnos regresen físicamente a los centros»

Así lo decidieron Ossorio, y el de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, tras la reunión mantenida el pasado lunes junto a sus equipos técnicos en la sede del Ministerio de Sanidad, donde analizaron los datos actuales de incidencia de la COVID-19 y las previsiones. para las próximas semanas.

Ossorio ha destacado que “la Comunidad de Madrid es consciente de la importancia para las familias de que los alumnos regresen físicamente a los centros, ya que además de los beneficios pedagógicos de las clases presenciales, las escuelas son un elemento fundamental en la conciliación laboral y familiar vida».


El uso de la mascarilla vuelve a ser obligatorio durante el recreo tras la decisión del Gobierno central de volver a sacarla al aire libre

En esta reunión se acordó que los colegios deben mantener las medidas puestas en marcha a principios de este curso escolar, como el uso obligatorio de la mascarilla a partir de los seis años o la figura del coordinador COVID-19. En el caso de la mascarilla, su uso en los recreos vuelve a ser obligatorio tras la decisión del Gobierno central de volver a llevarla al aire libre desde el pasado 24 de diciembre.

También se continuará con el protocolo reforzado de limpieza y desinfección en aquellos espacios que lo requieran en función de la intensidad de uso, prestando especial atención a las zonas comunes y las superficies de contacto más frecuentes o al uso de elementos temporales (tabiques, paneles, etc.) que facilitar la separación entre los estudiantes cuando sea necesario. La ventilación natural seguirá siendo la opción preferente, si es posible de forma permanente e inclusiva, durante al menos 15 minutos al principio y al final de la jornada, durante el recreo y cuando sea posible entre clases.


A partir de este lunes, solo las aulas completas estarán confinadas por un período de siete días por cinco positivos de Covid-19 o más del 20% de la clase.


Asimismo, tal y como se estableció a principios de año para 1,2 millones de alumnos de Madrid, todos los centros educativos de la región han
contingencia, a cargo del Servicio de Inspección Educativa que se adaptan a los diferentes escenarios, a la evolución de la situación epidemiológica.

Considerando el precedente de otros países, donde ha habido una alta incidencia de la COVID-19 entre los docentes, Ossorio resaltó que “para cubrir las pérdidas que se pudieran producir vamos a agilizar la tramitación administrativa relacionada con ese proceso”.