Dom. Jun 26th, 2022

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

  • Con centros en Finlandia, el Instituto Carlos III y la Fundación Jiménez Díaz
Foto de la Comunidad de Madrid

En este estudio, publicado recientemente en la revista especializada ‘Antibiotics’, se estudian las propiedades antimicrobianas de dos principios activos aislados de la mora -originaria de las regiones árticas y subárticas de los países nórdicos- frente a la bacteria Staphylococcus aureus resistente a la meticilina. Este organismo está involucrado en la mayoría de las infecciones posquirúrgicas multirresistentes. El trabajo se ha realizado en colaboración con el Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz, el Instituto Carlos III (CIBER-ID) y varios centros de investigación de Finlandia.

El estudio internacional publicado en la revista Antibiotics, en el que participa el Servicio de Microbiología Clínica del Hospital Universitario Príncipe de Asturias (HUPA) de Alcalá de Henares, lleva por título “El componente Sanguiin H-6 de la semilla de mora de las turberas (Rubus chamaemorus) puede prevenir el desarrollo de biopelículas de Staphylococcus aureus resistentes a la meticilina durante la infección de la herida.

Las frambuesas son de color amarillo dorado, suaves y jugosas, y son ricas en vitamina C. Suelen consumirse en mermeladas, zumos, tartas o licores. En Finlandia, estas moras se comen junto con Leipäjuust (un queso local). Además, son ricas en compuestos fenólicos, sustancias con conocidas propiedades antimicrobianas que impiden la formación de biopelículas bacterianas que protegen a los gérmenes de la acción del sistema inmunitario y de los antibióticos.

Este trabajo demuestra la excelente actividad antimicrobiana de uno de los principios activos aislados de las semillas de estas moras (Sanguiin H-6) en ensayos in vitro e in vivo en un modelo de herida y abre el camino para su posible uso en la prevención de lesiones quirúrgicas. intervenciones Infección de la herida, un tipo de infección posquirúrgica.

Las infecciones posquirúrgicas aumentan la hospitalización y el tratamiento antibiótico y también se acompañan de más cirugías, ingresos en UCI y mortalidad. Además, representan una carga económica muy importante para el sistema sanitario. Por ejemplo, se ha calculado que cada infección de una prótesis de rodilla o de cadera puede suponer un coste adicional medio de unos 50.000-70.000 €. Este último es un problema de creciente importancia debido al envejecimiento de la población del planeta. Por tanto, la prevención de este tipo de infecciones es un tema clave que debe investigarse en los próximos años.

El estudio se ha realizado en colaboración con el Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz, el Instituto Carlos III (CIBER-ID) y varios centros de investigación de Finlandia, entre ellos el Hospital Universitario de Helsinki y el Centro de Investigación Técnica VTT de Finlandia Ltd.

En representación del HUPA, el jefe del Servicio de Microbiología, Dr. Juan Cuadros, y el Dr. Ramón Pérez Tanoira, adjunto de este Servicio que durante años ha participado en diversos proyectos de investigación en la Universidad de Helsinki, donde realizó su segundo doctorado. en nuevas terapias contra infecciones asociadas a la formación de biopelículas bacterianas.