Sáb. Jul 20th, 2024

Foto de Pedro Enrique Andarelli (archivo AH)

  • Carta enviada por Roberto G. Fuentes (vecino en Alcalá de Henares)

“Nada ha cambiado, o sí, salvo para peor.

Ayer por la mañana, 1/1/2024, lamentablemente tuve que ir con mi hermana a urgencias de Luis Vives y la situación no pudo ser más dantesca. Sin médico en una ciudad de más de 200.000 habitantes y con una presidenta comunitaria que presumió de esa ciudad en un discurso navideño en la propia Universidad y en el que habló poco de la sanidad complutense.

Después de un reconocimiento realizado por las enfermeras (con extremo cuidado) nos dirigen a Meco o Torres de la Alameda para que seamos examinados por un médico que nos dé la prescripción adecuada.

Alcalá de Henares, ciudad completamente paralizada desde el punto de vista sanitario, un presidente de la Comunidad que se compromete a destituir al director del hospital de Alcalá pero se ve incapaz de disponer de un médico de urgencias en la ciudad.

Después de haber terminado el tratamiento en Meco y muy bien, nos dispusimos a regresar a Alcalá y buscar la farmacia de guardia correspondiente… En total dos horas y media de tratamiento médico… Por suerte mi hermana está bien, gracias. .

En cuanto a emergencias…»



El autor de una carta describe una experiencia negativa en las urgencias del hospital Luis Vives de Alcalá de Henares. Afirma que no había médicos disponibles y que fueron dirigidos a otros centros de atención médica. Critica la falta de atención sanitaria en la ciudad y la inacción del presidente de la Comunidad. El autor relata que, después de recibir tratamiento en otro lugar, tuvieron que buscar una farmacia de guardia. La carta termina sin ofrecer más detalles sobre la situación de emergencia.

Aquí va la fuente original para saber más.

Por Eva Martínez Castillo

Eva Martínez Castillo es una periodista española especializada en reportajes de investigación. Ha trabajado para algunos de los principales medios de comunicación españoles, como El País y El Mundo. Martínez Castillo es conocida por sus intrépidos reportajes sobre temas delicados, como la corrupción gubernamental y el narcotráfico. En reconocimiento a su trabajo, ha recibido numerosos premios, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo en 2006.