Sáb. May 18th, 2024

La procesión de las Sagradas Formas del pintor alcalino Félix Yuste. Foto de Pedro Enrique Andarelli

  • Carta remitida por el Grupo Complutense de Defensa del Patrimonio en Defensa del Patrimonio.

La UNESCO, garante de la consideración que nos ha otorgado como Patrimonio Histórico Mundial, define bienes muebles como aquellos objetos de Patrimonio Cultural -con valor histórico, arqueológico, artístico, científico o técnico- que pueden ser movidos o transferidos. Es decir, hablamos de cuadros, libros, muebles, monedas, objetos arqueológicos, técnicos…, que podremos exponer en diferentes espacios. Esta concepción de bien mueble también está recogida en la Ley del Patrimonio Histórico Español.

Por poner un ejemplo, en el Ayuntamiento y otros edificios municipales se conserva el óleo sobre tabla “Virgen de la Leche” (siglo XV); La Biblia Políglota Complutense (siglo XVI); el pastelero del siglo XVII con el escudo de la ciudad; el óleo “Cristo Bendición” (siglo XVIII) o el óleo sobre lienzo “Procesión de las Sagradas Formas”, de Yuste (siglo XIX). Y, junto a ellos, cientos de pinturas, esculturas, tapices, muebles, libros, piezas artesanales y técnicas…, completan un patrimonio mueble excepcional que da testimonio de nuestra noble y larga historia.

Esta riqueza patrimonial es la que define por excelencia a Alcalá de Henares, le aporta calidad de vida y facilita un auge turístico, y por tanto económico, que aún no ha alcanzado la más modesta de sus posibilidades. El Grupo de Defensa del Patrimonio Histórico Complutense manifiesta hoy una profunda preocupación por nuestro patrimonio mueble en su conjunto.

Hemos consultado decenas de inventarios del patrimonio que conserva el municipio de Alcalaíno; listados de este patrimonio patrimonial que van desde el “Libro Becerro de la Hacienda de esta Villa de Alcalá de Henares” (hacia 1604) hasta el último de los Bienes Muebles, creado en 2017-18. Además, se ha intentado identificar y analizar las piezas más importantes del patrimonio histórico mueble.


Nuestras evaluaciones, basadas en este estudio, son las siguientes

1) En nuestro Municipio no existe un proceso de inventariado de los bienes del Patrimonio Histórico Mueble que responda a un sistema temporal: han transcurrido 17 años entre los dos últimos inventarios, serán 6 años desde el último inventario realizado; y, por supuesto, nunca se produjo un catálogo.

2) Ni siquiera el último inventario -que debe basarse en los criterios histórico-documentales más actualizados- tiene en cuenta los anteriores en la numeración, en la trazabilidad de las piezas y en el proceso de comparación con la información anterior. .

3) Las piezas carecen de un criterio mínimo de exhibición, y la mayoría no están identificadas con etiquetas descriptivas o explicativas; ni siquiera, en muchos casos, con un número de inventario.
4) Las piezas no cuentan con el espacio expositivo mínimo que permita una contemplación digna, suelen estar hacinadas en vitrinas o rincones oscuros que impiden admirar algunas de nuestras obras de arte más consideradas u objetos únicos en nuestra historia.

5) Todas las carencias anteriores han contribuido a tornar peligrosa la situación de las piezas de nuestro Patrimonio Histórico Mueble, cuyo inventario periódico y sistemático hubiera sido fundamental para evitar pérdidas dramáticas.

Esperamos que la ausencia de algunas de estas piezas en el último inventario de 2018 se deba únicamente a errores en la inserción de la mercancía, como ocurrió, hace unos años, con el dosel del marqués de Bedmar. Pero la verdad es que, simplemente tomando una muestra de la media docena de relojes históricos inventariados en 2001, la mitad de ellos ya no aparecen en el reloj de 2018. ¿Qué pasó con los relojes de metales preciosos a principios del siglo XIX? ?:

– ¿Qué pasó con el “reloj de bolsillo, en oro, porcelana y diamantes”, marca BREGUET À PARIS; con escena rural al reverso; que aparece con el número 273 en el inventario de 2001?
– ¿Y con el “reloj de plata tallada con cadena” que aparece con el número 275 en el mismo inventario?
– ¿Dónde está el reloj de bolsillo, en oro, con acabados en diamantes, porcelana al frente, y atrás con un retrato femenino; marca DUCHÊNE & COMPAGNIE, n° 274?

Es posible que algún día aparezcan en algún cajón remoto del Ayuntamiento; En cualquier caso, ya no podemos permitirnos perder el control de la custodia, ni que los habitantes de Alcalá dejen de disfrutar del magnífico patrimonio mueble que les pertenece. En 2014, la Federación Española de Municipios y Provincias aprobó el documento “Gestión Municipal del Patrimonio Histórico-Cultural”, que insiste en que, “según el ordenamiento jurídico relativo al patrimonio histórico, las administraciones locales tienen una misión de protección, conservación y colaboración con las CCAA.»


Propuesta de intervenciones urgentes del Ayuntamiento


Por ello, el Grupo Complutense de Defensa del Patrimonio considera imprescindibles algunas actuaciones urgentes por parte de nuestro Municipio:

1) Elaboración inmediata de un Inventario del Patrimonio Histórico Mueble propiedad del municipio que, teniendo en cuenta los últimos creados (1958, 1991, 1994, 2001, 2018, Fundación Colegio del Rey, Hospital de S. Lucas…) proporciona información real sobre las piezas de nuestro patrimonio actual, su ubicación y la posible pérdida de aquellas piezas que no aparecen en el de 2018 y fueron encontradas en los anteriores.

2) Compromiso de realizar, con técnicos competentes, una revisión de inventario cada dos años, que permita salvaguardar rigurosamente nuestro patrimonio y evite la pérdida o extravío de piezas de gran valor histórico; así como dictar las intervenciones más urgentes de limpieza especializada, restauración, protección…

3) Elaboración de un catálogo del patrimonio histórico mueblero de Alcalá de Henares, incorporando los estudios oportunos de cada pieza y su relación con el devenir histórico de nuestra ciudad.

4) Incorporación, en cada una de las piezas expuestas, de una placa descriptiva y el correspondiente número de inventario, así como de una placa explicativa general que contextualice cada uno de los diferentes grupos patrimoniales.

5) Intensificación de la seguridad del espacio expositivo e inicio de los trámites necesarios para la colocación de las piezas más significativas de nuestro Patrimonio Móvil en un edificio histórico que dé valor agregado a estos fondos y que pueda constituir un Museo dinámico de la Ciudad, con salas dedicadas a los diferentes momentos de nuestro pasado y a la singularidad de los motivos de nuestro patrimonio. Este espacio museístico se convertirá así en un escaparate educativo que salvaguardará nuestro Patrimonio con la máxima seguridad y concentrará de forma impresionante toda la historia de Alcalá, animando a vecinos y turistas a visitar la ciudad.

Hace tres años el Ayuntamiento aprobó una moción que contenía todas estas propuestas. Sin embargo, nunca se realizaron. Hoy el Grupo en Defensa del Patrimonio Complutense ya no pregunta, exige el control y correcta custodia de nuestro patrimonio mueble, así como la decantación de responsabilidades si se constatara la desaparición de las piezas patrimoniales que pertenecen a cada uno de los Alcalaíno. .



El Grupo Complutense de Defensa del Patrimonio está preocupado por el estado y la falta de inventario de las piezas del patrimonio histórico mueble en Alcalá de Henares. Se han identificado varias carencias, como la falta de un catálogo y de un espacio expositivo adecuado, así como la pérdida de algunas piezas importantes. El grupo propone la elaboración de un inventario actualizado, revisiones periódicas, la elaboración de un catálogo y la mejora de la seguridad y la exposición de las piezas. También sugieren la creación de un museo dinámico en un edificio histórico. El grupo exige la correcta custodia y control del patrimonio mueble y responsabilidades en caso de desaparición de piezas.

Aquí va la fuente original para saber más.

Por Eva Martínez Castillo

Eva Martínez Castillo es una periodista española especializada en reportajes de investigación. Ha trabajado para algunos de los principales medios de comunicación españoles, como El País y El Mundo. Martínez Castillo es conocida por sus intrépidos reportajes sobre temas delicados, como la corrupción gubernamental y el narcotráfico. En reconocimiento a su trabajo, ha recibido numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo en 2006.